sábado 08 de mayo de 2021
ECONOMIA Escenarios
25-05-2020 12:03

Deuda: aceleración y "cross default", los riesgos en la negociación

Analistas advierten que los bonistas podrían activar cláusulas que obligarían al Gobierno a pagar casi US$ 14 mil millones.

25-05-2020 12:03

Argentina cayó formalmente el viernes 22 de mayo en el noveno default de su historia al no cancelar, finalizado el período de gracia, un pago de US$ 503 millones correspondientes a intereses de tres bonos globales, que vencían originalmente el 22 de abril. Como paralelamente el Gobierno extendió al 2 de junio la fecha para ingresar al canje y continuar las negociaciones con los acreedores, en el mercado consideran que la cesación de pagos no tendrá mayor impacto, porque la percepción es que en la última semana hubo señales que mejoraron las chances de alcanzar un acuerdo, y por eso, a diferencia de los anteriores defaults, los bonistas no recurrirían a la vía judicial.

Sin embargo, la jugada es arriesgada, advierten los analistas consultados por PERFIL al alertar sobre los escenarios que se abren con un default declarado.

Aceleración de pagos. Lucía Pezzarini, economista de Ecolatina, explicó que “el problema de caer en default es si el 25% de los tenedores de alguna de las series de estos tres bonos se juntan y deciden activar la cláusula de aceleración”. “Tienen el derecho a reclamar el pago de todo el capital de estos títulos”, dijo. Santiago Abdala, analista de PPI, estimó que “implicaría un monto de casi US$ 14 mil millones, porque en la aceleración te reclaman que pagues el nominal todo junto”.

Sesiones virtuales: Diputados avanzará con el proyecto de Ley de Economía del Conocimiento

‘Cross default’. Fernando Baer, de Quantum Finanzas, indicó que “los bonos globales que no se pagaron tienen cláusula cross default con la deuda bajo ley extranjera emitida en 2005, 2010 y 2016, con lo cual si los tenedores de esos bonos logran reunir el 25% de una serie también pueden reclamar la aceleración de pagos”. Pezzarini graficó que es como una cláusula de “contagio”.

El especialista en deuda Sebastián Maril, de Research for Traders, dijo que “contractualmente los acreedores tienen derecho a empezar a litigar contra Argentina y pedir la aceleración de todas las series afectadas por el default, pero si se aplica el cross default, abarca prácticamente a todos los bonos soberanos internacionales”.

Desaceleración. Pezzarini y Baer indicaron que hay una forma de “curar” y revertir eventuales pedidos de aceleración de pagos, tanto de los tres bonos impagos como los de los que se reclamen por cross default. En el caso de los que aceleraron por cross default,el camino es pagando los US$ 503 millones, pero para eso hay un plazo de sesenta días desde que el país entró en cesación de pagos. O sea que la fecha a tener en cuenta es el 22 de julio. “Si dentro de los sesenta días del evento del default el Gobierno paga lo que se debía, automáticamente la aceleración del cross default queda sin efecto”, puntualizó Baer.

“Desandar la aceleración de los bonos impagos, es decir los bonos Globales 21, 26, y 46, es más exigente, porque requiere que se paguen los US$ 503 millones, pero además se tiene que lograr que el 50% de los tenedores de cada serie que te aceleró te acepte la cura”, explicó Pezzarini.

El FMI se mostró optimista por un acuerdo por la deuda

Calendario. El Gobierno extendió al 2 de junio la fecha para ingresar al canje, aunque queda abierta la posibilidad de volver a aplazarla. Un informe de Delphos evaluó que “la única fecha que realmente importa es el 30 de junio”, cuando vencen los cupones de los Discount del canje 2005 y 2010. “Sus condiciones de emisión son más duras que las de los bonos emitidos por Macri, por lo cual debemos tener en la cabeza como fecha límite el 31 de julio”, remarcó.

En esta Nota