viernes 20 de mayo de 2022
DEPORTES Fútbol
18-03-2022 14:33

Boca pidió jugar el superclásico con la camiseta alternativa por el consejo de un chamán

El Xeneize le pidió permiso a la Superliga para disputar el partido ante River con la casaca amarilla, dado que “porta buenas vibras”.

18-03-2022 14:33

Juan Román Riquelme no solo trajo cambios dirigenciales al club, sino que también busca generar cambios y renovar la fe en los jugadores y los hinchas xeneizes. En esta oportunidad, Boca Juniors pidió ante las autoridades de la Superliga permiso, que fue otorgado, para enfrentar a River en el Monumental con su camiseta alternativa. Se trata de una indumentaria completamente amarilla con algunos detalles en azul.

En el entorno del club aseguran que no solo se trata de un simple cambio de indumentaria, sino un trabajo un tanto más profundo, buscando realizar una jugada mágica. De esta manera, el reemplazo de la camiseta tradicional por la casaca amarilla se traduce en la primera vez que Boca utilizaría una camiseta suplente o no tradicional para enfrentar a River Plate en un superclásico oficial. Claro que lo ha hecho en partidos de menor importancia, competitivamente hablando, como en amistosos de verano.

Esta camiseta amarilla que supuestamente “porta buenas vibras” fue lanzada en homenaje a los 30 años de la fundación de la Casa Amarilla, el histórico predio del club. Además, aseguran desde el club que busca también rememorar una camiseta similar utilizada en la década de los 80.

Boca Juniors busca emitir su propio fan token

¿Dónde comienza está idea de usar la camiseta alternativa ante River? La presentación oficial de dicha indumentaria fue en la semana previa al encuentro ante Estudiantes de La Plata por la Copa de la Superliga. En este partido Boca utilizó la casaca amarilla llevándose un buen triunfo para acomodarse en la tabla de posiciones del torneo de cara al duelo ante su eterno rival.

De esta manera, como el debut de la camiseta alternativa fue tan auspicioso, desde el club la primera lectura fue seguir por ahí: continuar con la buena vibra que el equipo tuvo en La Plata y eso, en el fútbol, muchas veces se traslada a la indumentaria.

Y para que puedan digerir esta idea nos alejamos de Boca por un instante y pensemos en la Selección Argentina. ¿La indumentaria? Tiene muchísimo que ver... Esta idea 'cabulera' se resume en dos recuerdos un tanto dolorosos, lo sabemos. Las dos finales del mundo que Argentina disputó ante Alemania, en Italia 90 y Brasil 2014, la selección uso su camiseta azul suplente. ¿El resultado? Dos derrotas, sin sumergirnos a analizar las formas. Dos derrotas al fin. Por eso, estos detalles para muchos clubes, selecciones, cuerpos técnicos y jugadores son tan vitales como la cuestión futbolística para un partido. Y sincerémonos, en el hipotético caso de jugar una nueva final ante Alemania, o quién sea, que la que diga presente sea la celeste y blanca. En esos partidos muchas veces aferrarse a la fe es un atajo tentador.

Horacio Pagani criticó a Boca por la camiseta amarilla: "Es una falta de respeto a al hincha"

Volvemos a Boca. Sumada a esta impresión finalizado el partido ante Estudiantes, en los pasillos del club corrió una revelación de una fuente cercana a la institución de que hace un tiempo una persona viene haciendo algunos trabajitos para cambiar las energías en Brandsen 805. El mensaje fue claro aseguran: “El domingo, usen la camiseta amarilla”. Es creer o reventar, a fin de cuentas, de esto se alimentan estas historias.

Pero esto no termina acá, en Boca vienen trabajando en este detalle. Hace unos meses, Giorgio Armas, astrólogo y tarotista xeneize advirtió que “la Bombonera está sucia desde hace un tiempo. ¿Por qué sucia? Porque como a Boca le fue tan bien durante mucho tiempo, nos hicieron daño a través de la magia negra brasileña para tumbarnos”, aseguró y se ofreció para combatir este hechizo. Las declaraciones de Armas captaron la atención de Román y de la dirigencia, y desde entonces en el club empezaron a creer en estas cuestiones esotéricas y estar más atentos a la posibilidad de volcar las fuerzas a su favor. De hecho, en noviembre se viene una limpieza. No de plantel, como se habla en la jerga futbolística, sino una limpieza de energías en la mítica Bombonera.

De esta manera, usar la camiseta amarilla en el superclásico ante River es un guiño a la fe. La victoria ante Estudiantes cambió el semblante anímico del equipo y se vio otra expresión futbolística. Cuando asomaba una crisis en el mandato de Battaglia un cambio emergió. Y para reconfirmar el despertar en el juego del equipo desde Boca buscan creer y creer.