jueves 16 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL CAMPAÑA ANTI-PFIZER
26-07-2021 04:00

Fábricas de trolls en Rusia intentarían promover la compra de Sputnik V en mercados potenciales

Según un informe del Network Contagion Research Institute, empresas de marketing ofrecerían compensación económica a influencers por promover historias falsas sobre la vacuna estadounidense. Con ello, alentarían la adquisición del preparado ruso.

26-07-2021 04:00

Un nuevo informe del Network Contagion Research Institute culpó a las fábricas rusas de trolls en internet por el armado de una campaña de difamación contra Pfizer, con el objetivo de promover la propia vacuna Sputnik V tanto dentro como fuera del país.

Las tácticas utilizadas durante dicha campaña incluyen la publicación y promoción de la cobertura negativa de la vacuna elaborada por la empresa farmacéutica estadounidense. Dicha "pauta publicitaria" estaría orientada a alcanzar ciertos países específicos.

El escrito afirma también la puesta en práctica de un enfoque inusual, por medio de empresas de marketing rusas. Éstas acudieron directamente a figuras populares e intentaron cooptarlos para manifestarse en contra en Facebook e Instagram.

Sputnik V Campaña
Una dosis de la vacuna rusa Spuntik V contra el coronavirus, en manos de una integrante del personal de salud.

"Las empresas de marketing rusas se han acercado directamente a personas influyentes de las redes sociales. Les ofrecen una compensación económica por promover historias fraudulentas sobre las complicaciones de la vacuna Pfizer", sostienen.

Las fábricas de trolls localizadas en territorio ruso se han dirigido, como fue mencionado antes, a países que son mercados potenciales de la vacuna Spuntik V contra el coronavirus. Entre ellos, quisieron esparcir sus influencias por Brasil, India, Indonesia y Canadá.

Miembros de Novetta, una empresa de seguimiento de la desinformación, revelaron que mucho antes de que los fabricantes de vacunas publicasen datos sobre la efectividad de las dosis, ya existía una campaña de promoción de la Spuntik V en África.

Sputnik V Campaña
Los dos componentes del preparado elaborado por el Instituto Gamaleya.

Descubrieron que que la vacuna rusa tenía la "segunda tasa más alta de citas positivas (alrededor del 66%) en la cobertura de los medios africanos". Mientras tanto, la "segunda percepción negativa" era relativamente baja dentro del continente (11%).

Respecto a ello, explicaron: "En la promoción de su vacuna, Rusia ha empleado el método de propaganda probado en el tiempo de publicar un gran volumen de noticias positivas en varias plataformas de medios que se basan en información dudosa".

A ello se le suma también las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, quien instó en reiteradas ocasiones a la ciudadanía a vacunarse contra el COVID-19. Incluso reveló que había recibido la Sputnik V en junio de 2021 con dicho objetivo. 

Sputnik V Campaña
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, confirmó su inoculación durante el mes de junio de 2021.

El Kremlin había dicho en primera instancia que el mandatario  había sido inoculado con ambas dosis durante los meses de marzo y abril. Sin embargo, poco detalles fueron compartidos respecto del acontecimiento y tampoco existen imágenes sobre ello.

La falta de publicidad se convirtió entonces en el centro de atención de los funcionarios ya que les preocupaba la lentitud de la aceptación para persuadir u obligar a las personas a obtener las inyecciones de COVID-19, que están fácilmente disponibles. 

Es por ello que instaron al presidente a revelar cuál era la vacuna que se había administrado y cuándo lo había hecho, a pesar de que previamente le habían pedido que no revelara su nombre para no darle al producto local una ventaja competitiva.

Rusia también quiere ser un destino turístico de vacunación contra el Covid-19

"Pensé que necesitaba estar protegido el mayor tiempo posible. Así que elegí vacunarme con Sputnik V. Los militares se están vacunando con Sputnik V y, después de todo, soy el comandante en jefe ”, señalaba Putin en junio. 

Y concluía: "No trae efectos secundarios. Cuatro horas después, solo sentí algo de rigidez donde me pusieron la inyección.  A medianoche, medí mi temperatura. Era 37,2°. Me fui a dormir, desperté y era de 36,6ºC. Eso fue todo".

JFG