jueves 26 de mayo de 2022
ECONOMIA Marco regulatorio
06-05-2022 19:47

La industria del cannabis podría generar exportaciones por US$ 1.000 millones

Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina de Cannabis, estima que la ley aprobada esta semana permite dar los primeros pasos para el desarrollo de nuevos productos y mercados.

06-05-2022 19:47

Este jueves, la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto que establece el marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal y Cáñamo Industriales, con 155 votos a favor, 56 en contra y 19 abstenciones. 

Pablo Fazio, Presidente de la Cámara Argentina del Cannabis (ArgenCann) opinó que “el espíritu de la ley refleja que los actores del próximo tiempo del cannabis en nuestro país debieran ser las pymes, emprendedores, cooperativas y grupos de asociaciones que vienen trabajando con este tema desde hace mucho tiempo.  Esperemos que la reglamentación, la conformación de esta agencia y el otorgamiento de las futuras licencias, ese espíritu que transpira esta ley se vea reflejado y no haya sido un puñado de buenas intenciones”.

Fazio comentó a Perfil que a través del marco regulatorio para la producción de cannabis con fines medicinales, se autorizaron 15 proyectos, estatales y privados, durante el año pasado y algunos más durante lo que va de 2022. 

Jujuy: comenzó la cosecha de cannabis más importante de América Latina

Con la ley aprobada esta semana, “se avanza sobre una agenda que tiene que ver con el uso de cannabinoides en alimentos, bebidas, productos veterinarios, suplementos dietarios y en todos los subproductos del procesamiento de la biomasa del cáñamo, que es una variedad de cannabis con plantas muy generosas, tallos de diámetros muy anchos de los que se extraen fibras que luego se transforman en diferentes usos como bioplásticos, biocombustibles, celulosa, textiles. Además está el procesamiento de otra parte de la planta, como es la semilla, donde se extrae aceite comestible para gastronomía muy rico en omegas”, afirmó Fazio.

Experiencia agroindustrial

En cuanto a las posibilidades para el desarrollo de la industria del cannabis en Argentina, el presidente de ArgenCann indicó que “además de una potencia agrícola es potencia industrial con gran capacidad instalada y una industria alimentaria y veterinaria, farmacéutica, tenemos la capacidad de transformar la producción primaria en una oportunidad de negocios. La apuesta sería generar cadenas de valor y un mercado interno que permita la inscripción y comercialización de productos que después podamos exportar al mundo”.

Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo proyecta la generación de 10 mil puestos de trabajo en una primera fase de desarrollo de esta industria, con un mercado interno de 500 millones de dólares. “Nosotros, desde nuestras proyecciones como cámara, calculamos que una vez sancionada esta ley, reglamentada y habilitado un mercado interno de flor seca y la posibilidad avanzar esta senda en el desarrollo de productos alimenticios, veterinarios, suplementos dietarios, etc. Argentina de acá a los próximos 10 años puede generar más de 1.000 millones de dólares”, indicó Fazio.

Pablo Fazio 20220506

Según el presidente de ArgenCann, “hay que hacer las cosas con seriedad y una planifcación adecuada porque estamos dando los primeros pasos de una industria que es inicial en Argentina e incipiente en el mundo. No es una industria consolidada a nivel mundial. Es un mercado regulado, pequeño, que está creciendo pero no podemos perdernos o emborracharnos en el optimismo de que el cannabis no es la nueva soja y que vamos a producir en muchas miles de hectáreas para colocar la producción en todo el mundo”. 

Desafíos para la industria

Para que tengan éxitos los fines de la ley, Fazio opina que primero debe haber un plan estratégico, porque vamos a tener una agencia regulatoria, cuyo primer mandato debiera entender claramente el mercado que está creando, la demanda agregada real que ese mercado generará y en qué tiempo y, en función de esas ventajas, planificar el despliegue la industria, otorgando cupos de producción para abastecer esa demanda agregada.

“Es una mirada quizás muy personal, pero creo que el primer paso debería ser ese y luego otorgamiento de licencia, evaluando los proyectos apuntando a aquellos que pretendan integrar valor o tengan un nivel de integración vertical, que no se queden simplemente con la producción primaria”, aseguró el presidente de la Cámara.

LM