jueves 17 de junio de 2021
INNOVACION SE DISPARA EL USO DEL CELULAR COMO BILLETERA
26-10-2019 01:14

El mercado busca la unificación de los pagos con QR

La irrupción de nuevos jugadores en las aplicaciones de pago y el crecimiento del volumen de usuarios obliga a que haya un solo código para todas las marcas. Es el desafío de un sector que, además, tensiona las regulaciones.

26-10-2019 01:14

El código QR, los distintos tipos de cuadrados y espacios blancos que al ser descifrados implican una acción en el mundo digital, nació en una automotriz que necesitaba especificar información en sus autopartes. Su uso fue tan práctico, que rápidamente emergió del sector automotor y se trasladó a todas las industrias. Entre ellas, lo abrazó el mundo de los pagos electrónicos, de la mano de los celulares, que cada vez más reemplazan a la billetera.

Claro, pero cuantas más billeteras virtuales aparecen, y cada una con su tipo de código QR, se generan complicaciones porque, entre otras cosas, cada comercio debe exhibir el código QR de cada marca en cuestión. Por eso, la industria negocia una estandarización de los códigos, como contaron desde una de las compañías del sector, GIRE, los dueños de Rapipago, entre otras compañías.

Entre ellas, la firma está ampliando su estrategia de la mano de una fintech, con billetera virtual, código QR y, más adelante, servicios financieros como créditos con sistemas de scoring alternativos.

“Un QR único necesita un acuerdo entre todos los participantes y el objetivo es que haya una instancia compensadora de las operaciones”, según explicó el titular de GIRE, Gustavo Gómez.

Como sea, la empresa tiene previsto lanzar su fintech Iungam a fin de mes. No tiene licencia para operar como banco pero la app le permitirá realizar determinadas operaciones y promoverla a través de los 5 mil locales que tiene en todo el país. Además de esa capilaridad, los locales de Rapipago permiten llegar a un público que todavía no está en su totalidad bancarizado, por lo que Gómez estima que será un aporte para la inclusión financiera.

También lanzarán una tarjeta con un sistema de scoring no tradicional, para los sectores que no están en el sistema bancario, algo que desde el Gobierno se analizó –cómo usar la SUBE para determinar la asistencia laboral– pero que todavía no tomó forma. La tarjeta –en sociedad con Mastercard– también abastece una de las demandas del público millennial, que todavía no tiene la edad para contar con una pero que las requiere para las aplicaciones de música o series, y sobre todo para los juegos. La tarjeta prepaga pone un límite a lo que se puede gastar.

Efectivo. Con un gran volumen de efectivo, hubo controversia este año cuando el BCRA intentó imponer una penalidad para los depósitos en efectivo, que las empresas de cobro de facturas podrían trasladar a los usuarios. Ahora, en el Coloquio de IDEA, los bancos nucleados en ABA –de capital extranjero– volvieron con una idea similar, un impuesto al uso de efectivo. A priori, algunos analistas aseguraron que sería inconstitucional. “Lo que hay que hacer es alentar el pago con medios electrónicos, ofrecer incentivos”, estimó Gómez, quien también pasó por Mar del Plata para participar del encuentro de empresarios.

Regulación. Sergio Palazzo, el titular de La Bancaria, volvió a insistir en el Coloquio de IDEA con la regulación de los trabajadores “fintech” y en las últimas semanas Matías Kulfas, economista y uno de los principales asesores de Alberto Fernández, anticipó que habrá más regulación para el sector –desde la normativa del BCRA–. Para Gómez, “algún tipo de regulación es necesario” pero considera que habrá que dialogar entre las partes para conseguir un encuadre laboral adecuado.

En esta Nota