miércoles 12 de agosto de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / Organizaciones
jueves 23 julio, 2020

Herramientas de liderazgo para que las empresas evolucionen en la pospandemia

En estos momentos pandémicos las empresas necesitan que sus líderes salgan del modo "superviviencia", de lo urgente y poder preguntarse para qué, hacia donde.

Rubén Szysch*

Trabajo Foto: StockSnap / Pixabay

En el campo organizacional, y teniendo en cuenta el actual contexto con un mayor nivel de exigencia y presión para dar respuestas, se genera una modalidad reactiva y de corto plazo entre los directivos de las empresas. Con lo cual es posible ver cómo muchos gerentes acrecientan su modo "supervivencia".

Con esta particularidad es difícil sostener equipos y empresas, generando un desarrollo que resulte sostenible en el tiempo. Los efectos y consecuencias de logro, tendrán un alto costo.

Es desatinado querer tener la razón a costa de lo que se puede destruir. Sin embargo, en muchos líderes este es un modelo inconsciente para cuidar el territorio. La clave se encuentra en la palabra “luego”.

Parece obvio, el concepto luego, temporalmente, sucede después del "ahora". Pero en la práctica esta situación es una de las variables que impide lograr metas básicas.

Ahora es la urgencia, es el aquí y ahora y que tiene como eje central el modo supervivencia.

Supervivencia que nuestro cerebro decodifica como vida o muerte y en realidad en nuestro contexto actual probablemente se trata de temor, desconocimiento, inseguridad, necesidad de control (falsa creencia de control).

Hace muchos miles de años requeríamos de la no duda, decidir firmemente y en automático, porque solo algunos segundos de demora implicaban ser devorados por un depredador. Es importante decir aquí que el cerebro conoce tres mecanismos de respuesta ante situaciones complicadas: ataque, huida o parálisis.

En general, en los varones puede manifestarse de manera más explícita, física y de fuerza, en las mujeres de forma más cautelosa, pero también con una enorme intensidad, explosividad y duración en el tiempo.

Una de las variables que permite organizar un nuevo hábito para limitar mi verdad y hacer foco en los resultados, es la visualización del resultado, experimentar aunque solo sea por unos segundos el beneficio del logro, lo que vamos a conseguir, lo que podemos  llegar a "ser".

 

Qué empresas podrán solicitar el ATP 4 que se paga en agosto

 

Visualizar, experimentar, sentir el logro, el resultado, puede significar la sostenibilidad de largo plazo, desarrollarse profesionalmente, otros. “Placer de corto plazo en muchas ocasiones genera un dolor de largo plazo y un dolor de corto plazo puede implicar placer de largo plazo”.

En muchas oportunidades mi verdad representa una necesidad imperativa, una falsa salida. La falsa creencia de pérdida de oportunidad. La imposición de la verdad funciona  como un telón de fondo pesado, que impide poder trascender el corto plazo. Una reacción de corto plazo imposibilita mirar las consecuencias que provocará el ganar.

En muchas circunstancias hay que aplacar la necesidad de la verdad en pos de otros objetivos más valiosos: la trascendencia, la perdurabilidad, el crecimiento sostenido.

 

AFIP dio más de 15 días adicionales para pagar Ganancias y Bienes Personales

 

Uno de los aspectos de la madurez en el liderazgo es aprender a distinguir cuales batallas dar y cuáles no. Tener también consciencia de las posibilidades, Distinguir la potencia disponible y comprender que hay elementos de la realidad que van mucho más allá de las posibilidades. La madurez implica que ceder, no es resignación, sino alternativas de logro.

Resuena la idea de la potencia amplificar nuestra potencia. No olvidemos que el omnipotente encierra la misma condición que el impotente: la inseguridad.

Cuestionarnos nuestra verdad para poder pasar a una etapa superior es intentar escuchar, empatizar con el otro.

El otro no es un enemigo, sólo es alguien con sus propias construcciones mentales, que también necesita para constituirse, poder imponer su verdad. Es  alguien que tampoco puede permitirse escuchar, dados sus propios límites.

La construcción e integración de la inteligencia emocional y las neurociencias aplicadas, implica poder, a pesar de la pasión que nos invade, correrse de la supervivencia e ingresar en el campo de la trascendencia.

Aprender a reconocer que la partida es larga y desde una perspectiva más amplia, salir de lo urgente, del aquí y ahora y poder preguntarse para qué, hacia donde.

"En estos momentos pandémicos es necesario incluir en el liderazgo palabras como creo, siento, considero, me parece. Ampliar la mirada".

Pasar de una teoría de la “verdad” a una tentativa de encuentro, complementariedad, aceptación. Allí se abre un campo de alternativas y posibilidades.

Estas son variables indispensables para que las empresas y sus líderes puedan seguir evolucionando cuando está pandemia concluya.

 

* Lic en Ciencias de la Educación; Director de Szych-Marcovich & Asociados.

CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5085

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.