jueves 16 de septiembre de 2021
ECONOMIA Economía
13-09-2021 16:59

Rally de acciones: ¿Es sostenible el veranito financiero?

Para analistas, el rally de activos financieros continuará en corto plazo, pero no ven sostenible el veranito si el gobierno adopta medidas más radicalizadas.

13-09-2021 16:59

Tras la derrota del gobierno nacional en las elecciones primarias (PASO) donde Juntos por el Cambio logró un resultado mucho más amplio del que pronosticaban las encuestas, en el mercado bursátil hay clima de euforia, con fuertes subas en las acciones,  alzas en los bonos, y por ende, baja del riesgo país. 

Pero la pregunta del millón es si ¿este veranito financiero es sostenible en el tiempo o se diluirá pronto? Para los analistas de mercado, el rally de los activos financieros se extenderá en el corto plazo, pero advierten que la racha positiva puede revertirse dado que la macroeconomía sigue “muy frágil”.

En ese marco, ven un riesgo en caso de que las próximas medidas que tome el gobierno impliquen una radicalización de sus políticas, es decir más emisión monetaria para financiar un mayor gasto con el fin de mejorar el bolsillo de las familias y fomentar el consumo en busca de revertir el fracaso de las PASO en los comicios generales de noviembre, pero que ejercería mayor presión sobre la inflación y el tipo de cambio.

Nery Persichini, de GMA Capital comentó que a PERFIL que “el mercado con estos movimientos de hoy lo que hizo fue actualizar sus expectativas, corregirlas en virtud del resultado electoral, dado que se esperaba un escenario base de empate”.

“Como se dio un resultado que no estaba previsto, los activos financieros están respondiendo hoy a esa dinámica. En el corto plazo creo que el rally puede seguir, especialmente porque las valuaciones venían muy retrasadas, teníamos el cuarto Merval más bajo en un ingreso a elecciones desde 2009, y el segundo nivel más alto de riesgo país en una instancia electoral desde hace 12 años. Entonces, había terreno fértil para una mejora”, razonó.

Los economistas auguran "optimismo" del mercado pero temen que el gobierno radicalice su modelo

No obstante, Persichini dijo que “hacia adelante va a depender de cómo el gobierno encare su política económica, y hay que ver si la macro se sigue deteriorando a una velocidad mayor si la expectativa de un Congreso con fuerzas más repartidas alcanza para compensar ese deterioro de las variables”.

Los analistas de Delphos Investment reflexionan  que “inicialmente los bonos y acciones probablemente celebrarán con una recomposición adicional de precios, pero luego llegará la pregunta sobre si estamos frente a un 2009 o a un 2013” 

“En 2009 el rebote inicial luego se diluyó y no se observó posteriormente una performance relativa distintiva de los activos argentinos versus sus pares globales. En 2013 la historia fue otra, ya que efectivamente los activos argentinos se destacaron a nivel global”, recordaron.

Sin embargo, destacan que “la situación macroeconómica es también muy diferente a la del 2013, con mayores complicaciones en el plano fiscal, monetario, financiero y cambiario”.

En este contexto, en Delphos creen que “experimentaremos un "rally" inicial que será seguido por una especie de "wait and see" (esperar y ver).

El analista Gustavo Ber, cree que “esta reanudación  del ‘trade electoral’ tras la positiva lectura que dejan las PASO, podría próximamente encontrar un respiro en busca de consolidar los niveles alcanzados, tras la fuerte recuperación ensayada en los últimos tiempos a partir de apuestas tácticas en un terreno fértil por las castigadas valuaciones”.

Se disparan las acciones argentinas en Wall Street más de 15 %

“Dicha pausa podría llegar ante operadores atentos a la respuesta del oficialismo tras el adverso resultado electoral, y anuncios económico que pudieran acentuar los desequilibrios económicos, y así los desafíos a administrar post comicios. Todavían quedan por delante dos años de gestión con múltiples desafíos, como alcanzar un acuerdo con el FMI, bajo un nuevo mapa político”, planteó.

Por su parte, Adrián Yarde Buller, de Facimex Valores evaluó  que “los resultados no parecen forzar un giro hacia un sendero que apueste por la corrección de los desequilibrios macroeconómicos, por lo que más allá del impacto inicial que pueda tener la elección sobre los activos parece difícil que se produzca una recuperación sostenida de las valuaciones si no hay señales favorables para los fundamentos macroeconómicos a mediano plazo”. 

El riesgo de una mayor radicalización del Gobierno nacional

Jorge Viñas, portfolio manager de Toronto Trust, dijo el hecho de que perdure el veranito financiero “dependerá de la reacción del gobierno al resultado adverso y a las señales concretas que brinde en materia de política económica: cualquier giro hacia la ortodoxia puede dar nuevo impulso a las subas , mientras que una mayor radicalización dará lugar a correcciones, más allá de que la perspectiva de cambio de régimen a dos años puede sustentar valuaciones más elevadas”.

“No está claro el escenario que se impondrá en el corto plazo debido a las dificultades para anticipar cómo se reacomodara internamente la coalición de gobierno”,  argumentó.

A su vez, Lucas Yatche, Senior Financial Advisor, de Liebre Capital, analizó que “los resultados electorales superaron las expectativas del mercado y eso se vio reflejado desde temprano en el premarket con fuertes subas en las pantallas de afuera tanto en bonos como acciones”. 

“Los activos locales venían priceando escenarios muy negativos y cualquier noticia positiva ayuda a que los precios ajusten rápidamente hacia arriba”, dado que los valores de los activos argentinos “se encontraban en niveles sumamente bajos”.

De todos modos, señaló que “si bien se esperan subas significativas en el corto plazo, no se apuntan movimientos de las magnitudes observadas tras las últimas elecciones, debido a que muchos inversores continúan adversos al riesgo argentino”.

Según su visión, “los principales drivers hacia adelante siguen viniendo desde el plano político:  Más allá de las cuestiones electorales, las negociaciones con el FMI jugarán un rol fundamental, ya acercándonos al pago de la semana que viene de US$1.900 millones”.

Dentro del duelo por la derrota en las PASO, en el Gobierno dicen que Guzmán está firme en su cargo

Un análisis de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcó que “el resultado fue sorpresivamente satisfactorio para el mercado y esperamos una reacción positiva en el precio de los activos argentinos”.

“Esta victoria en las elecciones primarias está lejos de arreglar los problemas en los que está sumergido el país, pero dada su magnitud, brindará un bálsamo de cara a las expectativas futuras.No solamente limitaría la fuerza de la coalición gobernante en el Congreso, sino que abriría la posibilidad de un cambio de administración en el 2023”, alegó.

Ante esta noticia, en PPI esperan que “todos los bonos reaccionen al alza, aunque con un desempeño más favorable en los New Indenture (los más castigados desde la restructuración).

No obstante, especulan que “el oficialismo intentará revertir el resultado” y “es posible que veamos un deterioro mayor al esperado en el plano fiscal y un nivel de asistencia monetaria mayor”, lo que “vendría acompañada de mayor presión sobre la brecha cambiaria y sobre los precios” con lo cual “la perspectiva no es muy alentadora para adelante”.

Asimismo, alertan que "otro interrogante que nos despierta este escenario es acerca del acuerdo con el FMI" porque  "una postura de política económica más agresiva genera dudas sobre las posibilidades de cerrar el acuerdo en el corto plazo".

Orlando Ferreres: "Si el gobierno acuerda con el FMI, podría recuperar parte de los votos"

Con igual diagnóstico, Gabriel Torres, vicepresidente de Moody’s Investors Service juzgó que "la reacción inicial del mercado parece ser positiva" pero "una decisión del gobierno de impulsar un mayor gasto y financiamiento del Banco Central antes de las elecciones de noviembre podría empeorar los ya severos desequilibrios macroeconómicos del país y complicar las futuras negociaciones con el FMI".

Para Juan Diedrichs, de Capital Markets Argentina, “una vez más el mercado se adelantó a lo que podía pasar con el resultado de las PASO” porque desde “mediados de agosto los principales ADR’s de las empresas que cotizan en Nueva York empezaron a subir de cotización y también lo hizo el volumen operado y por arbitraje arrastró los precios en la bolsa local”.

“Claramente alguien” estaba poniendo algunas fichas en Argentina, donde los precios estaban más cerca de un piso que de un techo, en un mercado sumamente chico”, subrayó.

Diedrichs comparó que “hay una similitud muy marcada con lo que ocurrió en las elecciones de medio termino de 2013, cuando el mercado adelanta a través de sus precios, una derrota del oficialismo en el 2015.

Sin embargo, alertó que “la macro sigue mal y frágil, y los problemas estructurales continúan y son peores que los que había en el 2013” por lo que “hay que seguir con atención la reacción de la dupla gobernante, si se radicalizan o prima el pragmatismo”.

En esta Nota