Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / EUROPA EN AUTO
domingo 11 agosto, 2019

Recorrido por pueblos de la campiña francesa

Foie gras del Perigord y un vino de Burdeos, ¿qué más? Tres pueblos en la campiña francesa, Burdeos, La Canéda y Rocamadour, para una vuelta de una semana en auto.

R. P.

Una exquisitez, el foie gras de Le Cellier du Pèrigord, en Sarlat La Canéda. Foto: Gentileza Jorge Simonelli

La campiña francesa guarda lugares que posibilitan darse una vuelta de una semana en auto, en la que el recorrido y los pequeños pueblitos que parecen detenidos en el tiempo con sus construcciones medievales, son una invitación a detenerse y pasar un par de días en cada uno de ellos.

En este caso, la propuesta es hacer el camino entre Burdeos, La Canéda y Rocamadour, al norte de Toulouse y al sur de Lyon, para referenciarlo en el mapa.

 

Burdeos

Capital de la región de Aquitania, Burdeos es reconocida por ser una de las zonas vinícolas mundialmente más famosas. Ubicada en el lugar donde el río Garona se convierte en estuario (el mayor de Francia y uno de los más grandes del mundo), era una ciudad industrial y, como tal, opaca.

Hubo grandes reformas, que peatonalizaron el centro y transformaron la costa del Garona, que pasó de ser una zona portuaria al nuevo centro urbano en el que abudan los cafés, los jardines y museos.

Arquitectónicamente, mantiene la construcción tradicional en piedra con pequeñas terrazas que le dan a sus calles el encanto y la monumentalidad que le hicieron ganar el mote de ‘la pequeña París’.

El centro de Burdeos se ubica al sudoeste del río, mientras que hacia el este se levantan las pequeñas y únicas colinas de la región, que marcan el inicio de la zona industrial y los suburbios.

Burdeos está considerado un lugar tolerante y relajado y con un fuerte posicionamiento en la escena cultural, artística y musical.

 

Sarlat La Canéda

En la parte este de Aquitania muy cerca del río Dordogne, en una zona arbolada, se levanta Sarlat, la capital del Périgord Noir, cuyo nombre evoca los placeres gastronómicos y culturales.

Con una gran riqueza histórica a partir de la época medieval, a lo largo de los siglos su evolución le dejó un patrimonio excepcional y fue la primera ciudad francesa que se benefició con un plan de salvaguardia por la ley Malraux de 1964.

Esa riqueza arquitectónica le valió la clasificación de ‘ciudad de arte e historia’ (ville d’art et d’histoire) y posee la mayor densidad de monumentos históricos registrados en el mundo. Callejones medievales, grandes plazas animadas los días de mercado y un ambiente agradable, son parte del paisaje.

Lo mencionado le ha significado a Sarlat La Canéda ser considerada de interés artístico e histórico y no son pocos los productores y cineastas que la eligieron como escenario para sus películas.

Los principales lugares y monumentos a visitar y conocer, son la iglesia Sainte-Marie, reconvertida en mercado y espacio cultural; la catedral Saint-Sacerdos (siglo XIV); la capilla Des Récollets, o capilla de los penitentes blancos (siglo XVII); la Casa de la Boëtie, por su arquitectura renacentista y por ser la casa natal de Etienne de la Boëtie es el monumento más famoso de Sarlat, y el Jardín des Enfeus (siglo XVI), obra de la arquitectura fúnebre, en un edificio religioso, generalmente destinado a los nobles.

 

Rocamadour

Es una comuna francesa situada en el departamento de Lot, en la región conocida como de Mediodía-Pirineos, con casas edificadas sobre un peñón, castillos e iglesias, todo ello atravesado por una única calle rematada por puertas fortificadas.

Hay un sitio, llamado el Hospitalet, erigido sobre el barranco de Alzou, desde el cual se obtiene una vista increíble del poblado. Para acceder, se puede ir en un pequeño tren o los ascensores que hay allí, pero no son pocos los peregrinos que lo hacen de rodillas por las escaleras. Al llegar, reciben la sportelle, una insignia de peregrino.

Y la presencia de los peregrinos se debe a la existencia de santuarios que se levantan sobre la explanada y que conforman una ciudad a la que desde el siglo XII acuden a honrar a Notre Dame de Rocamadour, la virgen negra que alberga la capilla de Notre Dame.

Además de apreciar sus murallas, molinos, fuentes, paredes de piedra y la arquitectura rural tradicional, se puede acceder a las grutas de Lacave y de las Maravillas y al abismo de Padirac.

Tanto en la ciudad como en los alrededores, es posible conocer distintos atractivos, como el Bosque de los Monos, la Magia del Ferrocarril, el Peñón de las Águilas, la Casa de las Abejas, el Museo del Juguete Antiguo y un espectáculo nocturno, Dime, Falco.

 

Más informacion:

Tahití Travel, avenida Rafael Núñez 3612 - 2°Piso, Córdoba, teléfono (0351) 482 1200, e-mail viajes@simonellitravel.com


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.