domingo 01 de agosto de 2021
INTERNACIONAL Violencia de género
28-06-2021 17:30

El juicio a Valerie Bacot conmovió a Francia: mató a su marido violento y quedó en libertad

La mujer francesa, de 40 años, fue abusada por décadas por quien fue su padrastro, y luego su pareja. La golpeaba, amenazaba y la obligó a prostituirse.

28-06-2021 17:30

Valérie Bacot, una mujer francesa de 40 años, fue condenada días atrás a una pena simbólica de cuatro años de cárcel -tres de ellos en condicional- por matar a su marido violento, quien además la obligaba a prostituirse. La mujer salió en libertad, debido a que ya había cumplido un año en prisión.

La corte de Saône-et-Loire, en Francia, la juzgó por haber matado de una bala en la cabeza a su marido Daniel Polette, 61 años, el 13 de marzo de 2016. Allí, durante más de dos horas, la mujer contó entre lágrimas el infierno que vivió durante décadas. 

La trágica historia de Valerie comenzó a sus 12 años, cuando fue violada por su padrastro, Polette, que más tarde se convertiría en su pareja y padre de sus cuatro hijos. Fue golpeada por él y obligada a prostituirse.

"Siempre encontraba algo... Al principio eran bofetadas, luego se convirtieron en patadas, puñetazos y me estrangulaba. Con el paso del tiempo, hubo amenazas con un arma", contó la mujer

El 13 de marzo de 2016, Valérie Bacot, de entonces 35 años, mató a Daniel. Con la ayuda de dos de sus hijos, enterró su cuerpo en un bosque, pero fue denunciada y detenida en octubre de 2017. Confesó inmediatamente y explicó su acto por 25 años de calvario.

Caso Valerie Bacot 20210628

Ni Una Menos: desde 2015 se cometieron 1733 femicidios y transfemicidios en Argentina

Polette fue condenado y encarcelado en 1995 por abusar sexualmente de un menor, pero la justicia lo autorizó a volver a la casa familiar tras su salida de la cárcel. "Todo volvió a empezar como antes", relata Bacot en un libro que publicó en mayo pasado.

“Simplemente quería protegerme. Proteger mi vida, la vida de mis hijos. A mis ojos, nada más importaba”, escribió en su autobiografía “Tout Le Monde Savait” (“Todo el mundo sabía”). El título hace referencia a que, pese a que todos sabían de que él había abusado de ella, su madre le permitió regresar a la casa, donde siguieron las violaciones. Incluso contó que su madre la llevaba a la cárcel a visitar a su abusador.

Allí relató que matar a Polette era la única forma de protegerse a sí misma y a sus hijos de un hombre que había hecho de su vida “un infierno” desde que fue abusada sexualmente por él, hasta el día en que lo mató. “No solo soy una víctima. Lo maté; es normal que me castiguen. Pero si mi sentencia es dura, eso significará para mí que él tenía derecho a comportarse como se comportó conmigo”, publicó la mujer, consignó CNN.

Caso Valerie Bacot 20210628

Más de veinte años de violencia y abusos

A los 17 años, la mujer quedó embarazada, su madre la echó de la casa y su abusador la llevó a vivir con él. Según su relato, él tomaba mucho alcohol y se mostraba cada vez más violento. Para una Navidad la golpeó con un martillo porque una guirnalda que compró no funcionaba. En otra oportunidad, ya embarazada, la estranguló hasta que se desmayó, contó la mujer. 

A esta violencia física cotidiana, "usual", según Bacot, se añadió la prostitución: su marido la obligaba a trabajar en su auto, mientras le daba "instrucciones" a través de un auricular para satisfacer mejor a los clientes.

La mujer aseguró que quiso "huir mil veces", pero temía por las constantes amenazas de él, que tenía una pistola. El límite fue por el miedo a que a su hija Karline le sucediera lo mismo, luego de que a sus 14 años le confesara que su padre le preguntó "cómo era sexualmente".

Cómo vive el asesino de las 113 puñaladas a 25 años del femicidio más cruel de la historia

Ese 13 de marzo, con la pistola que su marido tenía en el auto, le disparó en la nuca. No se trató de defensa propia, ya que el hombre manejaba y estaba de espaldas, pero sus abogados explican su acto por "la violencia extrema que sufrió durante 25 años y el miedo a que se repita contra su propia hija".

El abogado de la acusación había pedido una pena de cinco años, cuatro condicionales, y calificaba de "víctima" a Bacot, por haber sido violada, golpeada y prostituida durante años por su marido. En la misma línea se manifestó el fiscal, que solicitaba clemencia para la acusada.

"Valérie Bacot no podía quitarle la vida a quien la aterrorizaba", pero hay que "enunciar la condena sin encarcelarla", planteó, y resaltó además que sus cuatro hijos "necesitaban a su madre”.

Tras conocerse su caso, más de 700 mil personas firmaron una petición en su apoyo, para exigir la liberación de la mujer.

ag / ds