lunes 30 de enero de 2023
INTERNACIONAL ESCÁNDALO EN EL VATICANO

Un cura "cercano" al papa Francisco habría invitado a monjas a un trío para "replicar la Santísima Trinidad"

El jesuita Marko Ivan Rupnik fue apuntado por "abuso espiritual". Según la denunciante, habría usado un control psicoespiritual para tener relaciones sexuales con mujeres y ver películas porno.

20-12-2022 19:58

Un cura cercano al papa Francisco fue acusado de incitar a dos monjas a "hacer un trío" y emular así la "Santísima Trinidad". Según el testimonio de la denunciante, el jesuita habría cometido "abuso espiritual" al hacer uso de sus facultades psicoespirituales para convencerlas de tener relaciones sexuales y ver películas porno.

En el momento de las acusaciones, Marko Ivan Rupnik, conocido en la Iglesia por sus dotes artísticas, era director espiritual de un convento en Eslovenia en la década del ochenta. La ex monja contó asimismo que intentó en vano denunciar al sacerdote, quien habría abusado de veinte mujeres.

Este caso, en tanto, pone bajo al lupa la orden de los jesuitas, una corriente católica de sacerdotes a la que también pertenece el papa Francisco. Salió a la luz luego de que Rupnik fuera excomulgado tras usar el confesionario para absolver a una mujer con la que había tenido relaciones.

Marko Ivan Rupnik 20221220
Caption

La acusación

La denunciante es una exmonja de 58 años que causó revuelo en la Iglesia Católica luego de develar las presuntas prácticas sexuales que involucran al jesuita. Según sus explosivas declaraciones, el religioso habría "usado su relación con Dios" para incitarla a tener sexo.

"El padre Marko comenzó a meterse lenta y dulcemente en mi mundo psicológico y espiritual, explotando mis incertidumbres y fragilidad, y usando mi relación con Dios para empujarme a tener experiencias sexuales con él", dijo la mujer, en diálogo con Domani, un diario de investigación de Italia.

En ese sentido, la monja afirmó que finalmente concretaron el encuentro en el tiempo que compartieron en el convento esloveno entre 1987 y 1994, y luego el cura la acosó para que lo ocultara. Entre los detalles figura que Rupnik le habría pedido a ella y a una compañera de tener sexo con el, para "replicar la relación tripartita entre Dios, Jesús y el Espíritu Santo". 

Los casos más resonantes de abuso sexual denunciados contra la Iglesia católica

Por otro lado, la mujer detalló años de abuso sexual y la manipulación espiritual presuntamente ejercida por parte de Rupnik. Además, dijo que lo denunció en varias oportunidades ante los jesuitas y otros superiores que protegían al popular cura artista. "Fue realmente un abuso de conciencia", dijo la monja, quien afirma haber presentado su primera queja en 1994 en Eslovenia.

Mientras tanto, otras hermanas sufrieron daños similares, dijo, describiendo el uso de la pornografía, la humillación y múltiples parejas "a imagen de la Trinidad" en el abuso espiritual y sexual de Rupnik. "Deberían haberlo detenido hace 30 años", le dijo la mujer al citado medio. A raíz de la escandalosa denuncia, la orden jesuita del papa Francisco habló públicamente para pedirles a las víctimas que presenten denuncias contra el sacerdote esloveno. 

El Papa Francisco se negó a investigar a un cardenal "favoriti" acusado de abuso sexual

Rupnik y el silencio de la Iglesia

Si bien el sacerdote es casi desconocido entre la gente, es famoso en la jerarquía eclesiástica debido a sus obras artísticas, entre ellas los coloridos mosaicos decoran capillas, iglesias y basílicas de todo el mundo. Además, gozó de un grado de protección en torno a los escándalos sexuales en los que estuvo involucrado.

Esto se vio interrumpido la semana pasada después de que los jesuitas admitieran que el hombre había sido excomulgado por haber cometido uno de los crímenes más graves en la Iglesia Católica: usar el confesionario para absolver a una mujer con la que había tenido relaciones sexuales.

Iglesia católica
A pesar del escándalo, el jesuita tiene programado realizar ejercicios espirituales del 13 al 17 de febrero en el santuario mariano de Loreto en la costa adriática de Italia, según el sitio web de Loreto.

Fue declarado excomulgado en mayo de 2020 y luego "perdonado" por la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano  después de que se arrepintiera. La institución, en tanto, estaba compuesta por un fiscal jesuita de delitos sexuales y un ex alto funcionario que vivía en la comunidad jesuita del acusado. Apenas un año después, la misma institución decidió no procesarlo por otra acusación de abuso espiritual y sexual de una exmonja, declarando que el plazo de prescripción había expirado. 

Después de que las primeras acusaciones de la denuncia de 2021 se filtraran, los jesuitas emitieron una declaración refiriéndose solo al caso de 2021. El superior jesuita, el reverendo Arturo Sosa, admitió a fines del año pasado que Rupnik había sido excomulgado y apartado de las funciones de escuchar confesiones, dar dirección espiritual o dirigir ejercicios espirituales.

CDI CP