lunes 19 de abril del 2021
ECOLOGíA Huella humana
23-11-2020 03:28

Monte Everest: microplásticos contaminantes llegaron a la cima del planeta

La montaña más alta del mundo contiene en sus laderas enormes cantidades residuos plásticos, según datos de la campaña "Planeta Perpetuo". Se desprenden de los alpinista en su trayecto a la cima.

23-11-2020 03:28

Un estudio publicado el pasado viernes 20 de noviembre evidenció la presencia de rastros de microplásticos, pequeñas piezas de plástico capaces de contaminar el medio ambiente, cerca de la cumbre del Everest. Estos proceden de equipos de cientos de alpinistas que arriesgan sus vidas para alcanzar la “cima del mundo” cada año.

Carpas de de todos colores, material de excursión, tanques de oxígeno e incluso materia fecal congelada son algunos de los elementos encontrados en las laderas de la montaña, a una altitud de 8.848 metros. Es por ello que el Everest es comúnmente conocido como “el mayor vertedero del mundo”:

Everest contaminado con microplásticos
El imponente monte Everest ubicado en Nepal, país de Asia del Sur

El primer estudio realizado sobre dicho microplásticos se remonta al año 2019. El mismo fue conducido por científicos que pertenecían a la campaña “Planeta Perpetuo” de National Geographic, en conjunto con la empresa suiza de relojes Rolex. Los resultados de la investigación dieron cuenta de que el tipo de material anteriormente mencionado puede encontrarse hasta a 8.840 metros. La información fue distribuida a través de la revista especializada en medioambiente One Earth.

Entre las muestras analizadas, pudieron aislar grandes cantidades de fibras de poliéster, acrílico, nylon y polipropileno. Imogen Napper, investigadora de la universidad británica de Plymouth, se mostró sorprendida tras los descubrimientos hechos en un lugar que, hasta el momento, consideraba remoto e intacto. A su vez, cree se trata de un dato revelador ya que hablamos de la montaña más alta del mundo.

Alex Muñoz: “Tenemos que construir una nueva relación con la naturaleza”

Deutsche Welle reveló que los materiales que componen la vestimenta y utensilios que utilizan los montañeros tardan en degradarse y contaminan más que los recipientes de comida y bebida que traen consigo. El origen de estos residuos, sin embargo, podría ser otro. Los fuertes vientos procedentes del Himalayas distribuirían los microplásticos sobre el monte Everest, aún cuando los mismos no pertenecen allí y recorrieron una gran distancia para alcanzar la montaña. 

jfg / ds

En esta Nota