lunes 08 de agosto de 2022
CULTURA Libro / Reseña

Nuevas preguntas desde el futuro

Con prólogo de Jorge Fontevecchia, el libro intenta echar luz sobre una realidad incómoda y confusa.

14-02-2022 22:30

La mayor parte de este breve ensayo fue escrito durante el año 2020, al que Cwaik califica como terrible, algo que el 2021 demostró empeorar con creces. Vivimos en un país fatídico que fatiga, en una sociedad disgregada y al borde, siempre en un límite donde aguarda lo siniestro. No obstante, existe una realidad líquida donde las relaciones humanas aparentan cierta normalidad indispensable para sobrellevar lo cotidiano. Allí es donde la tecnología ya no es un bálsamo sino extensión humana, el tercer brazo, no así el tercer ojo. Porque el saber resulta esquivo, mediado, generando una nube tóxica de confusión, olvido y error. Pueden llamarlo fake news, contrainteligencia, conspiración para la sumisión de una mayoría anónima, pero la certeza es que tal tormenta tecnológica produce oscuridad tanto como opacidad: el ignorante presume argumentando con falacias. El dilema humano acude a esta situación anómala, donde el yo está desplazado de su vivencia en redes sociales y herramientas tecnológicas, para ubicar una especie de cumbre de elaboración abstracta. Esto es, formalizar interrogantes.

Con siete debates sobre poder, capitalismo, virtualidad, información, generaciones, relaciones y futuro, la instancia es más que disruptiva; la prosa de Cwaik inquieta, encuentra esa fibra que desata una búsqueda de ideas. Ya por los recursos: cita de autores, libros, ya por la forma inocente de conducir el razonamiento, no como un niño inquieto, sino como adulto cansado de la formalidad como endemia de las formas. A lo que lleva, ¿dónde se encuentra el grado de verdad en el discurso global y dominante? De alguna manera, la visión de este ensayo se ubica en una posición elevada pero al bies. Miro el espejo en el espejo pero desconfío de la perspectiva, qué oculta lo que la percepción nos lleva a pensar. El homo tech es una paradoja cercana, como gaucho arreando drones, desde una generación perpleja ante la caída de las Torres Gemelas, generación Spiderman, film en el que borraron el efecto de tal presencia. Lo real modificando la ficción industrial, ahí una clave.

Texto de divulgación, sí, pero del pensamiento con riesgo. Hacia la autocrítica, a una sed de conocimiento superadora del enciclopedismo clásico, porque El dilema humano ya no necesita de credos sino de lectores. De hecho, este libro sobre la tecnología necesita del formato analógico en páginas impresas, que no necesitan de energía alguna ni periféricos, de alguna manera su presencia en librerías conjetura el artificio de la tecnología. Byun-Chul Han, Baudrillard, Eco, Asimov, Descartes, Aristóteles y Mark Fisher, entre muchos otros, asoman desde el horizonte a seguir por el lector joven. De hecho el autor lo es, viene a interpelar a su generación y subsiguientes, viene a regar los pasillos de este laberinto incierto que es lo virtual en la sangre misma. Esta lectura resulta interesante para el lector avezado, porque tiende puentes entre fenómenos contemporáneos como las criptomonedas y líneas de pensamiento que cuestionan cierta esclavitud consentida.