martes 16 de agosto de 2022
ECONOMIA Santa Fe

"Chorilenta": comedores elaboran chorizos de polenta para protestar contra el Gobierno

Organizaciones sociales de Granadero Baigorria denuncian que no reciben ayuda desde febrero y buscaron una manera de hacer visible sus necesidades.

18-07-2022 19:55

Comedores comunitarios de la localidad santafesina de Granadero Baigorria comenzaron a elaborar “Chorilenta”, es decir chorizos de polenta) como un modo de visibilizar las necesidades para darles de comer niños y adultos.

"Esta iniciativa nació al igual que aquella de 2000 y 2001 en el comedor Los Gatos, en la zona sur de Rosario”, comentó Walter Vallejos, referente de los comedores “El Sol” y “Madres Unidas”, donde preparan medio millar de raciones diarias para los más necesitados.

“No queremos salir a las calles a marchar porque vemos que la crisis la han empalmado con una interna política”, indicó en una entrevista realizada por Cadena 3 de Rosario, en clara referencia a las diferencias entre los dirigentes emblemáticos del Frente de Todos.

Jorge Lanata llevó 110 jubilados a su programa y comparó sus ingresos con los de Cristina Kirchner

Vallejos aclaró que no es una comida de todos los días, sino “es una parte representativa para protestar. A los chicos se les hace guiso, menudos y arroz”, entre otras comidas.

“El gobierno nacional no nos ha mandado nada desde febrero y están desembarcando solo en el Conurbano. Estamos en contacto permanente con Desarrollo Social pidiendo que nos manden algo, pero hasta el momento no nos ha llegado nada”, se quejó el referente social.

La vida al límite

Según Vallejos, “es triste lo que está pasando, la gente no compra un kilo de carne picada, sino por 100 pesos para hacer de comer. Entre vecinos juntamos todo y hacemos de comer para todos, es lo que se busca. El menú es fideos, arroz, alitas de pollo, carcasa. Un puchero sale más caro porque un kilo de papas está a 100 pesos”.

Con respecto al ánimo que impera entre los asistentes a los comedores, comentó que "a la gente la ves desesperanzada, perdida, con ganas de hacer algo, progresar y no tiene las herramientas suficientes. Mucha gente no encuentra la salida para salir de la crisis en los barrios periféricos a las grandes ciudades, están todos haciendo rosquitas, churros, tortas fritas, venden ropa, van a la feria y cambian cosas para sobrevivir en el día a día".

LM/ MCP