lunes 26 de julio de 2021
CóRDOBA RENOVACIÓN
29-11-2020 00:35

Tras 18 años de actividad, Documenta Artes Escénicas se transforma

Achica su estructura y se orienta al campo editorial, formación, investigación y residencias de intercambio.

29-11-2020 00:35

“Estamos pensando en limitar cada vez más el acceso del público. Va a haber menos funciones y menos cantidad de espectadores. Estamos yendo hacia la labor editorial, la experimentación, la formación y las residencias artísticas. Entonces, será un trabajo más interno”, empieza diciendo Cipriano Argüello Pitt, quien junto a Gabriela Halac dirigen el espacio.

En efecto, Documenta -que ahora se llamará Casa Documenta- realizaba 130 funciones por año y la estructura de la casa estaba muy vinculada a ese ritmo de funcionamiento. A partir de ahora, las funciones serán más esporádicas, con no más de 30 espectadores y cuando haya proyectos que lo ameriten: “Las obras serán más el reflejo de los trabajos de laboratorio que hagamos aquí, pero no tendremos una programación de jueves a domingos, como hacíamos antes”.

Desde Casa Documenta señalan que esto es algo que venían pensando desde hace un tiempo y que la situación de pandemia profundizó. “Estamos volviendo a ese camino que fue nuestro inicio. Cuando inauguramos, en 2002, pensábamos en la vinculación de tres áreas: formación, investigación y producción (editorial y escénica). El tiempo y la demanda nos fue llevando más hacia la producción escénica, pero nunca abandonamos el resto. Ahora queremos volver a concentrarnos fuertemente en eso. Entonces necesitamos un lugar de trabajo más íntimo y más a medida de estos tiempos”, detalla el dramaturgo y director.

Campo editorial, formación y residencias. Con ensayos como ‘Inundación’ (de Eugenia Almeida) y ‘El viaje inútil’ (Camila Sosa Villada) entre otros, el área editorial apostará a autores no solo cordobeses sino que abarcará también escritores latinoamericanos, siempre vinculados al pensamiento y la cultura. “Hay un montón de proyectos editoriales que están tomando mucho vuelo y dimensión nacional e internacional. Este trabajo está más vital que nunca”, asegura.

En cuanto a formación, se encuentra trabajando en los planes 2021, que estarán vinculados al pensamiento, la cultura y las artes escénicas. Pondrá también el foco en el desarrollo de las residencias de intercambio, que viene realizando desde 2005, con artistas de España y de México y que han redundado en obras de teatro y libros. “Tenemos muchas posibilidades de crecimiento con otros profesionales de la cultura iberoamericana y queremos poner ahí también nuestras energías”, explica.

Financiamiento. Si bien este venía de la mano de los subsidios por funciones o la venta de entradas, el objetivo ahora es pensar en proyectos colaborativos. “Queremos desarrollar proyectos culturales que se autofinancien”.