jueves 26 de mayo de 2022
CóRDOBA ANÁLISIS Y PERSPECTIVA
17-04-2022 00:33

Violencia inevitable

17-04-2022 00:33

“Zeus se transformó en cisne para poseer a Leda, en toro para raptar a Europa y en águila para llevarse a Ganímedes”

La incoherencia en un aspecto fundamental: es el rasgo típico de los pensadores laicos contemporáneos. Un destacado filósofo lingüista, nacido en Filadelfia en 1928, justifica la violencia de aquellos con los que simpatiza y condena enfáticamente a aquella que considera reaccionaria; el eminente lexicógrafo logró tempranamente la eminencia en varias universidades (MIT, Harvard y otras). En 1957 publicó una obra magistral (Estructuras Sintácticas) cuyo logro fue descubrir los “universales lingüísticos”. Él, Chomsky advirtió, que los idiomas comparten una sintaxis intuitiva que está en la conciencia humana como parte de la herencia genética.

La celebridad adquirida lo tentó a usar el capital adquirido para opinar sobre cuestiones públicas. Para él, la igualdad racial o la liberación colonial justifican la agresión; y hasta admite la violencia de ciertos terroristas. La violencia es repugnante si la ejerce un estado occidental para defender un país del totalitarismo, pero no en los casos que él juzga justos. Al condenar la guerra de Vietnam, el aludido pasó de lingüista a asesor geopolítico de Estados Unidos.

Otro exponente del género es el existencialista Jean Paul Sartre. Aquí lo cito textual para aventar dudas: “Como no era miembro del partido comunista, ni simpatizante declarado, no era mi deber escribir sobre los campos de trabajo soviéticos” (1950); "La autoridad revolucionaria siempre necesita deshacerse de algunas personas que la amenazan y su muerte es la única manera" (1973). Hasta Bertrand Russell integra la caterva con su defensa exacerbada del pacifismo.

La analogía más dolorosa puede encontrarse en nuestro gobierno actual. El antecedente que he cronicado sirve de sustento para el irracional apoyo a los gobiernos de “Pajarito Maduro”, “Piñata Ortega”, de la “Dinastía Castro Ruz”, del “Espía Putin” y toda dictadura violenta que se declare de “izquierda”. Argentina es parte de la OEA, por lo que está obligada a “promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención”. Lo que sucede es que el dislate de una política exterior de simpatía con las dictaduras criminales no solo resulta repugnante, sino que además priva al país de una mejor relación con todo Occidente.

La teoría anglosajona del conocimiento es el empirismo: el saber se adquiere con la experiencia y al nacer los humanos son una “tabula rasa”. Ya Platón había esbozado la otra idea: “En un hombre que no sabe, hay opiniones sobre aquello que no sabe”. Noam Ckosky complementó la posición del  “saber innato del hombre”, que nace con él y se desarrolla con los estímulos vivenciales.

Los peronistas son una rara mezcla de ambas teorías: nacen con el saber jupiterino innato de cómo asaltar el poder y de la mutación; también son “tabula rasa” que se embanderan con el nacionalismo, comunismo, liberalismo y el fascismo; democracia o dictadura son válidas, dependiendo del ciclo político en que esté inmerso internamente.

Gestor de patrimonios financieros y Contador Público
[email protected]

 

En esta Nota