22 sep 2020
CORONAVIRUS |Urbanización
martes 11 agosto, 2020

En la crisis, la salida es el trabajo

En estos tiempos difíciles se busca generar empleo, una mayor inclusión social y urbanización en los barrios populares.

Daniel Menéndez*

La política social también tiene enfoque de género Foto: AFP
martes 11 agosto, 2020

La semana pasada hemos vivido una nueva celebración por San Cayetano en un contexto totalmente atípico. En una jornada nacional virtual, que tuvo como gran objetivo compartir las diferentes experiencias de trabajo cooperativo en todo el país, también recordamos la marcha histórica de 2016 que selló la unidad de las diferentes organizaciones sociales en un marco de lucha y resistencia al gobierno de Mauricio Macri. Hoy, con otras cartas sobre la mesa, la unidad cobra otro sentido: acompañar a un gobierno que entiende y quiere potenciar el rol que tiene la Economía Popular en los distintos barrios y en los sectores más postergados de nuestra sociedad.

Así es como estamos frente a una oportunidad histórica de revertir la deuda que tiene la democracia con la parte más olvidada de nuestra sociedad. Actualmente en nuestro país hay más de cuatro mil barrios populares que necesitan una urgente urbanización. Es en este contexto en el que desde el Ministerio de Desarrollo Social iniciamos el diseño de políticas públicas para poder mejorar la calidad de vida y el acceso al empleo de quienes viven allí. Lo cierto es que dentro de cada barrio creció la organización popular y es hoy, en medio de la pandemia, donde más se aprecia lo imprescindible que es. Miles de militantes sociales a lo largo de estos meses han puesto todo de sí para salir adelante de esta crisis y garantizar la contención social. Hoy en día hay espacios comunitarios que han tenido un uso totalmente intensivo. Comedores que hoy reciben al doble de personas que antes del inicio de la cuarentena. Clubes de barrio que han reconvertido su apoyo a la comunidad siendo los espacios de base para los operativos de detección de casos.

Actualmente en nuestro país hay más de cuatro mil barrios populares que necesitan una urgente urbanización.

A su vez, ya hemos tenido una buena experiencia en este último verano haciendo parte a los beneficiarios del programa Potenciar Trabajo en la refacción y el pintado de escuelas a lo largo y ancho de todo el país. Este nuevo plan nacional que hemos lanzado el pasado jueves junto al ministro Daniel Arroyo, llamado Obras más Trabajo, pone el foco en mejorar la infraestructura de esos espacios. Permite, además, avanzar con la reconversión productiva de los planes sociales, comprometiendo a los beneficiarios del programa a realizar una contraprestación laboral mejorando sus ingresos y, por ende, su calidad de vida. La iniciativa tiene prevista una inversión de dos mil millones de pesos y otorgará trabajo a más de cuarenta mil personas.

El plan contempla diferentes ejes de trabajo. Este fortalecimiento de los espacios comunitarios es uno de ellos. Desde el Estado se ayudará para que los clubes de barrio y comedores puedan realizar refacciones en sus instalaciones. Asimismo, se fortalecerán los centros de integración comunitaria: allí se trabaja de modo intersectorial y participativo para promover el desarrollo local en pos de la inclusión social y del mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades. Por otro lado, se construirán salones de usos múltiples que sirvan para que distintos actores sociales que integran la comunidad puedan contar con un lugar y así realizar sus actividades sociales y comunitarias.

Coronavirus: prevén menos empleo de asalariados y más de cuentapropistas

A sí mismo, otro de los ejes de trabajo implica contribuir hacia la urbanización del hábitat en los barrios populares con la construcción de veredas mejorando la accesibilidad. También abarca la creación de espacio público verde, convirtiendo espacios que hoy son micro basurales en plazas para todos los vecinos. Por último, se suma el fortalecimiento de los espacios propios de la economía popular teniendo en cuenta dos dimensiones: la de la producción y la de la comercialización. Se van a realizar tareas de reacondicionamiento en lugares donde se desarrollan talleres de producción textil, de alimentos y de la construcción. Por otra parte, se refaccionarán espacios que hoy en día están destinados a la comercialización de productos sin intermediarios, donde tanto micro-emprendimientos, como organizaciones sociales, pueden ofrecer sus productos y así generar una mayor inclusión económica.

Estamos convencidos que la salida al problema histórico de la pobreza es la generación de puestos de trabajo. Para ello, la articulación entre el Estado Nacional, las gobernaciones, las intendencias y los movimientos populares resulta totalmente indispensable. Acompañar a las diferentes unidades productivas que hoy en día ya están generando empleo para expandir sus posibilidades, es una buena forma de generar una mayor inclusión social, algo de suma urgencia en estos tiempos. Es fundamental avanzar para que ese mundo de la supervivencia, que hoy es el mundo de trabajadores de la Economía Popular, adquiera nuevos derechos. Estos nuevos planes llegan para mejorar las condiciones de trabajo en las actividades que se realizan. Desde allí se puede combatir a la pobreza, generar mejores condiciones de vida, construir más humanidad y, por último, fortalecer la propia democracia.

*Coordinador Nacional de Barrios de Pie. Subsecretario de Políticas de Integración y Formación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5126

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.