jueves 23 de septiembre de 2021
CORONAVIRUS Pandemia de coronavirus
12-04-2020 02:59
12-04-2020 02:59

Parroquias alojan a adultos mayores de villas de Ciudad de Buenos Aires

Teniendo en cuenta estas circunstancias, el gobierno porteño preparó treinta centros de resguardo comunitario, entre los que se encuentran iglesias, parroquias y clubes de barrio, en las zonas más vulnerables.

12-04-2020 02:59

Uno de los grupos de mayor riesgo en medio de la pandemia del coronavirus son los adultos mayores que viven en asentamientos o barrios vulnerables. No solo por su edad, sino también por no contar con las condiciones necesarias para llevar adelante el proceso de aislamiento social decretado por el gobierno nacional.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, el gobierno porteño preparó treinta centros de resguardo comunitario, entre los que se encuentran iglesias, parroquias y clubes de barrio, en las zonas más vulnerables de la Ciudad, donde los adultos mayores se alojarán durante el tiempo de la cuarentena. Entre los barrios vulnerables figuran las villas 31 y 31 Bis de Retiro; la 15 (Ciudad Oculta); 21-24 Zavaleta de Barracas, Parque Patricios; Papa Francisco, de Villa Lugano; 1-11-14, del Bajo Flores; Villa Fraga, en Chacarita; Rodrigo Bueno, en Costanera Sur, y Carrillo-Fátima, en Soldati.

 El proceso de incorporación ya comenzó y unas veinte personas aceptaron mudarse a estos espacios. Los lugares fueron acondicionados para unas veinte personas que estarán acompañadas en todo momento, y que contarán con baños con agua caliente, TV y talleres de esparcimiento. En cada uno de los centros serán asistidos por referentes barriales y por el colectivo de curas villeros, con quienes se articularon estas medidas. 

La iniciativa fue impulsada por el Programa Integral de Cuidado para Mayores de 70 años, que depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, que dirige María Migliore. En este sentido, la funcionaria porteña aseguró: “Es un paso muy importante para acompañar a los abuelos de la Ciudad, para que todos tengan las mismas posibilidades de cumplir con el distanciamiento social. En el caso de los centros de resguardo comunitario, destacamos el trabajo articulado con los curas villeros y los referentes barriales para que entre todos podamos cuidar a los más vulnerables en esta situación extraordinaria”.