lunes 20 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economía
10-09-2021 13:41

Billeteras virtuales: las que quedaron en el camino

Evolution Invest es el caso de una firma que había desembarcado en el país con inversiones externos, pero no logró desarrollarse.

10-09-2021 13:41

Mercado Pago, Ualá, Cuenta DNI, ValePei son las cuatro billeteras virtuales que hoy concentran cerca del 90% del market share. En total, hay casi 7 millones de personas en el país que las usan. Si bien es un segmento que no para de crecer, y uno de los pocos que ganó terreno durante la pandemia, también es interesante ver aquellas empresas que quedaron en el camino y no supieron encontrarle la vuelta.

Una de ellas es el caso de Evolution Invest, cuya CEO, Laura Iglesias, admitía que las billeteras virtuales serían “la base del futuro de las transacciones comerciales a nivel global” pero no pudo lanzar su propia marca en el país ni en la región. De hecho, su empresa tenía desarrolladores en el país pero complicaciones financieras y económicas –que de hecho llevaron a varios de sus empleados a iniciarle juicios labores por la retrasos y falta de pago- hicieron que mudara su área de tecnología fuera de la Argentina. “Las restricciones cambiarias van a estancar el crecimiento de los desarrollos tecnológicos locales”, comentaba. Sin embargo, en el último año la Argentina se ha vuelto competitiva a nivel costos y cada vez son más las compañías que deciden tener su base tecnológica en el país.

De la mano de los pagos digitales, se duplicó el sistema fintech local

Según la consultora Brain Network, de los casi 7 millones de usuarios que cuentan con billeteras virtuales, un 50% usan Mercado Pago, un 30% tienen Ualá, un 15% la app del Banco Provincia y, en cuarto lugar, está ValePei de Red Link.

El caso de Evolution Invest no deja de ser, quizá, el más llamativo dentro de la industria, ya que había desembarcado en el país con inversiones de afuera y una marca que había tenido problemas en Gran Bretaña. Esas dificultades siguieron y Laura Iglesias no pudo desarrollar ni la billetera virtual ni el negocio de onboarding digital que se había propuesto.

El mercado en el que operamos va a crecer exponencialmente en el corto plazo. Esto nos genera un desafío cómo empresa”, aseguraba Laura Iglesias, que trabaja en Evolution Invest junto a sus hijos, quienes también dejaron de trabajar por los mismos inconvenientes de pago mencionados anteriormente.

Perfil habló con alguno de los empleados que trabajan para Evolution Invest, quienes pidieron mantener el anonimato porque todo está en los juzgados. “Vendía espejitos de colores. Al principio los desarrollos parecían serios y se estaba trabajando bien, pero como no conseguía lanzar al mercado ningún producto, no entraba dinero genuino y empezó a atrasarse en los pagos y empezó la bicicleta. Primero se fue el socio que tenía, después algunos empleados empezaron a pedirle que les pagara lo que correspondía hasta que se hizo insostenible. También tuvo problemas con muchos proveedores, a los que no les terminó pagando. Sabemos que llegaba plata de afuera pero no sabemos en qué la utilizaba. Hubo un momento en que los inversionistas dejaron de enviarle plata y ahí dejó de pagar y terminó mal con todos. Estamos en juicio porque nos debe plata a todos”, comenta un empleado que trabajó más de seis meses en Evolution Invest con Laura Iglesias. 

Fintech para principiantes: claves para saber qué son y cómo usarlas

No es la primera vez que la empresaria de origen mendocino tiene complicaciones empresarias en el país. Hace varios años –en 2015- había adquirido Costa Brava, una pesquera de Mar del Plata con cerca de 50 trabajadores a la que volvería a poner en funcionamiento. El resultado final fue que tampoco lo logró, ya que no pudo pagar las indemnizaciones que correspondían y los trabajadores no aceptaron, en varias oportunidades, las propuestas de Iglesias.

Desde ese entonces, cambió de rubro y aunque el foco estuvo puesto en lo tecnológico, de la mano de promesas de inversiones extranjeras, Iglesias no logró consolidar a Evolution Invest dentro del mercado de las fintech en el país y actualmente vuelve a enfrentar problemas legales con ex empleados y proveedores.
Las billeteras virtuales funcionan, pero no para todos.