ESPECTACULOS
‘Noche de cúpulas’

El arte en las alturas

2023_02_25_noche_cupulas_gzaprensamochedecupulas_g
Eventos. Las próximas experiencia con entrada libre y gratuita son Ikebana Beat, dirigida por Vivi Tellas, el 4 y 5 de marzo en la Cúpula Edificio Argentino en el marco de FIBA y Museo Boom boom Borges con dirección de Nacho Bartolone el 4 de marzo en la Cúpula La Inmobiliaria. | GZA. PRENSA moche de cupulas

Noche de Cúpulas nació de una necesidad: necesidad que nos surgió de la experiencia de habitar y vivir la ciudad. En una Buenos Aires que muchas veces se puede tornar agobiante o hiper urbana, nos invadió la sensación de que cambiar el ángulo de la mirada podía  constituirse en un viaje en sí mismo. Mirar 45 ° por encima de la línea del horizonte, como sugiere Phillipe Starck en una charla TED que nos inspiró puede cambiarte la vida, y ese fue el puntapié perfecto. Un puntapié que mixturado con imágenes de películas como las de La grande bellezza de Paolo Sorrentino, en esa magnífica fiesta en la terraza de una Italia en decadencia al ritmo de Rafaela Carrá, terminaron de inspirarnos para crear una propuesta diferente. 

Buenos Aires tiene más de 400 cúpulas que forman ese skyline, esa cartografía aérea que nos maravilla pero de la que poco sabemos. Si sabemos que las cúpulas estuvieron asociadas desde sus inicios a misticismo y espiritualidad, quizás porque sus techos abovedados y curvilíneos evocaban a las primigenias cuevas que daban protección y abrigo, quizás porque fueron el símbolo por excelencia de iglesias y catedrales que elevaban rezos y plegarias. Sabemos también que a principios del siglo XX eran la representación del buen gusto y el status quo de sus propietarios pero que, luego con la gentrificación y la inmigración masiva de las grandes ciudades entraron en franca decadencia por lo caro que era mantenerlas. Sabemos también que en las últimas décadas volvieron a recuperar algo de su brillo y esplendor gracias a la mirada de preservación patrimonial, aunque nunca sea suficiente y a su adquisición por parte de extranjeros o artistas excéntricos. 

Pero lo que no sabemos, de lo que caímos en la cuenta, son las maravillosas historias que albergan.

Made in Argentina, al 100 x 100, en una de ellas vivió Chejov antes de volverse loco, y casarse con una condesa húngara , justo cuando estrenó la controversial Consagración de la Primavera en Buenos Aires, ya distanciado de Diaghilev. En otra se albergó Saint-Exupéry con una foca en la bañera mientras escribía nada más y nada menos que El principito en nuestras tierras, ya piloto de aviación. Y hay quien dice que otra mítica cúpula en diagonal al Congreso se construyó en base a un proyecto robado a Gaudí. Hay pruebas. Marcel Duchamp vivió también frente a la Asociación Argentina de Actores.

Todas estas historias fascinantes nos llevaron lógicamente a pensar en grandes escenas. Y de allí al nacimiento de Noche de Cúpulas, tal como hoy la concebimos hubo solo un paso. Surgió la propuesta con una base performática. ¿Mostrar la arquitectura? Si, pero siempre acompañada de propuestas “site specific” que recreen la historia del lugar, o de sus habitantes. Ese fue, desde el inicio el desafío. La propuesta se completa con gastronomía, buena música bajo las estrellas y se constituye así en una experiencia para los sentidos. También la propuesta en sí es invitada a grandes eventos culturales o activaciones artísticas temáticas, con distintos formatos.

Ya pasaron por el ciclo actores y directores fundamentales de la escena porteña, como Vivi Tellas, Juan Parodi, Maria Merlino, Analia Couceyro, Ariel Farace , LindaLinda, Nacho Bartolone, Mono Giraud y No Es Tango, entre otros. Y hay muchos más en la lista. 

El equipo se completa con Verónica Groch y Ale Langer y cada mes se suman espacios y propuestas, que pueden descubrirse en las redes de @nochedecupulas.

“Dicen las estrellas que los efímeros somos nosotros”, dijo alguna vez Albert Einstein. Pero no solo nosotros, también claramente el arte lo es, y el teatro por excelencia, y sin embargo nos cambia la vida. Esa es la idea de esta propuesta: cambiar el ángulo de la mirada por un rato, y dejarnos afectar por esta experiencia. Porque, finalmente como dijo William Shakeaspere, estamos hechos de la misma materia de la que están hechos los sueños. Igual que el arte, igual que los astros.

Nos vemos en las alturas.

*Curadora Noche de Cúpulas.