ECONOMIA
Mercado laboral

Microagresiones y brecha salarial: la deuda pendiente de las mujeres en los trabajos

Una encuesta de ADECCO reflejó que un 63% de los argentinos ha sido testigo en sus trabajos de microagresiones hacia mujeres; y un 60% opina que las mujeres, en una misma posición, ganan menos que los hombres.

Brecha Salarial 20221104
Brecha salarial | Agencia Shutterstock

Más de 2900 personas -76% mujeres-, participaron de una encuesta que hizo Adecco Argentina en el marco el Día Internacional de la Mujer, para reflejar su realidad en el mercado laboral argentino.

Los resultados son más que elocuentes y muestran una realidad complicada: la mayoría están expuestas a microagresiones en sus lugares de trabajo y en su mayoría también ganan menos que los hombres. 

Día de la Mujer 2023: dónde y cuándo son las marchas y actos por el 8M

El estudio incluyó preguntas relacionadas al rol de la mujer en sus espacios de trabajo y un 75% destacó que fue consultada en una entrevista laboral sobre si se encontraba gestando o si tenía la intención de hacerlo, sumado a cuál era su situación sentimental.

Además, el estudio reflejó que un 63% de los argentinos fue testigo de una situación de microagresión hacia una mujer.

Qué posibilidades tienen las mujeres de conseguir un empleo frente a los hombres

Las opiniones son diversas. Un 49% considera que las mujeres tienen menos posibilidades que los hombres para un mismo empleo, mientras que para un 23% este hecho no es así en la realidad. Asimismo, un 27% establece que no en todos los casos se da esta dinámica, sino que depende de los trabajos a los que se postulan.

Por ejemplo: puestos de jerarquía, sector IT, seguridad, transporte y que involucren fuerza física, según las opiniones, son tareas en las que la selección y la recompensa prioriza a los hombres.

De todas formas, en cuanto a los salarios en general se evidencia que casi un 60% opina que las mujeres ganan menos que los hombres, mientras que un 38% opinan que los salarios son equitativos.

¿Qué pasa en el sector de moda?

Ahora bien, en empleos que son tendencia como los del mundo IT, casi un 30% de las personas encuestadas sostiene que una de las razones por las que las mujeres no abundan en esas posiciones es por falta de interés. Un 44% expresó que esas posibilidades se las dan a los hombres, acompañado de un 25% que opina que siempre fue una industria masculinizada. 

En relación con los puestos de liderazgo, un 78% de las personas encuestadas cree que sí hay avances en la incorporación de mujeres a cargos directivos en las compañías. Estos resultados alentadores se dividen entre un 50% que conoce alguna CEO o directora general (mujer) en alguna compañía y la otra mitad que no.

La generación "tech" del futuro necesita tener cara de mujer

En suma, la mayoría cree que hay un gran avance de las mujeres en el mundo laboral. Entre las personas encuestadas se han destacado figuras como Oprah Winfrey, Frida Kahlo, Anna Frank, Michelle Obama, pero un dato muy sorprendente es que la mayoría eligió a su propia madre como fuente de inspiración.

Maternidad y trabajo

Para conciliar la maternidad y el trabajo, hay mujeres que opinan que el home office (44%) es un gran beneficio, seguido de un 42% de las guarderías dentro del espacio de trabajo. Un 2% pensó en el beneficio de salas de lactancia y un 3% en llevar a sus hijos/as al trabajo. Un 42% cree que la empresa donde trabaja apoya a las mujeres en su ciclo de maternidad.

Sin embargo, un 70% percibe que las opiniones brindadas por las mujeres no tienen la misma importancia que las de los hombres. 

¿Y el Manterrupting? 

Es la costumbre de algunos hombres de interrumpir a las mujeres constantemente, pretendiendo controlar el discurso y dominar las conversaciones. En ocasiones, casi un 40% ha experimentado un momento así, sumado a un 26% que le ocurre de manera habitual.

Un 63% de las personas encuestadas ha sido testigo en sus trabajos de microagresiones hacia las mujeres.

¿Cómo pudieron afrontar esta situación? Un 56% actuó en consecuencia defendiendo a su compañera a través de un diálogo profesional con la persona agresora y sus superiores. A diferencia de un 43% que no intervino en la situación, por distintos motivos.

La presencia y acción de los líderes en estos momentos, apoyando la integridad y promoviendo el respeto entre todos los miembros del equipo, permiten crear conciencia sobre las problemáticas desarrolladas y ayudan a reflexionar sobre cómo nos relacionamos en nuestros ambientes de trabajo. 

LR