lunes 19 de abril del 2021
CóRDOBA MARTIN CHIATTI
03-01-2021 00:34

Un guerrero que no se rinde

La historia del cordobés, ex Las Palmas, que fue figura del histórico ascenso de Independiente Petrolero, en Bolivia.

03-01-2021 00:34

Cuando se cayó y sintió el dolor en el hombro, Martín Chiatti aún no había firmado contrato en su nuevo club. Estaba en Bolivia y un sinfín de sensaciones ingratas lo invadió. ¿Adiós fútbol? Una pregunta que se planteó en febrero del 2020 con mucha tristeza. Regresó a Córdoba dubitativo y se operó. Entonces arribó la pandemia y la cuarentena. Y cuando parecía que solo había adversidad, se apoyó en la fe y todo se revirtió: en septiembre lo llamaron de Independiente Petrolero, viajó con las ilusiones renovadas, llegó, se consolidó, la lesión quedó en el pasado, se hizo figura del equipo y logró un ascenso histórico. Todo en un muy poco tiempo, pero atrás hay una historia de perseverancia, desafíos y pasión por cumplir sus sueños.

A los 10 años Chiatti comenzó a jugar en Las Palmas, e hizo prácticamente toda su carrera en ese club tan caro al sentimiento de su familia. Salvo en el 2016 que jugó en Racing de Nueva Italia. A fines de 2017 sintió que su sueño de llegar a un club de Primera división y jugar copas internacionales estaba muy lejano. Por consejo de los ex futbolistas cordobeses Damián Felicia y Javier León vio la posibilidad de ir a probarse fuera del país. Y el 29 de diciembre de ese año viajó a Bolivia. Allá se probó en varios clubes de Primera y no consiguió nada, hasta que Aurora le dio la posibilidad de quedarse, pero en Reserva. Aceptó, jugó seis meses y regresó a Las Palmas. Pero permanecía el bichito de volverse a Bolivia y a mediados de 2019 agarró, nuevamente, las valijas y se fue a buscar clubes en la Segunda división de aquel país. Se probó en varios y quedó en Torre Fuerte. Jugó seis meses la Copa Simón Bolivar y se destacó. Entonces, a inicio de este año lo llamó Deportivo Fatic, de El Alto.

La lesión, las dudas. “Comencé a hacer la pretemporada y en una práctica me luxo el hombro. En ese momento sentí lo que me había pasado y que era para tratarlo quirúrgicamente. No había otra salida. Yo no quería pasar por eso, porque había vivido una situación difícil saliendo de Torre Fuerte. Fue muy doloroso, muy frustrante y llegué a pensar que no quería jugar más. Esa situación como que acabó con mis ganas de pelear por mi sueño. Rompió con mis fuerzas”, le relata el defensor a PERFIL Córdoba; y continúa: “Estaba yendo al hospital y me decía no sigo más, me pongo a trabajar de mi profesión de kinesiólogo. De repente se apagó esa voz y escuché otra. ‘¿Cuál es el problema si quiero que te sucedan estas cosas? Te voy a dar fuerzas para que salgas de esto’. Yo se que fue Dios. Me dio calma en medio de la tormenta”.

Regresó a Argentina, se operó, aprovechó los ocho meses de encierro para rehabilitarse y preparase. Era común verlo sobre la Capdevila entrenando. “Yo reconozco el mover de Dios detrás de todo esto cuando me pongo a ver las situaciones. Llegué a Independiente después de una serie de eventos que viví en Bolivia... Debido a que el año pasado había jugado con Torre Fuerte la Copa Simón Bolivar y había tenido un buen desempeño, el técnico de Independiente vio mi video que le acercó la empresa Kingdom, con la que trabajo, me quiso contactar y llegamos a un acuerdo”, cuenta.

Ascenso y sueño cumplido. Independiente Petrolero es un club de la ciudad Sucre, fundado en 1932, con larga trayectoria en la elite del fútbol boliviano, y que en su momento fue la primera institución chuquisaqueña en disputar un torneo internacional. Fue rival de Talleres en octavos de final de la Copa Conmebol que en 1999 ganó el Albiazul. Pero desde el 2003 estaba en Segunda división.

Chiatti fue figura del equipo que el 20 de diciembre pasado logró el anhelado e histórico ascenso. Según los medios bolivianos “se convirtió en pilar defensivo” del equipo, hizo dos goles y marcó su tiro en la definición por penales en la final frente al campeón Real Tomayapo de Tarija.

Actualmente el cordobés se encuentra en Bolivia a la espera de firmar su primer contrato como futbolista de Primera división. No se rindió, dio batalla, tuvo fe y está pronto a cumplir su sueño.

chiatti

“Independiente mueve mucha gente y hacia 17 años que había descendido. Lo que se logró fue histórico.”

  • Clubes donde jugó:
  • * Las Palmas
  • * Racing de Nueva Italia
  • * Aurora (Bolivia)
  • * Torre Fuerte (Bolivia)
  • * Independiente Petrolero (Bolivia)

En esta Nota