ESPECTACULOS
Microcentro cuenta

El arte en la gran ciudad

La propuesta es simple y busca reconfigurar una zona sacudida de Buenos Aires: alterar la rutina porteña desde actividades que van desde las performance hasta exhibiciones en locales que hasta hace días estaban cerrados. Durante 10 días, la zona porteña se viste de creaciones.

2023_02_05_microcentro_arte_cedoc_g
Luis Felipe Noé. | GZA. PRENSA MICROCENTRO CUENTA

Desde el 2 de febrero, el que solía ser un punto de ebullición de gente yendo y viniendo antes de la pandemia, es ahora el corazón de Microcentro Cuenta, una propuesta de Ministerio de Cultura de la Ciudad y Banco Macro. Microcentro Cuenta ha logrado hasta ahora algo poderoso: revitalizar el centro teniendo como núcleo el arte, es decir, desde Marcos López a Luciana Lamothe, tomar rincones, galerías, salas de exhibición, espacios privados y públicos, y generar un acceso que muta en universal muchos consumos que nunca funcionan aunados y de, literalmente, de cara a la calle. En estos días, la propuesta ha logrado alterar la fisonomía urbana del centro, que dejó de ser un hormiguero después de la pandemia para mutar en zona turística con algunos puntos, claro, de aquella vieja vida. Todo se viene desarrollando en el polígono delimitado por las avenidas Santa Fe, De Mayo, 9 de Julio y se estira hasta el Bajo porteño, y todo se desarrolla con entrada libre y gratuita (aunque algunos talleres requieren inscripción). 

Los artistas reunidos son importantes, pero más importante, o igual, es esa toma del centro. Pocos países del mundo desarrollan actividades similares, y aquí se aprovecha esa cercanía que genera esa zona urbana y también su historia cultural (que va desde la Calle Corrientes y su vida de espectáculos nocturnos y de ahí a los recientes espacios de arte que se han abierto -por ejemplo. ArtHaus-). Es una idea que decide generar un mapa artístico que podría ser imitado en cualquier ciudad con altas vibraciones de creación. Es una curaduría de la ciudad y su arte casi pionera. Por eso, la presencia de artistas como Fernando Rubio, implica no solo solo hito, por el peso propio del nombre, sino un hito urbano, por la forma en que la mayoría de las creaciones, sean originales o recicladas, ocupan espacios clásicos de la ciudad. En el caso de Rubio, Mirar. Un retrato en el microcentro, es uno de los proyectos que realmente interactuan con la fisonomía de la ciudad, e implica también interacción con quienes se presten a ello. Por ejemplo, aquí 50 paredes del microcentro serán intervenidas después de días de producción, de filmación y hasta retratar gente que ande por Florida y Lavalle, o Florida y Corrientes. Pero también hay propuestas más clásicas como puede ser El centro de la cuestión, desarrollada en el Banco Macro de Av, Madero 1180, que desarrollada por la Fundación Luis Felipé Noé, es, precisamente, una nueva luz sobre la obra del famoso artista autor del libro Antiestética. 

Las ofertas incluyen visitas guiadas a las cúpulas de Buenos Aires, la resignificación de los famosos bares notables del centro porteño, una sesión de fotos junto al enorme Marcos López, escultura según Luciana Lamothe, y hasta propuestas de rodaje en el mismo microcentro responsabilidad de Luciana Acuña y Alejo Moguillansky. El director de la propuesta es Javier Grosman, con curaduría artística de Graciela Casabé (Bienal de Performance), y él afirmó en la presentación del evento: “La idea es profundizar redes culturales, sociales y gastronómicas activas y sostenibles, que pueden vivir a lo largo del tiempo y confirmen una agenda en común”.

 

1 Los poderosos recovecos de la obra de Luis Felipe Noé

A partir del 3 de febrero, de lunes a viernes de 10 a 18 hs, en el Banco Macro de Av. Madero 1180, CABA, se puede ver El centro de la cuestión (no los fines de semana). La muestra es una épica alfombra roja para estos días de arte, y presenta a Felipe Noé es una exhibición que da cuenta de su importancia y su legado, de lo crucial de la teoría del caos (plasmada en su Antiestética) y que reflexiona sobre las complejas relaciones visuales en sus trabajos entre la línea, el color, el plano, la abstracción y la figuración. Noé es un hombre que ha pensado y creado desde la reflexión de los espacios, y que ha pisado el microcentro desde el arte a su manera. Es una oportunidad de redescubrir a uno de nuestros grandes creadores.

 

2 Fernando Rubio y los rostros y miradas del centro

Mirar. Un retrato en el microcentro es el proyecto de Fernando Rubio, a desarrollar del 3 al 12 de febrero, en diferentes instancias. El artista busca algo que realmente habla con la forma de leer el centro porteño desde filmaciones, textos, murales y hasta las pantallas de gran tamaño, que han definido históricamente ese corazón de la ciudad. En 30 puntos de la ciudad, artistas-etnógrafos, que buscan poner su lupa sobre las singularidades de quienes habitan, a diario o de pasada, este espacio. Esa producción, después se convertirán en carteles murales, textos y mapas. El gran final será el 12 de febrero, con una acción en pantalla de la plaza al lado del Teatro Colón. Los puntos de partida se irán anunciando en las redes sociales de Microcentro Cuenta.

 

3 Un travelling fatal según Luciana Acuña y Alejo Moguillansky 

Efectos Especiales, de Luciana Acuña y Alejo Moguillansky, desarrollarán el 4 de febrero a las 19 hs en ArtHaus (Bartolomé Mitre 434) un performance que reconfigura los mundos que han sabido crear juntos y en singular. Desde 25 de mayo y Perón hasta ArtHaus, se usa el microcentro como decorado, de una película donde el protagonista muere y muere, a lo largo de días, noches, inviernos, lluvias y tinieblas. La idea es generar el plano secuencia más largo que se haya filmado en esa parte de la ciudad. Serán cuatro tomas distintas de un mismo recorrido, cruzando el musical y la fatalidad, el juego y la arquitectura, el cine y la performance. A la llegada al flamante ArtHaus se verán las imágenes de esta fantasía con temporadas, climas y artes cruzadas y que dialogan unas con otras.

 

4 Una escultura que cobra vida y avanza mutando

La artista Luciana Lamothe es la responsable de Amorfa, la performance que tendrá lugar el domingo 12 de febrero a las 18 hs. La misma es cruzada por Estefania Flórez Bernal y tiene producción de Agustina Vizcarra. Es una mezcla que incluye escultura, instalación y performance. La idea es atender a una cinta transportadora, enorme, que implica el avance y movimiento de diferentes objetos industriales urbanos. Es una escultura que resignifica, que avanza, se mueve, y siempre lo hace a la vista de quienes quieran asistir a su recorrido. A cada movimiento, la estructura se modifica, y desde adentro hace posible su andar, encontrando así múltiples formas, diferentes construcción y deconstrucciones del día a día porteño. 

 

5 Vuelven los locales que la cuarentena cerró

La propuesta del Goethe-Institut es una que busca generar una muestra temporal: El centro ha muerto, viva el centro. Del 2 al 12 de febrero, una de las exhibiciones permanentes del evento, implica una alteración radical, que consiste en reabrir locales que debieron bajar sus persianas y volverlos galerías, puntos de exhibición que hacen a una recorrida de diferentes rincones del centro. Los curadores son Hernán Kacew y Livia Nolasco-Rózsás, que generaron un equipo de artistas internacionales, de países como Argentina, Alemania, Bélgica, Chile, España y Francia, entre otros. La poderosa propuesta es parte del proyecto ¿Cómo queremos vivir juntxs?, que busca de parte del Goethe-Institut promover el intercambio internacional entre artistas, urbanistas y académicos para pensar las urbes del futuro.

 

6 Un urdimbre que acompaña al peatón en la calle 

Otra de las intervenciones en la vía pública es Reparo, de Martín Churba y Guillermo Cameron Mac Lean. Es un evento que tendrá su lanzamiento el jueves 2 de febrero a las 18 hs, en Tres Sargentos 347, y continuará hasta el domingo 12 de febrero. El famoso pasaje se va a convertir en una urdimbre que se construye en base a materiales reciclados. La idea es generar un oasis de quietud, una pausa, que también usa el pasaje como metafórico pasaje, como lugar que implica un rito de pasaje. Colaborando entre recuperadores urbanos de plásticos y en acción entre el arte textil de Martín y las mecánicas constitutivas y regenerativas de Guillermo, Reparo se agarra de las veredas pares e impares. Se ubica en el espacio que la sombra deja en el cielo, danzando con el viento.    

 

7 La mirada de Marcos López en los sets populares

Marcos López ha inventado una forma de ver, de sentir, de pensar colores, distancias sociales y hasta el concepto de belleza. Su mirada pop llega a MicroCentro Cuenta en un proyecto que rescata de su pasado, llamado Sets, y que implica generar un taller, una charla y una actividad de retrato. En diferentes lugares emblemáticos del Microcentro, las sesiones de fotos serán el registro de quienes asistan a ese momento. El instante en la calle, donde López, sus alumnos eventuales, el equipo de Oficinas de Proyectos y más, crearan sets, reales sets, y allí se generará este acto de comunicación entre fotografía, arquitectura, creación y aprendizaje. Las fotos que se saquen serán después posibles de ser vistas por sus protagonistas, creando así una oportunidad única.

 

8 Ver el cielo de Buenos Aires desde sus cúpulas 

Noche de Cúpulas es un proyecto que va más allá de Microcentro Cuenta, pero que felizmente integra el mismo . En diferentes fechas, y diferentes cúpulas de la ciudad, bajo la curaduría de Ana Groch, se busca volver a pisar desde el arte e invitados una nueva forma de ver. Sus invitados son Ariel Farace, Analía Couceyro, Mono Giraud y el dúo lindalinda, que desde performances site-specific participan. Presentado por la Fundación Santander, con el apoyo de Mecenazgo Cultural, se atravesarán las puertas de los faros y coronas de estos edificios históricos situados en el corazón del Microcentro para reconfigurar la cartografía celeste y la arquitectura porteña

 

9 Crear sentados en los bares notables de la zona

En diferentes fechas, Marcela Sinclair ha generado un evento que toma un clásico del microcentro y lo reconfigura en una puesta de arte comunal, donde se recorren las calles y finalmente se llega a los míticos bares notables. En este caso, el de Me gusta acá, hay puntos de partida diferentes, en diferentes jornadas, y se camina a bares como Saint Moritz y The New Brighton. La idea es que artistas y espectadores, caminen juntos, hablen, y después garabatean servilletas que quedarán expuestas en el mismo lugar. Entre los artistas invitados se encuentran Jacqueline Golbert, Cecilia Closa, Juan Emilio Odriozola, Cecilia Szalkowicz y Gastón Pérsico.

 

10 La Galería Jardín también es un espacio creativo

La galería Jardín es un espacio como pocos del centro porteño. Un rincón casi brutalista, con sus bloques de concretos y su arquitectura de laberinto fácil de recorrer pero aún así fascinante. Uno de los sitios más golpeados por la pandemia es el lugar donde se sucede Contour, de la artista Elena Dahn. En el subsuelo, la artista intervendrá una pared en plano inclinado, que no es otra cosa que la parte de atrás de una escalera que conduce a un hall de distribución por el que circula muy poca gente. Será pintada con una piel de látex que casi no se ve. Su idea es usar el cuerpo como un sistema de moldeo temporario. La actividad tendrá lugar el jueves 9 de febrero a las 16 horas en Tucumán 540 e implica una relectura del famoso centro comercial al aire libre.