lunes 12 de abril del 2021
INTERNACIONAL Chiledespertó
26-10-2020 09:20

Las FARC, Nicolás Maduro y Evo Morales saludaron el plesbicito chileno y llovieron las críticas

Los sectores que defienden la dictadura pinochetista salieron a criticar el resultado de la consulta popular.

26-10-2020 09:20

Chile enterró este domingo 25 de octubre el último remanente de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con una contundente votación en favor de renovar la Constitución heredada de ese régimen, y se encamina a actualizar una democracia que vivió por 30 años bajo las reglas establecidas por el gobierno cívico-militar.

De manera abrumadora, un 78,28% de los más de 7,5 millones de votos registrados, con el escrutinio al 99,72%, fueron en favor de la opción "Apruebo" el cambio de una Carta Magna. La opción alternativa, el "Rechazo", acumuló el 21,72% de las papeletas, en una jornada en la que participó el 50,86% de los más de 14,7 millones de chilenos habilitados para votar en el plebiscito.

La actual Constitución, ideada en plena dictadura, ha sido, según expertos consultados por AFP, una camisa de fuerza que apuntaló evidentes desigualdades económicas y sociales en el país de 18 millones de habitantes.

El resultado de la votación fue saludado por algunos sectores de la izquierda latinoamericana, y a su vez fue también criticada por los sectores más reaccionarios de la derecha chilena. Los elogios de las FARC, del venezolano Nicolás Maduro, y del boliviano Evo Morales generaron críticas en redes sociales de parte de los chilenos que defendían la constitución pinochetista.

Las respuestas de los sectores de derecha

Los saludos de estos del presidente de Venezuela, el exmandatario boliviano y de los representantes de la guerrilla colombiana generaron el rechazo de algunos chilenos que se oponían al plebiscito.

Para Marcelo Mella, politólogo de la Universidad de Santiago, el triunfo del cambio de Constitución inicia un camino nuevo para la democracia chilena, nacida de otro plebiscito en 1988 en el que la población decidió terminar con el gobierno de Pinochet tras 17 años de dictadura.

"Supone abandonar de una vez por todas la sombra de la dictadura en lo institucional y resolver las deudas que tiene nuestra democracia y que terminan convirtiendo el juego político democrático en un juego trivial sin relevancia para una gran parte de los chilenos y chilenas", afirmó a la AFP Mella.

FeL/FF