viernes 30 de julio de 2021
BLOOMBERG Pandemia de coronavirus
09-07-2021 18:21

Vacunas de Pfizer y Moderna rara vez podrían provocar inflamación cardíaca

Dos enfermedades que causan inflamación cardíaca pueden ocurrir muy rara vez después de recibir las vacunas contra el covid-19 de Pfizer Inc. y Moderna Inc., señaló el regulador de medicamentos de la Unión Europea.

09-07-2021 18:21

Dos enfermedades que causan inflamación cardíaca pueden ocurrir muy rara vez después de recibir las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer Inc. y Moderna Inc., señaló el regulador de medicamentos de la Unión Europea.

La actualización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) se produce tras preocupaciones sobre un posible vínculo entre las vacunas de ARN mensajero y las dos afecciones, miocarditis y pericarditis, que han surgido en Estados Unidos, Israel y otros lugares. Algunos de los posibles síntomas son dificultad respiratoria, arritmia cardíaca y dolor torácico.

La EMA recomendó incluir la miocarditis y la pericarditis como efectos secundarios en la información del producto para las vacunas de ARNm, junto con una advertencia para crear conciencia entre profesionales de la salud y personas que reciben las vacunas.

Covid-19 en Argentina: se reportaron 19.256 nuevos casis y 466 muertes

En tanto, las personas que han sufrido síndrome de extravasación capilar sistémica no deben ser inoculadas con la vacuna de Johnson y Johnson, indicó la EMA. El comité de seguridad del regulador revisó tres casos de la condición que ocurrieron hasta dos días después de la vacunación. Uno de los tres pacientes padecía previamente el trastorno y dos fallecieron posteriormente.

El comité de seguridad de la EMA también dijo que una condición que causa inflamación nerviosa puede ocurrir muy rara vez después de la administración de la vacuna de AstraZeneca Plc. El síndrome de Guillain-Barré puede provocar dolor, entumecimiento, debilidad muscular y dificultad para caminar, pero el balance riesgo-beneficio de la vacuna se mantiene sin modificaciones, indicó el regulador.

Los reguladores en los Estados Unidos han intentado tranquilizar a los estadounidenses asegurándoles que las vacunas de ARNm contra el COVID-19 son seguras después de informes de que un número relativamente pequeño de hombres jóvenes, en su mayoría, había sufrido problemas cardíacos tras vacunarse. El uso de las vacunas de Moderna y de Pfizer, que trabajó junto con BioNTech SE, ha sido muy amplio en Estados Unidos y gran parte de la Unión Europea.