lunes 27 de septiembre de 2021
CóRDOBA Transporte urbano
05-09-2021 00:52
05-09-2021 00:52

Se reaviva la chance que Tamse y Coniferal absorban líneas de Ersa

La polémica por el mal estado de las unidades y los siniestros viales abre la posibilidad de un progresivo camino hacia un nuevo reparto en los corredores.

05-09-2021 00:52

La salida de Ramón Javier Mestre de la intendencia capitalina sembró interrogantes sobre la concesión de Ersa en 8 de los 11 corredores del transporte urbano de la ciudad, incluyendo Trolebuses, Anulares y la línea Aeropuerto. Desde 2012, el Grupo Ersa se encuentra en Córdoba y sin contar a las barriales, hoy la firma correntina administra en la ciudad los corredores 2, 3, 4, 5, 7, 8, 600 y Aeropuerto. Es decir, un 70% de todo el servicio.

En los últimos días fueron noticia distintas falencias que son endémicas del sistema, según argumentan diariamente choferes y usuarios. A los habituales desperfectos, viajes hacinados y largas esperas, se sumaron dos unidades que perdieron una rueda sobre las avenidas Colón y O’Higgins; dos que se quedaron sin frenos en la subida de avenida Revolución de Mayo y una sufrió el choque de un Ford Falcon en San Jerónimo y bulevar Perón.

Pero lo que más llamó la atención y alertó al Palacio 6 de Julio puertas adentro fue la situación de los controles. De 90 unidades revisadas el miércoles, solamente dos pasaron la inspección, aunque una de ellas (de la línea 40) terminó chocando contra un VW Senda en la esquina de las calles Luis de Azpeitía y Gaona.

El martes ya se había intimado a la empresa luego de que se detectaran más de 10 unidades con la oblea vencida en la punta de línea de barrio Coronel Olmedo, lo que resintió el servicio de las líneas 80, 81 y 85. Este jueves, de 330 coches, solamente salieron a la calle 223.

Traspaso. A más de un año y medio de asumir Martín Llaryora en la intendencia, que los trabajos de control de la Secretaría de Movilidad Urbana recién hayan detectado 88 unidades de Ersa sin condiciones para salir a la calle esta semana despertaron resquemor entre los más cercanos al intendente, según comentaron personas cercanas a la mesa chica del Municipio.

En tanto, se acrecientan los rumores respecto a un futuro y progresivo reparto en los corredores. En primera instancia, las líneas 7 pasarían a Tamse y las 8 a Coniferal. “Lo que se ve es que Ersa se va a tornar cada vez más inviable. Es como una muerte anunciada”, agregaron. La empresa correntina tiene la concesión hasta el 2023 y la situación de los choferes también enciende las alarmas dentro de UTA Córdoba respecto a cómo sería el eventual traspaso de los trabajadores de una firma a otra. Este medio intentó comunicarse con el titular de la cartera de Movilidad Urbana, Marcelo Mansilla, y con el presidente de Tamse, Marcelo Rodio, sin obtener respuesta.

Crítica opositora. “El desmantelamiento en el sistema de transporte, puesto al descubierto tras los reiterados siniestros que protagonizaron varias unidades de Ersa en estos días, es causa suficiente para dar por finalizada la concesión y que sean los trabajadores y usuarios quienes tomen el control del servicio”, indicó Cintia Frencia, concejala del FIT.

A la ya presentada iniciativa para estatizar el sistema de colectivos, la edila sumó que el traspaso de líneas a Tamse se torna “inviable”. “Hace meses en el Concejo realizamos un pedido de informe para que se rindan cuentas sobre el estado de las unidades del transporte y la falta de frecuencias, tras recibir varias denuncias”, destacó.

También Juan Negri, jefe del bloque Córdoba Cambia, puntualizó su crítica a las inspecciones. El concejal fue parte del segundo mandato de Mestre en la ciudad y remarcó que la situación “es producto de la desidia y la falta de control de Movilidad Urbana”. “Esto lo venimos advirtiendo desde hace un año y medio: el transporte está en crisis y aquí lo que hay es como mínimo impericia e incumplimiento de los funcionarios”, resaltó.

Desde su equipo técnico elaboraron un informe donde se visualiza, entre otros temas, que casi el 82% de los vecinos está disconforme con la gestión del transporte urbano y que casi el 84% de los cordobeses tiene algún temor de contagiarse de coronavirus al subir a un colectivo. En relación a las líneas troncales, prácticamente ninguna de las personas encuestadas considera como “muy buena” su calidad de servicio, a excepción de la 60 de Coniferal (4,17%) y los Trolebuses de Tamse (6,25%).

En esta Nota