martes 28 de junio de 2022
EMPRESAS Y PROTAGONISTAS Precursora del trap argentino

Majo Lakatos: la directora de videoclips multitalentos del trap

Es manager de La Joaqui, la primera artista del género en la Argentina y que está por estrenar un nuevo disco. Es productora ejecutiva y tiene su propio sello discográfico. Y dirigió videos de L-Gante, Dak1llah y Cazzu, entre otros, llegando a más de 25 millones de reproducciones.

04-02-2022 08:07

“Mostráme tu esencia y te diré tu estilo”, dice Maria Josefina Lakatos al sintetizar su modus operandi artístico. Sin embargo, a sus 29 años, Majo puede decir con certeza que ha dejado más que un estilo: es una de las grandes pioneras en desarrollar y traer el trap a la Argentina, una de las directoras más talentosas del género urbano y ha trabajado con los artistas más importantes de esta industria.

Nacida en Villa Urquiza, el arte plástico fue el primer lenguaje visual que aprendió y con él, conoció a sus referentes: Duchamp, LaChapelle, Warhol. Con cada uno fue interiorizándose de su obra con la ayuda de sus padres.

“Descubrí a estos artistas porque en mi casa siempre hubo libros y mucha información sobre el arte. Además mi mamá siempre me mostró el lado más sensible al ser artista, y mi papá que es un bocho (sic) pero con una mirada más de manual, de lo concreto”, explica a PERFIL. Y su influencia en ella puede desprenderse en varios de los videoclips que realizó, con múltiples referencias a estos artistas y a sus obras de arte.

Majo Lakatos junto a Dakillah, una de sus colaboraciones mas frecuentes

A la Majo adolescente también le gustaba jugar con la cámara: de ahí su otra pasión. Desde su cumpleaños número catorce, el deseo para tener una nueva cámara digital se convirtió en un rito personal. Y con esas cámaras, invitar a sus amigas y realizarles producciones de fotos para que puedan subirlas al entonces popular Fotolog. Por supuesto, no era lo único que hacía: “Me encantaba peinarlas, maquillarlas, vestirlas y sacarles fotos. Y de chica siempre me gustó sacar fotos y filmar. Siempre me gustó la parte visual por gusto personal”, asegura.

-¿Cómo explicas este interés por las cámaras al inicio de tu vida?

-En un poco esa búsqueda que tenía de forma muy inconsciente, fue algo que se dio de forma natural. Siempre tuve una fascinación por lo estético, aunque me gustaba factores que fueran disruptivos en las composiciones. Tal vez por eso me interese mucho por artistas platicos o cineastas más de culto que buscan incomodar al espectador para despertar preguntas, inquietudes.

Agustín Portela, el director de los videos más vistos del trap

Dirigiendo a Palito Ortega

Previo a su desembarco musical, trabajó en una agencia de modelos y continuó perfeccionando su búsqueda visual y artística (“bookeaba a las modelos, las ayudaba para sus campañas, les sacaba fotos y las asesoraba con su imagen”). Autodidacta por excelencia, sus credenciales la llevaron a producir y ser manager de su primera banda, Stated, en 2014. Y allí, la primera de sus historias increíbles.

-Contame tu primera experiencia dirigiendo, ¡nada menos que al lado de Palito Ortega!

-(Con la banda) habíamos hecho una reversión de Despeinada. En una gestión logro contactarme con el equipo de Palito Ortega y convencerlos de que participen. Tenía un proyecto super importante en mis manos y súper independiente. Teníamos la posibilidad de que un artista consagrado como Palito Ortega participe tanto en la canción como en el videoclip.

-¿Y qué paso entonces?

-Mi hermano, la persona que yo había puesto en el rol de director, no conocía la banda ni su historia. Entonces era muy difícil que él pudiera interpretar lo que queríamos representar con esta obra. Además de una falta presupuestaria que, de alguna forma, también lo limitaba para alguien estructural. Y había que resolver urgente porque el préstamo de equipos que me había dado la facultad (Universidad del Cine) tenía una fecha y la participación de Palito Ortega tenía una fecha.

Pero soy una convencida absoluta de que, con creatividad, podes resolver todo. Entonces terminé de alguna forma dirigiéndolo, haciendo todo. Llendo a buscar los equipos hasta dirigiendo al equipo personal, el montaje, la edición, los vestuarios, los maquillajes.

 

Los géneros urbanos ganan nuevos mercados como India y Egipto

-¿Qué aprendiste de esa primera experiencia y de trabajar con una leyenda como Palito Ortega?

-Fue mi primerísima experiencia sin ocupar ese rol formalmente, pero de alguna forma aprendiendo mucho de ese rol. Sin duda, fue mi primer masterpiece donde pude volcar un montón de ideas y conceptos guardados.

Y la experiencia con Palito me dejo 2 grandes enseñanzas. Una fue darme cuenta del poder de la decisión y ejecución. Si me hubiera dejado llevar por los pensamientos más vagos, jamás hubiera creído que mi proyecto podría ser interesante para una figura tan importante de la música y la cultura de nuestro país. Nunca hay que dudar de la potencia de lo que uno crea.

Y dos, la humildad de los grandes existe y eso es lo que los hace gigantes.

Lakatos en el detrás de escena de un videoclip

Visionaria del trap en el país

Tan solo un año después, conoció a La Joaqui, definida por Majo como “la primera artista femenina en el país que hacía tanto rap, freestyle y trap”. Así se metió de lleno en el ambiente urbano y, al ser La Joaqui la primera en competir en batallas de Freestyle femenina y practicar el género en Argentina, Majo Lakatos se transformó en la primera manager de la primera artista de trap en el pais.

Su tarea fue exigente desde el inicio: para 2015, el trap apenas pertenecía a un nicho muy pequeño y era visto por las grandes discográficas con desaire y pocos prospectos de éxito a futuro. “Cuando me sentaba a hablar con los presidentes de las discográficas y les contaba del género, que en ese momento se estaba gestando pero que ya era una realidad, había mucho rechazo”, recuerda la también representante.

-¿Tuviste varias dificultades?

-Sí, me he encontrado con dificultades a la hora de hacerle entender a toda una industria modalidades nuevas y cosas que se están gestando. Les hablaba del trap como un género que en el exterior explotaba, que estaba creciendo e iba a explotar inevitablemente.

Ha trabajado con varios artistas musicales, no solo del género urbano

-¿Qué te respondían cuando les proponías este nuevo género?

-Decían ‘esto acá en Argentina nunca va a funcionar, ¡¿qué es eso?! Por favor, esa gente de la calle no nos interesa y nadie se quiere pegar a eso’.

-¿Qué reflexión se te viene a la mente recordando esos días?

-A veces he sentido que vengo del futuro a mostrarle un montón de cosas a personas que tal vez no estaban preparadas para recibirlas. Y es muy loco que en la industria de la música hallan personas que ocupen estos roles decisivos, pero que no tengan la permeabilidad ni la sensibilidad para poder captarlo.

Y para mí, en realidad es desde las cosas menos imperceptibles que nacen las cosas más maravillosas y generan los movimientos más grandes.

Tal vez en ese momento era futurismo, pero yo sabía que había algo super interesante que se estaba gestando a nivel cultural, porque es algo que nace desde la calle y de un grito desesperado de hacerse escuchar. Y bueno, años después creo que la historia se cuenta sola.

Dos chicas ganaron un concurso de rap para concientizar sobre el grooming

La pandemia no detuvo el trabajo de la directora

Directora de una generación

Para ese entonces, tampoco había mujeres que dirigieran videoclips en el género. Y Majo vuelve a romper en escena para abrir el camino (o mejor dicho, detrás de escena). “En 2015 hago el primer videoclip de una artista (Dakillah). Hacemos Actitud, un videoclip que generó mucho”.

Lo que vendría serian varios trabajos con Dakillah y de la mano de su firma inconfundible: Luna, Solo quiero bailar y Oro Negro (nominado a los premios Gardel como mejor videoclip urbano), entre otros. Con La Joaqui no se quedaría atrás con sus trabajos en “90's”, Tarjeta Gold, Gvngster (como coproductora), Cristianas (productora general), Ay Papi (con 22 millones de visitas) y Lazzie, con colaboración de L-Gante y una cantidad de 25 millones de reproducciones. De allí con muchos otros artistas trabajó: Cazzu, Wos, Ca7riel, Juan Ingaramo y La Queen, la primera cantante drag de trap argentino. Una veterana en apenas un lustro.

Con bastante cancha por abarcar, decidió impulsar su sello independiente bajo el nombre de GOAT Records. “Nace de la convicción sobre el trabajo 360 que hago con los artistas y del ímpetu de darle rumbo a la cultura urbana de nuestro país”, cuenta orgullosa.

En cuanto al nombre, explica que proviene “del animal que representa a mi signo zodiacal, la cabra, uno de los animales más resistentes y ágiles en escalar en lugares casi imposibles. ¡Así siento mi trabajo!”. Una definición justa, aunque el juego de palabras GOAT (que en ingles significa Greatest of All Times) puede también ajustarse a ella.

Junto a L-gante en la filmación del videoclip Lazzie

-¿Qué es lo que te inspira a la hora de realizar un vídeo clip?

-Trato de generar puentes entre lo que el artista transmite con su canción, su estilo y su esencia a un mundo más conocido para el público. Pueden ser desde obras de arte hasta artistas como películas, cuentos, refranes, algo que es conocido para muchos y mucho más digerible para el público.

Les propongo ideas y les muestro quienes son estos otros artistas y lo que querían representar. Es todo un mundo nuevo que ellos empiezan a entender porque es parte de la esencia que ellos quieren transmitir.

2022 recargado

En su tarea de manager, Majo continua sin parar desde inicios de año: acompañara a La Joaqui en el lanzamiento de su próximo disco (con varias colaboraciones internacionales) y su presentación en el Lollapalooza, ambos eventos en marzo.

En el medio, varios videoclips realizados (“dos los dirigí yo y uno lo produje que lo filmamos en España”), además de colaboraciones tanto con productores musicales como Luigi Navarro (sacando Tolkin Yit, tema de la cantante Taichu) como con otros artistas (Moloko y Angela Torres, entre otros).

Junto a su equipo de trabajo. Para la directora, el buen ambiente es clave para su trabajo.

-¿Qué pensas de todo lo conseguido en el trap hasta hoy?

-Se hicieron cosas muy interesantes y enriquecedoras para el urbano. Se mostró que los jóvenes que venían de la calle, en ese momento donde la gente los miraba de costado, tenían un montón de cosas muy importantes para decir y que podían ocupar lugares con altura y profesionalismo.

Y desde mi humilde lugar trato de colaborar para que no se pierda una parte que puede ser muy importante.

FL