martes 28 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL recambio en Uruguay
01-03-2020 01:30
01-03-2020 01:30

Lacalle Pou: aire fresco desde Uruguay a la derecha regional

Es el mandatario más joven en la historia del vecino país. Un conservador 'descontracturado' en tiempos de Bolsonaro.

01-03-2020 01:30

Con la promesa de traer un poco de aire fresco a las filas de la derecha uruguaya, Luis Lacalle Pou asume hoy la presidencia de su país. La llegada al poder del líder del Partido Nacional (PN) pone fin a 15 años ininterrumpidos de gobierno del Frente Amplio. A los 46 años, Lacalle Pou se convertirá en el presidente más joven de la historia de Uruguay. Haberse presentado como el exponente de una nueva generación política fue precisamente uno de los mayores aciertos de su campaña: a Lacalle Pou le gusta mostrarse como un dirigente aggiornado, distinto en sus formas a otros referentes anquilosados de las derechas latinoamericanas, como Jair Bolsonaro, Sebastián Piñera o Iván Duque.

El nuevo presidente uruguayo derrotó en el ballottage presidencial de noviembre pasado al candidato frenteamplista Daniel Martínez por una estrecha diferencia de poco más de un punto porcentual. Para lograrlo tuvo que reunir las voluntades de todas las demás fuerzas de centro y de derecha: el Partido Colorado, Cabildo Abierto, el Partido de la Gente y el Partido Independiente. Ahora dependerá de todos ellos para garantizar la estabilidad de su gobierno: Lacalle Pou no tendrá mayoría propia en el Parlamento, donde el Frente Amplio cuenta con la mayor cantidad de bancas y tendrá poder de veto a menos que todas las demás fuerzas cierren filas con el Partido Nacional.

Solá y Beliz serán "las caras" de Alberto Fernández en la asunción de Lacalle Pou

Por eso se espera que, al menos en la etapa inicial de su gobierno, Lacalle Pou se muestre abierto a la negociación, incluso con el Frente. Durante la campaña se cansó de repetir que dará continuidad a las políticas exitosas de su antecesor Tabaré Vázquez. Y, en los últimos días, tendió su mano a la futura oposición al ofrecer más de treinta puestos en distintas dependencias en ministerios y entes públicos a figuras frenteamplistas.

Al igual que la mayoría de los mandatarios recientemente asumidos en Latinoamérica, Lacalle Pou tendrá como mayor desafío revigorizar la economía. El gobierno saliente le deja una herencia digna. Los del Frente Amplio fueron los 15 años de mayor crecimiento del PBI en la historia del país. La pobreza se redujo del 40 al 8%, la indigencia prácticamente desapareció y el poder adquisitivo de los uruguayos aumentó de manera sostenida. Uruguay llegó a ser el país con mejor distribución del ingreso de la región. Sin embargo, la desaceleración económica y la precarización del empleo le pasaron factura a Vázquez en el tramo final de su mandato. El déficit fiscal es otra de las cuentas pendientes que ahora deberá atacar Lacalle Pou, quien prometió durante la campaña reducirlo sin aumentar impuestos ni tarifas.

Historial. ¿Cómo piensa Luis Lacalle Pou? A juzgar por su comportamiento durante sus años como legislador −fue 15 años diputado y cinco años senador−, es un conservador hecho y derecho, al igual que su padre, Luis Alberto Lacalle, ex presidente de Uruguay entre 1990 y 1995. Durante el gobierno del Frente Amplio, Lacalle Pou votó contra la legalización del aborto y contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. Apoyó la vigencia de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado que amnistió a los militares acusados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura. Está a favor de bajar la edad de imputabilidad penal, por cierto una de sus propuestas de campaña más taquilleras, en un contexto en el que la “inseguridad” urbana se transformó en una de las mayores preocupaciones de los electores.

Su mirada sobre la política exterior también habla de su perfil ideológico. Lacalle Pou promete, por ejemplo, un giro radical respecto de la cuestión Venezuela, frente a la que Tabaré Vázquez prefirió mantenerse neutral. Lacalle Pou califica al gobierno de Nicolás Maduro como una “dictadura” y ni siquiera lo invitó a su ceremonia de asunción, lo mismo que a los gobiernos de Cuba y Nicaragua. En cambio, el brasileño Bolsonaro, el colombiano Duque, el chileño Piñera y el paraguayo Mario Abdo Benítez confirmaron su presencia en Montevideo.

Alberto Fernández llamó a Lacalle Pou para disculparse por su ausencia en la asunción

Más allá de su relativa afinidad ideológica con las derechas regionales, Lacalle Pou se diferencia en ciertos temas sensibles. Declaró que está dispuesto a abrir las fronteras de Uruguay para recibir a “miles y miles” de inmigrantes, algo que espantaría a Jair Bolsonaro. Respecto de la legalización de la marihuana aprobada por el Frente Amplio, el nuevo presidente dijo que dará marcha atrás con la comercialización por parte del Estado, pero que está a favor del autocultivo y de los clubes cannábicos.

Lacalle Pou supo convertir el tema del consumo de drogas en un ítem para la construcción de su imagen de político “descontracturado”. Reconoció públicamente que, durante su juventud, consumió marihuana y cocaína, aunque ahora se muestra arrepentido por ello. Por aquellos años, Lacalle Pou, un hijo de ricos del exclusivo barrio de Pocitos, era fanático de bandas argentinas de rock como Sumo.

Otra de sus grandes pasiones era y sigue siendo el surf. Es un fanático total. Se sube a la tabla cada vez que puede y viajó por el mundo en busca de buenas olas: Indonesia, Hawái, Nicaragua, Brasil, El Salvador, California, México, Panamá, Costa Rica. Ahora todo eso quedó tan lejos: le llegó la hora de gobernar.

Solá encabezará la delegación argentina

Más allá de las diferencias ideológicas, y de la evidente afinidad y simpatía que siempre ha demostrado hacia José Mujica y otras figuras del Frente Amplio, a cuyo candidato presidencial y rival de Lacalle Pou, Daniel Mujica, apoyó personalmente en la capital uruguaya, el presidente Alberto Fernández multiplicó los gestos de buena vecindad con el nuevo mandatario uruguayo, al que días atrás llamó por teléfono para disculparse por no poder asistir a su asunción, ante la coincidencia con la Asamblea Legislativa que inaugurará el período de sesiones ordinarias del Congreso. Fernández y Lacalle tuvieron “una conversación telefónica muy positiva”, informó la agencia Télam, y coincidieron en la posibilidad de reunirse la semana próxima. El presidente argentino decidió enviar una comitiva de alto nivel a Montevideo, presidida por el canciller Felipe Solá, su jefe de Gabinete, Guillermo J. Cháves y el designado embajador argentino en Uruguay, Alberto Iribarne.

 

  • Quien es Luis Lacalle Pou?

☛ Como candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou puso fin a 15 años de gobierno del Frente Amplio.

☛ Tiene 46 años, es abogado, está casado y tiene tres hijos.

☛ A los 26 años fue electo como diputado, cargo que ocupó durante 15 años.

☛ Desde su banca legislativa, se opuso a la legalización del aborto, al matrimonio igualitario y a la ley que reguló el empleo de las trabajadoras domésticas. Apoyó la baja de la edad de imputabilidad penal.

☛ Proviene de una familia tradicional de la política uruguaya. Su padre es el ex presidente Luis Alberto Lacalle, quien se llamó a silencio durante la última campaña.