domingo 22 de mayo de 2022
DOMINGO Puntos económicos para no pagar de más
27-03-2022 03:23

Cuidar el bolsillo

27-03-2022 03:23

Trabajar de ahorrar, el trabajo de moda post cuarentena. ¿Cómo comprar mejor en el súper? El negocio, entonces, reside en ir al supermercado los fines de semana, que tienen fuertes promociones, al estilo de llevar dos productos y pagar uno, y stockear productos de limpieza y no perecederos.

Por la caída del consumo y de la actividad económica, las empresas no podrán aumentar tanto los precios, porque las ventas se les caerán como fichas de dominó, pero el problema para la población puede dejar de ser la inflación para pasar a ser las suspensiones y el desempleo.

El negocio, entonces, reside en ir al supermercado los fines de semana, que tienen fuertes promociones, al estilo de llevar dos productos y pagar uno, y stockear productos de limpieza y no perecederos.

De ahorrar en plazo fijo ahora se pasó a ahorrar en jabón en polvo, papel higiénico y latas de atún, que son productos con años hasta su vencimiento y que se utilizan inevitablemente. También se aprovecha a stockear yerba, antes del aumento de precios. En las alacenas de los hogares, se ven paquetes de azúcar, de harina y de fideos, que la gente los compra en cantidad cuando hay descuento.

Cuando hay oferta de dos por uno en galletitas, cada vez más gente ve la fecha de vencimiento en los paquetes y calcula cuánto consumirá hasta entonces, y compra en cantidad. (…)

Una recomendación es no tentarse con los productos que están en las punteras de góndola ni a la altura de los ojos, donde suelen estar las primeras marcas, que le pagan al supermercado por ese lugar estratégico. En la parte de abajo de las góndolas suelen estar las segundas marcas, mucho más baratas, y en varios casos hasta producidas por primeras marcas, pero sin presupuesto de marketing para tener presencia en una puntera de góndola.

Con la inflación en crecimiento, otra de las cosas que suele pasar en los súper es que el precio de la góndola no coincide con el de la caja, que es superior. Esto le sucedió y le sucede a este cronista cada vez que va a hacer las compras en cualquiera de las grandes cadenas. La explicación que dan es que pueden aumentar hasta 1000 precios en un sólo día, y al hacerlo por sistema, en las cajas se actualiza en el acto, pero los repositores no dan abasto con el reetiqueteo de precios. 

Entonces, se aconseja prestar mucha atención al precio de la góndola (o anotar todo lo que uno va comprando) y, al terminar de pagar, compararlo con el ticket. Si hay diferencia, que es lo habitual, se debe ir a atención al cliente para que devuelvan la diferencia. La persona que atiende está acostumbrada a este tipo de reclamos (de los consumidores que se dan cuenta, porque la mayoría no se da cuenta), y en varias cadenas contaron que pueden tener fácil 30 de estos reclamos por día. Cada queja demora al menos 10 minutos, porque deben verificar el precio de góndola, calcular la diferencia, y hacer la devolución, por lo que la persona de atención al cliente hoy dedica la mayor parte de su tiempo a estos menesteres. 

Los abogados especialistas en derechos del consumidor se harían un picnic con demandas millonarias a supermercados por decir un precio en góndola y cobrar uno más caro en caja.

Así de rápido están subiendo los precios hoy en la Argentina, con muchos aumentos “por las dudas” de que el dólar se dispare, pero ahora que la divisa se tranquilizó, los precios no bajan. Por eso, el stockeo le gana al plazo fijo, y en la Argentina de hoy el nuevo negocio reside en invertir en latas de atún. Lo que no conviene es pagar con crédito y hacer revolving; o sea, pagar el mínimo, porque ahí el costo financiero total está en franco aumento, de la mano de la suba de tasas.

Si vivís fuera de la Capital Federal, pero trabajás en Capital Federal, o viceversa, te conviene cargar nafta en Capital Federal, que es más barata que pasando la General Paz. YPF y Axion son las estaciones de servicio que tienen nafta más barata. Los domingos suele haber descuento con varias tarjetas. 

Asegurate de tener los neumáticos bien inflados: si estos se encuentran un poco desinflados van a ejercer mayor resistencia y el motor requerirá mayor potencia, lo que demandará mayor cantidad de nafta. Lo mismo sucede con las bujías gastadas y si el filtro de aire está sucio, en especial si tenés un equipo de GNC. 

Ojo con tentarte con el aire acondicionado, porque te está consumiendo nafta. No lo pongas en menos de 24 grados, porque cuanto más frío lo pongas, más combustible te va a consumir. 

Tampoco abras mucho las ventanillas, primero por una cuestión de seguridad, para evitar que te afanen cuando estés parado en un semáforo. Por otro lado, porque las ventanillas bajan dejan que entre aire hacia adentro y de esta manera el coche ofrece una mayor resistencia al andar. Para que te des una idea, si vas a más de 100 kilómetros por hora con las ventanillas bajas, te supone un gasto extra de nafta extra del 5%.

Si el coche estás parado por más de un minuto porque hay una congestión de tránsito, por ejemplo, o cualquier otro inconveniente, ya te conviene apagar el motor, porque consume medio litro de nafta por hora aunque el auto esté sin andar, sólo por el hecho de estar con el motor encendido. 

Tratá de cargar combustible siempre en la misma estación, YPF y Axion son las más baratas, porque aunque no lo puedas creer, los cambios de marca de nafta también sobreexigen el motor, lo que lo hace gastar más nafta. Lo mismo si una vez cargás súper y otyra vez Premium. Lo recomendable es que sea uniforme: siempre lo mismo. 

Otra forma de ahorrar nafta es manteniendo la velocidad lo más uniforme posible, sin frenadas bruscas y aceleradas innecesarias, lo que se dice una velocidad crucero. Por ejemplo, cuando pasás de 100 a 120 kilómetros por hora, el aumento del consumo en combustible se dispara un 45%.

Por otra parte, sacá del baúl lo que no necesites, porque la sobrecarga es otro de los factores que te hace gastar más nafta, por eso es que los acciones te cobran exceso de equipaje si te pasás de determinado kilaje. Por cada 100 kilos de peso adicional, el consumo de nafta o gasoil se incrementa un 7 por ciento.

*Autor de La guía universal del ahorro. Mobilebook Ediciones (Fragmento).

En esta Nota