viernes 23 de julio de 2021
INTERNACIONAL Asia
06-04-2021 08:48

El último judío de Afganistán: se enfrentó a los talibanes y a su propio compañero de sinagoga

Zabulon Simantov vivió durante décadas en soledad en el país del corazón de Asia. Se mudará a Israel para reencontrase con su familia.

06-04-2021 08:48

El último judío conocido que habita los suelos de Afganistán decidió abandonar el país tras décadas de vivir en soledad. Se trata de Zabulon Simantov, un vendedor de alfombras de 61 años que cuida la última sinagoga en pie de Kabul, y cuya historia sirvió de inspiración para películas y obras de teatro en Inglaterra y Estados Unidos.

“Me las arreglé para proteger la sinagoga de Kabul como un león de judíos aquí”, expresó tiempo atrás Zabulon Simantov a Arab News, e informó que emigrará próximamente a Israel para reencontrarse con su familia. Según la Agencia Telegráfica Judía, el hombre permaneció en suelo afgano durante el gobierno del movimiento extremista talibán y la posterior invasión de Estados Unidos y sus aliados tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Sin embargo, Simantov asegura que, luego de años de ocupación, las fuerzas de la OTAN lideradas por EE.UU. no pudieron estabilizar la zona. Y que con el paso del tiempo y el retiro escalonado de los ejércitos aliados, aumentó la inseguridad en la capital y la clientela se desvaneció.

Asombroso: encuentran en Getsemaní un baño ritual judío de la época de Jesús

De acuerdo a un informe de la BBC, Zabulon Simintov nació en Herat, cerca de la frontera con Turkmenistán, por los años 50. En ese momento había unos 5.000 judíos en Afganistán. Pero la mayoría emigraron a Israel en busca de una mejor vida. Luego de la invasión de la entonces Unión Soviética, en 1979, hubo otro éxodo y para cuando el ejército ruso hizo su retirada en 1996, quedaban apenas diez judíos en Kabul.

Los últimos dos judíos en Afganistán

Para 2004, sólo quedaron dos: Zabulon Simintov y otro judío llamado Isaac Levin, quienes vivían juntos en la única sinagoga en Kabul. Ambos se peleaban el derecho a ser los custodios del templo y del libro la Tora. Los talibanes “me golpearon mucho. Fui encarcelado varias veces por este charlatán Levy. Quería deshacerse de mí para vender la sinagoga. Pero gracias a Dios no tuvo éxito”, contó Simantov a Foreign Policy en 2019. 

Israel: los judíos ultraortodoxos rechazan las restricciones por el coronavirus

Fue tal la disputa entre los dos que inspiró dos obras de teatro: "El guardián de mi hermano", en Londres; y "Los últimos dos judíos de Kabul", estrenada en Nueva York.  Simantov se convirtió en el único judío del país en 2005, cuando su compañero falleció alrededor de los 80 años. 

Ahora, el vendedor dice que se reunirá con su esposa y sus dos hijas que se fueron de Afganistán en 1998 y viven en Israel. “Voy ver la televisión en Israel para averiguar qué va a pasar en Afganistán”, afirmó. 

AB/FL