domingo 28 de noviembre de 2021
CóRDOBA CÓRDOBA EN OFF
21-11-2021 00:49
21-11-2021 00:49

Un diciembre clave en dos localidades del interior

Qué puede pasar en dos grandes ciudades del interior. Además, el enojo del intendente de Río Cuarto, la relación Mestre-Cossar y la concejala que pide matrimonio (y ciudadanía).

21-11-2021 00:49

Como todo final de año, diciembre tiene condimentos propios de tensiones habituales a cada cierre de calendario, pero cierto es que este final de 2021 viene cargado. Por varios motivos que van desde las elecciones, hasta el clima social, el contexto económico y el panorama político. Sin embargo, hay dos localidades del interior provincial que tendrán un microclima particular: Villa María y San Francisco. En la primera, Martín Gill, el intendente en uso de licencia, con cargo nacional como Secretario de Obras Públicas y excandidato tiene un destino abierto. Aunque algunos en Córdoba dentro del peronismo reconocen que hay hombres que habían llegado al ministerio nacional de su mano y ya saben que no van a continuar. “Martín sabe que el futuro de él en Nación no depende de Alberto (Fernández), depende del ‘Gringo’ (Juan Schiaretti). Le mueve un poco los concejales de (Eduardo) Accastello, no le renuevan la licencia y tiene que volver. No va a poder ni siquiera asumir en Diputados, siendo que fue el único que pudo celebrar en el FdT”, dijo un peronista. 
En tanto, en el este provincial el clima está tenso. Ignacio García Aresca dejará la intendencia para asumir en Diputados, pero las críticas que hacen algunos integrantes de Hacemos por Córdoba con mucho peso es que la transición no fue ordenada, no estaba acomodada y se abre una disputa en el peronismo para lo que viene. 


Contacto Juez-Bermúdez 
Desde hace algunas semanas se hablaba de que habían tenido un acercamiento, un contacto. Y que ese llamado de uno a otro había existido después de las Paso. Sin embargo, hay otros que dicen que ese contacto se hizo incluso antes de que se definieran los candidatos de las Primarias, y cuanto todo hacía presagiar que los armados iban a ser otros. Lo concreto es que esta semana, después del resultado contundente de las Legislativas, más de uno en Córdoba lo confirmó y es el acercamiento que se concretó entre Luis Juez y Gabriel Bermúdez. El senador electo y el exsecretario de Transporte, en Provincia y Nación, se tomaron un café, hablaron después de un buen tiempo, y nadie descarta que ese acercamiento se pueda hacer más profundo mirando hacia adelante. “Se conocen hace mucho, hubo algunas diferencias en el medio, un distanciamiento, pero volvieron a conversar. Y a eso en el peronismo lo saben y lo siguen de cerca”, cuentan aquellos que echaron a correr la versión del encuentro. 

 

El enojo de Llamosas
El resultado de las elecciones del pasado domingo sigue dejando comentarios en los bares y los quinchos en los que se habla de política. Sobre todo, cuando la discusión tiene como disparador el rendimiento de la boleta de Ellas, el armado impulsado por el gobernador Juan Schiaretti y que depositó en el Congreso a Alejandra Vigo en el Senado y Natalia de la Sota, en Diputados. La boleta que quedó segunda y a casi 30 puntos de Juntos por el Cambio, con Luis Juez y Rodrigo de Loredo, a la cabeza. Con todo esto sobre la mesa, en la semana hubo varios llamados, pases de factura, ceños fruncidos y algunos intendentes del interior que hicieron saber su incomodidad por lo que faltó para engrosar los números y hacer menos dura la derrota. Uno de ellos, de esos intendentes molestos es precisamente alguien que se vio perjudicado de manera directa por el resultado, ya que la persona que él había colado en la lista, quedó afuera. Y hablamos, claro está, del intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, uno de los molestos porque no se pudo lograr los escasos tres puntos que faltaron para que continuara Claudia Márquez en la Cámara baja. “Juan Manuel está molesto, lo que pasa es que no va a salir a gritarlo. Pero está viendo que, en Río Cuarto, la boleta de Ellas creció un poco con respecto a las Paso y en otros lugares no, se quedó estancada en lo que habían conseguido en las Primarias”, dijo un peronista que recorre el interior y se cuidó de decir con quién existía la particular molestia. Sin embargo, desde una vertiente capitalina del peronismo cuestionaron, también por lo bajo, el rol de Márquez en la campaña. “Hay que contarla completa, cuánto le aportó Márquez a la lista diría yo. Es más, del sur, fue mejor la inclusión de (Sergio) Busso que la de Márquez”, se quejó un peronista capitalino. 

 

Quintela, el ‘enviado’ a reconstruir
Los gobernadores del peronismo están tanteando cómo sigue la partida, qué va quedando en la baraja y cómo se repartirán las cartas de ahora en más después de la derrota a nivel nacional del PJ. Por lo tanto, a pocos les llamó la atención la reunión a la que convocó el gobernador sanjuanino Sergio Uñac con el resto de los mandatarios provinciales del partido para un encuentro con foto incluida y con un detalle particular… la invitación de Uñac a sus pares para ver el encuentro por Eliminatorias de Argentina-Brasil que se jugó el martes en la provincia cuyana. Entonces, con Messi como excusa, varios dijeron presentes, se sacaron la foto y hablaron de política. Cuentan que en esa charla trascendió que el riojano Ricardo Quintela es el encargado de ‘arrimar’ al cordobés Juan Schiaretti al resto de los gobernadores PJ. En Córdoba, tras esa versión, hubo reacciones varias; desde aquellos que miran con mucho escepticismo esa posibilidad hasta otros funcionarios, muy cercanos al gobernador, que resaltaron que la relación entre ambos “es buena” y “viene de antes”. “Le estamos haciendo el acueducto en el noroeste nuestro, en El Chacho que le va a llevar agua a su provincia. Y lo estamos haciendo con fondos nuestros”, resaltó una persona de diálogo habitual con el gobernador Schiaretti. 

 

Se viene un capítulo central en la relación Mestre-Cossar
Cuentan en el radicalismo que estamos entrando en semanas decisivas para saber cómo está realmente la relación entre el exintendente Ramón Mestre y el legislador provincial Marcelo Cossar. Se sabe, como contamos en estas páginas en su momento, que el exviceintendente de Mestre había decidido tomar distancia, que estaba buscando nuevos contactos dentro de la coalición JxC y que empezó a jugar como ‘líbero’. De hecho, así se define Cossar entre sus íntimos en la política provincial. Igual, tanto dentro de la alianza como desde el PJ están observando hasta qué punto es una relación terminada. Por eso, en la semana un radical que los conoce a los dos, contó que en los próximos días tendrán que hablar en serio, porque se definen los contratos en la Unicameral y en el Concejo, donde ambos tienen incidencia. “En el Concejo, la lapicera del bloque de la UCR la tienen los hermanos Mestre y en la Legislatura ocurre al revés, ese es terreno de ‘Capocha’. Pero hay intereses cruzados, porque en los dos lados cada uno tiene tipos que les responden. Por eso, esta situación puede exponer hasta qué punto están distanciados…”, largó con suspenso el radical. 

 

La concejala que pide casamiento (y ciudadanía) por Twitter
Dicen en los pasillos del Concejo Deliberante que es activa en redes. Que le gusta publicar tanto gestión como cuestiones que tienen que ver con su vida privada; y que prefiere Instagram por encima de Twitter. Pero este fin de semana mezcló las dos y fue comentario en el peronismo. Se trata de la concejala del oficialismo Valeria Bustamante que puso en su cuenta de Twitter un mensaje de su hija en la que la joven contaba: “mi mamá se quiere volver a casar con mi papá después de 16 años divorciados solamente para que le de la ciudadanía europea”. A lo que la propia Bustamante, haciéndose eco del tweet de su hija mencionó a su exmarido @germandelfino y puso “es solo un papel lo que quiero. Lamentablemente sos lo más europeo que conozco” y agregó en otra publicación en la red social del pájaro azul otros “detalles” del divorcio. Cuentan que en el Palacio 6 de Julio la sobreexposición en redes sociales no cae bien…

En esta Nota