Soleado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 22 de agosto de 2019 | Suscribite
ESPECTACULOS / Entrevista
sábado 15 septiembre, 2018

Lali Esposito y Leonardo Sbaraglia hablan sobre la película "Acusada"

El filme que se estreno el Jueves 13 de Septiembre trata sobre los casos policiales que se vuelven masivos . Ella lamenta los prejuicios que hay en su contra.

por Ana Seoane

Padre. Leo Sbaraglia hace un extraordinario trabajo en la peli junto a Lali Espósito. Foto: raquel flotta prensa

La ciudad está plagada del anuncio de la película Acusada y son dos los rostros que más se destacan: Leonardo Sbaraglia y Lali Espósito. Esta ficción presentará a otra Espósito, lejos del glamour y el canto y enfrentada a una historia de suspenso donde su protagonista es acusada de un crimen. Sus padres son interpretados por Leonardo Sbaraglia e Inés Estévez, quienes junto a Daniel Fanego, Gerardo Romano y una pequeña participación de Gael García Bernal pondrán el eje en el tema de la Justicia.

Es la última creación de Gonzalo Tobal, que lo tiene como director y coguionista junto a Ulises Porra. El film irá a la Sección Contemporary World Cinema del Festival de Toronto y fue aplaudido en la Competencia Oficial del Festival Internacional de Venecia.

—¿Qué fue lo que más les interesó del guión?

Sbaraglia: Me pareció muy sólido, muy bien escrito con una cantidad de capas y lecturas posibles que no solo tenía que ver con esto tan perturbador y terrible que es que tu hija sea acusada de haber matado a su mejor amiga. Muestra como esta situación condiciona completamente a una familia que empieza a construir toda su vida alrededor de esto. Ellos dejan sus vidas para ponerse al servicio del futuro juicio. También se ve cómo esto se usa para hablar de la disfunción que sufren. Me gustó el grado de sutilezas, cómo lo construye y el personaje. Lo leí desde el punto de vista del padre, la conmoción que me ofreció el guión por ser yo mismo padre. Es un conflicto de pura especulación porque mi hija es mucho más chica, pero es un tema presente. ¿Cómo acompañar y proteger el crecimiento de un hijo?

Esposito: Me interesó el guión. Leyendo cómo estaba escrito te podías meter en la historia. Me gustó interpretar a una chica joven envuelta en esta situación. Aparte de lo policial abre un montón de temas como los medios de comunicación, las redes sociales y la familia. Muestra qué le pasa a un padre, a un hijo, a un hermano. No es solamente un policial o un thriller, va más allá y nos permite pensar además de entretener.

—¿Qué sentís al haber pasado de ser hijo a ser padre en las historias?

S: Ya había hecho de padre en otras películas, como en Las viudas de los jueves, El campo y Aire libre. Es algo que viene ocurriendo, tal vez aquí sea más extremo porque mi hija es una adolescente, casi una adulta. Este crecimiento te hace evolucionar y crecer en otros aspectos y debés transmitirlo como actor. Fue un ejercicio de imaginación porque me ubiqué como progenitor de una joven de 21 años, pero la imaginación consigue proezas maravillosas. El punto de vista del director es desde los padres y desde la hija. Gonzalo Tobal –director y coguionista– a pesar de ser un hombre muy joven consigue reflejar con sensibilidad lo que les pasa a los padres en esos momentos. Me gustó porque muestra distintas dimensiones e identidades.

—¿Cine, televisión o teatro?

S: Son lenguajes y ejercicios diferentes para un actor. El teatro y la televisión son más difíciles por la continuidad que te exigen. Si grabás y te va bien tenés que estar un año. En cambio en el cine hago varios viajes. Filmé en Uruguay, Argentina y México. En mis últimos diez o quince años me dediqué más al cine. Por eso me cuesta hacer tanto teatro como televisión. La solución que encontré en el escenario fue hacer El territorio del poder, ya que me permite explorar en la música. Con este mismo equipo pensamos generar otro espectáculo. Es cierto que donde más me desarrollé fue en el cine, pero fue también donde puse más energía y tiempo. Aunque insisto: no largo el teatro.

—¿Crees que hay prejuicios sobre tu nombre?

E: En general somos una sociedad muy prejuiciosa. En lo personal no lo soy. Entiendo que alguien que ve un cartel de una película policial y mira mi nombre lo asocia más con la comedia y la televisión. Entiendo la intriga que puede tener, cómo pasé de ser una monja que canta y baila a este papel. Reconozco la valentía del director en tomarme la prueba para ver si servía o no, y creyó en mí. Creo que él cortó este prejuicio. Como actriz siento que no hay limitaciones y no las quisiera en mi camino artístico. Una elige proyectos e historias y soy la primera en no encasillarme en géneros, ni en nada, y voy por eso.

—Es el segundo largometraje de Gonzalo Tobal, egresado de la Fundación Universidad del Cine (FUC). ¿Qué notaste como director? ¿Cuáles serían las diferencias con otros?

S: Me sorprendió que a pesar de ser tan joven consigue transmitir esta complejidad que pueden sufrir los padres y reflejar el mundo adolescente. Busca mucha verdad y lo hace con sutilezas. Tenía muy claro lo que quería y se jugó por su punto de vista; además tiene cierta elegancia en la puesta en escena. Su trabajo visual está muy estudiado, la fotografía, la ambientación, vestuario y calidad de sonido. Es un especialista en el montaje y se nota.

—¿Se les abrieron interrogantes sobre el papel de la Justicia y los medios de difusión?

S: La película toca el tema de la Justicia, los medios de difusión y la relación que hay, cómo usa la Justicia a los medios y viceversa. Es una relación presente en el país y en el mundo. Me interesó más la idea de ¿qué es la Justicia? ¿Para quién? ¿Cuál es la justicia? ¿La familia? ¿La institucional? ¿Dónde está lo justo, lo correcto y la propia Justicia? Acusada utiliza todos estos elementos para hablar de este encierro que hay entre estos padres e hija. Cómo es más lo que se supone que lo que se habla entre padre e hija y al mismo tiempo los malos entendidos. Lo no dicho se convierte en algo monstruoso. La propia deshumanización que hay en los medios de difusión ante estos casos, que son familias y personas. Cómo son usados en los contenidos de sus programas. Cómo construyen historias y arman tramas que muchas veces se complejizan para hacerse más “entretenidas”, sin embargo lo que ocurre puertas adentro es terriblemente doloroso.

E: Se me abrieron todos los interrogantes: los que tenía como persona y ciudadana. Muestra cómo juzgamos sin saber nada. Cómo impactan las redes sociales. Es un interesante guión que abre muchas aristas y nos hará pensar después de ver el film.

—¿Cómo ven el futuro de la Argentina?

E: No me siento calificada para hablar de futurología. No puedo explayarme en el tema. Como ciudadana hago lo que todos, sigo adelante. No me atrevo a dar una opinión sobre el futuro, creo que tampoco la tengo.

S: No sé cómo va a evolucionar esta inestabilidad e incertidumbre en la que estamos todos metidos. Vivimos dentro de un barco sin saber cuál es la tormenta que enfrentamos.

Futuros cercanos. Hoy a Lali Espósito se la puede ver como una de las tres directoras musicales o jurado de Talento Fox junto a Diego Torres y Wisin. “Fue una experiencia de mucho aprendizaje –subraya–, con una producción impresionante. Conocimos historias con las que nos encariñamos. Viví como un honor el que pensaran que pudiera estar ahí. No como jurado sino como persona, porque aportamos sin juzgar. El punto que teníamos los tres en común es saber lo que cuesta trabajar en el medio, cada uno con su propia experiencia”.

 “Por ahora no haré ficciones en televisión –continúa–, acabo de empezar la gira de Brava Tour por las provincias, después de las funciones en el Luna Park que fueron maravillosas. Tendré muchos viajes además del que hice para asistir al Festival de Venecia”.

Mientras, Leonardo Sbaraglia espera el estreno del programa que grabó y que cree que se verá en el aire durante este mes de septiembre. “Participé de un ciclo que se llamará Otros pecados por Canal 13 con dirección de Daniel Barone, con libro de Mariano Pensotti, con Diego Velázquez, Valeria Lois, Analía Couceyro y Norman Briski. Me quedé muy contento con el material. Estas son las maneras que encontré para volver a la televisión abierta. Los libros me deben entusiasmar y que me permitan prepararme. Veremos qué más aparece”.

“Después del estreno de Acusada –finaliza Sbaraglia– también filmé en la última película de Almodóvar, Dolor y gloria. Me quedé muy feliz por haber compartido set con Antonio Banderas, Penélope Cruz, Asier Etxeandia, Julieta Serrano, Nora Navas, Carmelo Gómez, Kiti Manver, Neus Alborch y Rosalía Vila, aunque no con todos tuve escenas. Trabajar con Almodóvar fue precioso, es un cineasta al que respeto muchísimo. Espero que haya sido la primera de muchas experiencias. Tuvimos muy buena relación. Volveré a España para hacer la saga televisiva Trilogía del Baztán; ya se hizo una primera y participo de la segunda y tercera parte que se filmarán entre octubre y enero. También me convocaron Carlos Sorín y Gastón Portal para hacer películas, pero no sé bien cuándo. Me encantan, y espero que se puedan concretar”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4729

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard