6th de March de 2021
ESPECTACULOS TRAPITOS AL SOL Y ALGO MS
27-10-2006 11:30

Patricia Sarán, en su peor momento

La ex actriz y modelo de Bañeros II, la playa loca acusó a su ex marido, el empresario Carlos Alberto Rebuffo, de querer estafarla y está en litigio por un departamento de 400.000 dólares en La Lucila.

27-10-2006 11:30
Muchos la recordarán por las películas que protagonizó en la década del ochenta, con éxitos como Los extermineitors o Bañeros II, la playa loca. Otros habrán soñado despiertos con el emblemático comercial en el que se desnudaba en un ascensor para calzarse un jeans Gatopardo. El caso es que hoy, Patricia Sarán está lejos de las luces de neón que conoció en otros tiempos.

La actriz dice que está atravesando “el peor momento de mi vida”. Y no es para menos: acusó a su ex marido, el empresario Carlos Alberto Rebuffo, de querer estafarla y está en litigio por un departamento valuado en 400 mil dólares ubicado en la localidad de La Lucila, en el partido de San Isidro del que estaría a punto de ser desalojada.

Aparentemente, según cuenta la ex actriz y modelo, su pareja –uno de los cinco dueños del prestigioso restaurante Rodizio, de Costanera Norte– la habría engañado poniendo el inmueble del matrimonio a nombre de una empresa fantasma que está a nombre de dos indigentes en Uruguay y dejándola literalmente “en la calle”.

“Estuve cuatro años de novia con él –le describió la ex modelo a perfil.com–. En el 96 me fui a vivir a su casa e hicimos un boleto de compra del departamento en cuotas porque ya nos casábamos al año siguiente. Pero, años después, me enteré que él rompió ese boleto y en cambio alquiló el inmueble a nombre de una empresa off shore que se llamaría Bronson Stern”.

Sarán describe que el ex director de la Inspección General de Justicia, Ricardo Nissen, habría pedido la nulidad de esa off shore: “El Bronson Stern no existe –cuenta la ex modelo– porque nadie lo vio. Pero yo me fui a Uruguay, contraté un escribano y la encontré: hice la denuncia en la IGJ y averigüé que es la misma sociedad fantasma que tuvo a su cargo al boliche Cromañón, que está a nombre de dos indigentes uruguayos, que hacen de prestanombres y que no entienden nada de qué se trata”.

Pero como el matrimonio empezó a tener problemas, en 2001, Patricia decidió separarse y él le propuso directamente que se vaya de su casa. “Me cortó la tarjeta, la empresa de medicina prepaga, todo”, describió la actriz. La primera denuncia fue por malos tratos. Más tarde, Sarán presentó una demanda penal por “estafa procesal” pero los jueces sobreseyeron al empresario gastronómico. La decisión judicial fue apelada por la Corte Suprema y sin embargo ahora la investigación continúa en el máximo tribunal bonaerense. Con todo, el desalojo de Sarán estaría a punto de cumplirse, en una causa que lleva adelante la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires, y la mujer está desesperada por obtener lo que considera un bien ganancial del matrimonio con Rebuffo.

Sin embargo, la mujer se muestra esperanzada con que la Justicia falle a su favor en el litigio: “Confío en que los jueces de la Corte Suprema, como la Justicia no puede desentenderse del sentido común, se van a dar cuenta que esto es un ardid de un marido para despojar a su mujer de sus bienes y que no se trata de un desalojo común y corriente”.

En esta Nota