miércoles 08 de diciembre de 2021
INTERNACIONAL ARABIA SAUDITA
27-10-2021 21:00
27-10-2021 21:00

El hombre que sabe demasiado: ex espía destapa los pecados del futuro rey saudita

Saad Aljabri, un ex agente de alto nivel de los servicios de inteligencia sauditas exiliado en Canadá, acusó al príncipe Mohammed de haber querido envenenar al anterior rey para asegurar su camino al trono.

El que en 2017 era una joven promesa para la longeva monarquía de Arabia Saudita hoy es el terror del reino. Se trata del príncipe Mohammed bin Salman, el heredero del trono, que en su cruzada contra la corrupción del país se convirtió de a poco en el gobernante de facto cuya principal prioridad parece ser la eliminación de toda oposición.

Ejemplo de esto son las confesiones de un ex agente de alto nivel de los servicios de inteligencia sauditas, quien acusa al príncipe Mohammed de enviar a un grupo de sicarios para asesinarlo mientras estaba exiliado en Canadá. Además, el ex espía aseguró que el príncipe intentó asesinar a su tío y anterior rey saudita, Abdallah, cuyo fallecimiento en 2015 derivó en la coronación del padre de Mohammed, Salman.

En una entrevista con el programa “60 Minutes”, de la cadena canadiense CBS News, Saad Aljabri, quien además de espía ejerció como interlocutor entre los servicios de inteligencia del reino y los gobiernos occidentales, afirmó que se convirtió en el enemigo del príncipe después de haber huido de su país inmediatamente después de que Mohammed fuera declarado príncipe heredero por el longevo rey Salman. Desde entonces, el viejo rey se ha mantenido bastante alejado de las funciones de Estado, delegando la mayoría de ellas a su hijo.

principe mohammed arabia saudita
En agosto de 2020 Aljabri presentó una demanda en Estados Unidos contra Mohammed Bin Salman, al que acusó de haber enviado un “escuadrón” a Canadá para asesinarlo.

Saad Aljabri dijo que un amigo de un servicio de inteligencia de Oriente Medio le advirtió que se iba a enfrentar a un destino similar al del disidente y periodista Saudita Jamal Khashoggi, quien fue asesinado por un grupo vinculado al príncipe Mohammed durante una visita al consulado del país en Estambul en 2018. “La advertencia que recibí, es que no me acercase a ninguna misión Saudita en Canadá. No vayas al consulado. No vayas a la embajada… Estás en lo más alto de la lista”, dijo Aljabri en la entrevista.

Afirmó que los mercenarios llegaron a Canadá en octubre de 2018, pero que las autoridades canadienses los deportaron por mentir a la aduana y posesión de artículos sospechosos. Los integrantes de este escuadrón llevaban “dos ​​bolsas de herramientas forenses” y contaban con “personal forense con experiencia en la limpieza de escenas del crimen, incluida una instrucción en el mismo departamento de pruebas penales que el especialista forense que desmembró a Khashoggi con una sierra para huesos”.

Crimen de Khashoggi: documentos "ultrasecretos" ponen en la mira al príncipe saudita

Mohammed bin Salman es "un psicópata", "un asesino" y "una amenaza para su pueblo"

Aljabri dijo en la entrevista que este grupo de 50 asesinos a sueldo estaba formado por miembros del “Escuadrón Tigre”, un equipo de sicarios creado por el príncipe heredero especializado en “ejecuciones extrajudiciales, violaciones y torturas, según una denuncia judicial presentada en 2019 por él mismo. Afirmó que no tiene dudas de que la misión, que tenía por objetivo matarlo sin dejar huellas, encaja con el patrón de comportamiento despótico del príncipe Mohammed.

Aljabri denunció también que dos de sus ocho hijos habían sido detenidos por las autoridades sauditas bajo los cargos falsos de lavado de dinero, en represalia por su huida del reino: “Estoy aquí para hacer sonar la alarma sobre un psicópata, asesino, en Oriente Medio con recursos infinitos, que supone una amenaza para su pueblo, para los estadounidenses y para el planeta”, dijo.

principe mohammed arabia saudita
Aljabri dijo que el futuro rey saudita envió a Canadá un grupo de 50 personas para matarlo, dos semanas después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, en octubre de 2018, en Estambul.

En una entrevista con CNN, la hija del ex agente corroboró las afirmaciones de su padre, afirmando que el gobierno intentó “atraerla” al consulado saudita en Estambul, de la misma forma que habían hecho con Jamal Khashoggi: “Intentaron animarme a ir allí. Tengo suerte de no haber ido o de lo contrario mis hijos no tendrían mamá y papá”, dijo Hissah al-Muzaini, que repitió numerosas acusaciones que su padre había hecho contra la monarquía saudita y el príncipe heredero Mohammed, incluido el enjuiciamiento de miembros de su familia por cargos inventados y el intento de matar a Saad Aljabri.

“Hemos vivido una pesadilla de la vida real durante los últimos cuatro años. Imagínese, su padre ha sido blanco de escuadrones de la muerte; sus hermanos, encarcelados y acusados ​​de cosas que nunca han hecho... su marido es encarcelado, secuestrado y luego torturado”, lamentó Al-Muzaini, quien pidió al presidente estadounidense Joe Biden que intervenga en la situación y “ayude a salvar y reunir a nuestra familia”. El gobierno saudita negó las acusaciones y sugirió que Saad Aljabri, que es considerado un aliado cercano de la comunidad de inteligencia de EEUU, habla para desviar la atención de sus propios crímenes.

El "príncipe de hierro" de Arabia Saudita cosecha desconfianza en Oriente Medio y EEUU

Camino al trono, cueste lo que cueste

Al Jabri dijo en la demanda que una de las razones por las que el príncipe heredero lo quiere muerto es porque proporcionó información a la CIA donde lo señala como responsable de la muerte de Khashoggi. El asesinato provocó un escándalo mundial, empañando la imagen del príncipe heredero. Khashoggi, residente de Estados Unidos, visitó el 2 de octubre de 2018 el consulado de Arabia Saudita en Estambul, donde su cuerpo fue desmembrado y sus restos nunca fueron encontrados.

En la misma entrevista con CBS News, Saad Aljabri fue más lejos, al asegurar que el príncipe Mohammed sugirió envenenar a su tío y anterior monarca de su país, el rey Abdallah (1924-2015), para labrar su camino hacia el trono. Afirmó que el príncipe habló en 2014 con su primo, el príncipe Mohamed bin Nayef, en aquel momento ministro del Interior, de la posibilidad de matar al enfermo rey con veneno que consiguió en Rusia.

Mohammed bin Salman
"Quiero asesinar al rey Abdallah, he conseguido un anillo venenoso en Rusia. Sólo necesito un apretón de manos para hacerlo", habría dicho el príncipe Mohammed a su primo, Mohammed bin Nayef, en una conversación grabada.

Le dijo: Quiero asesinar al rey Abdallah, he conseguido un anillo venenoso en Rusia. Sólo necesito un apretón de manos para hacerlo”, aseguró el exresponsable de Inteligencia sobre las palabras del príncipe Mohammed a Bin Nayef. De acuerdo al entrevistado, la conversación fue privada aunque está grabada en video y aseguró saber dónde se encuentran las dos copias que hay de dicha grabación.

El rey Abdullah murió un año más tarde, a la edad de 90 años, y fue sucedido por su medio hermano Salman, el padre de Mohammed. El mencionado príncipe Bin Nayef fue declarado príncipe heredero, pero sin dar mayores explicaciones el rey Salman lo despojó de todos los títulos reales y cargos ministeriales en 2017. Mohammed bin Salman fue el ganador de ese “juego de tronos” y fue nombrado heredero del trono. El anterior príncipe heredero fue puesto bajo arresto domiciliario por razones jamás reveladas al público y en 2020, en medio de la purga que el príncipe Mohammed lleva a cabo puertas adentro del palacio, fue arrestado al ser acusado de “traición” por presuntamente planear un golpe.