jueves 05 de agosto de 2021
ECONOMIA Tipo de cambio y brechas
24-08-2020 22:09

Dólar: ¿le conviene una devaluación a la industria?

En el sector automotor consideran que es mejor trabajar sobre los reintegros a exportaciones. Advierten por mayor proteccionismo a nivel global.

24-08-2020 22:09

Las perspectivas de una devaluación, a diferencia de otros momentos donde la debilidad del peso generó aire para las exportaciones, preocupa a la industria porque podría encarecer insumos y fogonear la inflación, mientras que la posibilidad de ganar mercados por la vía del tipo de cambio es limitada frente a los costos internos altos y un mundo con más restricciones comerciales.

“Devaluar no ayuda a incrementar ventas al exterior porque estamos en la peor recesión mundial desde 1929, por lo que hay que ir pensando que el mundo va a tomar medidas proteccionistas”, analizó Walter Morales, presidente de Wise, consultora en economía, finanzas y estrategia. “Aceleraría la inflación, ya que la gran mayoría de los precios de la economía se rige por el oficial. En lo inmediato, el Gobierno tiene que trabajar para que las empresas no tengan aumentos en sus costos por encima de 2,8% mensual”, agregó.

Desde la industria automotriz, también consideran que un tipo de cambio muy devaluado perjudicará a las partes y modelos importados. “Se puede mantener el tipo de cambio actual y retomar la quita de los reintegros a la exportación. Esa puede ser una buena ecuación sin tocar el tipo de cambio. No tiene sentido devaluar para que todo lo importado sea más caro. Si el tipo de cambio devalúa todo va a ser más caro y el mercado se va a achicar”, explicaron Martín Zuppi, Director General de FCA en Argentina, Pablo García Leyenda, Director Comercial de FCA en Argentina, en la presentación de la nueva Strada de Fiat.

Qué podría pasar si ponen restricciones al dólar

Para Morales, una devaluación profundizaría la problemática de las empresas, ocasionando el cierre de muchas de ellas, ya que pre-cuarentena, “como recién se estaba saliendo de la recesión las empresas tenían bajos stocks, por ende se le revalorizaría poco el activo en momentos en los cuales el pasivo crece a pasos agigantados, lo que resta capacidad crediticia futura”. A eso se suma que “desvaloriza las cuentas por cobrar” lo que potencia la crisis de las empresas.

“Una devaluación haría que el precio promedio aumente, lo ideal es tener un tipo de cambio competitivo, no demasiado devaluado porque sino los modelos que se hacen en brasil van a costar mucho más caros en el mercado local. El más perjudicado va a ser el cliente y la red de concesionarios por el menor volúmen”, remarcaron los directivos de FCA. “No es fácil trabajar con control de cambios y con un cupo, pero se entiende que el Gobierno necesite una balanza equilibrada entre importación y exportación”, agregaron.

En el mientras tanto se trabaja para mejorar la integración de partes locales a la producción. En el caso del Cronos, que se fabrica en Córdoba, el 48% se hace con piezas locales. “Lo que hicimos fue desarrollar proveedores en la Argentina para el mercado local. Eso depende de la economía local y regional, muchos tienen referencias en Brasil. Hay algunos proveedores que se están yendo”, advirtieron.

Marcó del Pont dio detalles del ATP 5 y remarcó que se volcó 5,2% del PBI para sostener empleos

En el corto plazo, el consultor considera que hay despreocuparse por el dólar oficial y pensar en poner más énfasis en las empresas “puertas adentro para comenzar a hacer negocios en la economía real”.

Desalentar la demanda de importaciones puede dar aire parcial. El 80% de las compras al exterior son insumos y bienes de capital para la industria, que volverán a necesitarse cuando vuelva a girar la rueda de la producción. “El mercado espera tarde o temprano un nuevo cepo al dólar. El exceso de pesos y la mezcla de desequilibrios e incertidumbre forman un cocktail que cada vez empuja más al alza al CCL y el MEP, mientras que la brecha más alta obliga al BCRA a vender más reservas que ya son escasas”, resumió sobre las expectativas un informe de Portfolio Personal Inversiones, PPI, dirigida por Sabrina Corujo.

“Es probable también que después del canje el equipo económico empiece a mostrar las cartas del nuevo plan y traer algo de tranquilidad a los mercados que piden urgente algo de certidumbre”. El Gobierno prevé enfocarse en los anuncios de las 60 medidas prometidas a partir del cierre de la reestructuración. 

PV / DS