domingo 18 de abril del 2021
CóRDOBA EN PENAL ECONOMICO
09-06-2019 00:37

Seis emprendimientos inmobiliarios son investigados por estafas fiduciarias

A las megacausas que avanzan en Delitos Complejos se les suman otras menores pero que ponen la lupa en el uso de fideicomisos para consumar defraudaciones.

09-06-2019 00:37

“Cuando se creó, por ley, la figura del fideicomiso, parecía una gran solución pero no fue así”. La reflexión partió hace tiempo de un especialista en la materia y la realidad parece darle la razón.

En la fiscalía del fuero especializado Penal Económico -es más conocido por los casos de corrupción de funcionarios- se investigan expedientes por estafas cometidas dentro de fideicomisos inmobiliarios. Tan solo en la Número 1, a cargo de Matías Bornancini, hay seis causas abiertas, varias con imputados por defraudaciones fiduciarias bajo la figura de “desbaratamiento de derechos acordados”.

Las maniobras incluyen desde la creación de múltiples fideicomisos a los que se van transfiriendo acciones o bienes, hasta proyectos de varias etapas donde las iniciales se ejecutan y el resto queda en la nada.

Doble dueño. Un caso es el del fideicomiso Tower Sur, en Santiago Temple 134 de barrio Nueva Córdoba. En 2012 un cliente compró un departamento en el edificio cuyo proyecto preveía siete pisos en total. Se llegó a construir hasta el cuarto y actualmente la obra está paralizada. Cuando el inversor reclamó la entrega del inmueble comprobó que el mismo apartamento le había sido cedido al colocador de los pisos. Hubo una propuesta de arreglo pero la mediación fracasó. Están imputados el ingeniero Sirur Flores y Martín Kaindl por presunta defraudación.

Love Cordoba. Es otro de los casos que fueron investigados y recientemente se archivó por un acuerdo entre las partes. Una pareja compró un inmueble en el complejo ubicado cerca del Tropezón, en la intersección de las avenidas Colón y Cárcano. Presentaron la denuncia el año pasado porque la desarrollista Inverco no los había notificado de la cesión del terreno. Se había pactado la entrega para 2019. Al no ejecutarse las obras realizaron una conciliación y los demandantes aceptaron una propuesta de acuerdo.

Serena. Se trata de varios proyectos con numeración sucesiva en barrio General Paz. Se presentaron ocho denuncias por incumplimientos en Serena 3, 4 y 5. Según los damnificados los desarrollistas cobraron el valor de las unidades pero no las terminaron. Este expediente se abrió en 2014 e intenta develar si hubo desvío de fondos. En no pocas ocasiones la Fiscalía analizó el archivo de la denuncia porque hubo posibilidades de acuerdos que no se concretaron. La causa no tiene imputados.

Cuyo III. La denuncia fue formulada en 2017 por dos personas que en 2010 y 2011 suscribieron con Lares del Mediterráneo SRL un contrato de fideicomiso para adquirir dos departamentos en un edificio a construir, llamado Cuyo III, en calle Mendoza 1300 de Alta Córdoba. En 2015 la fiduciaria Lares del Mediterráneo transfirió el dominio fiduciario a GyG Desarrollos, que comercializó nuevamente los departamentos que habían sido asignados a los denunciantes. En 2018 se sumó otra denuncia en contra de Lares del Mediterráneo SRL por el adquirente de un departamento en el edificio a construir denominado Aurora de Cuyo IV, ubicado en calle Fray León Torres 1134 del mismo barrio.

Hasta el momento no hay imputados en ninguna de estas dos causas, aunque una de las socias de Lares, Daniela Adriana Elizabeth Pereyra, tiene un antecedente por desbaratamiento de derechos acordados, causa que tramitó en la Fiscalía de Instrucción en lo Penal Económico N° 2 y a la fecha se encuentra elevada a juicio en la Cámara 12° del Crimen.

Aires del Nordeste. Se trata de un loteo del barrio cerrado denominado Aires del Nordeste ubicado en Ruta E53, que actualmente comercializa el fideicomiso del mismo nombre a través de la firma ‘Bajo de los Sauces SAS’ que reviste la calidad de fiduciaria del fideicomiso mencionado. Hace varios años, Matías Ismael Martin, presidente de la empresa ‘Bavel’ y Pablo Marangonzin se reunieron con el titular del terreno -un chofer de colectivo jubilado- para proponerle formar el fideicomiso Aires del Nordeste. Así, el propietario del terreno fue designado fiduciante inmobiliario. Comenzó la venta de lotes pero a medida que pasaban los años el emprendimiento no crecía en obras como correspondía. Finalmente, luego de estudios que revelaron malas gestiones, se removió a la fiduciaria siendo sustituida por la firma ‘Bajo de los Sauces SAS’, administradora que encauzó el negocio.

Actualmente, Martin y Marangonzin se encuentran imputados por la presunta defraudación fiduciaria.

En esta Nota