lunes 04 de julio de 2022
INTERNACIONAL Ataque mortal

La venganza de Australia: buscan cazar a un gran tiburón blanco que devoró a un bañista

La víctima fue identificada como Simon Nellist, un hombre de 35 años que entrenaba para realizar un nado benéfico en el momento del ataque.

17-02-2022 16:15

Australia comenzó una intensa cacería para lograr capturar a un tiburón blanco que devoró a un hombre en las costas de Sídney. Por esto mismo, desplegaron un gran operativo para lograr atrapar al animal.

Las autoridades de Sídney colocaron en las aguas grandes trampas para logar cazar al tiburón blanco, además de que pusieron en marcha un operativo de monitoreo con drones para poder inspeccionar el océano desde el aire, evitar que este hecho se repita y logar conocer el paradero del animal.

2107_tiburon_ataca_ballena
El ataque tuvo lugar a unos 150 metros de la playa.

Quién era el nadador devorado por un tiburón blanco en Australia

De acuerdo con la información trascendida, la policía habría identificado a la víctima como Simon Nellist, un hombre de 35 años que buceaba segundos antes de ser atacado por el tiburón de unos 3 metros, según las aproximaciones.

El hombre se entrenaba para un nado benéfico de Malabar Magic Ocean Swim que se llevaría a cabo este domingo, semanas antes de que se celebrara su matrimonio con su pareja Jenny Ho, según pudo conocer el medio Daily Mail.

Los tiburones son daltónicos, miopes y atacan surfistas porque los confunden con focas

La estrategia de Sídney es lograr dar con el tiburón, capturarlo y trasladarlo mar adentro, pero los estudios de la utilización de estas trampas indican que es probable que el tiburón muera al ser atrapado por la trampa inteligente. Mientras tanto, las autoridades paralizaron las actividades en cerca de 13 playas de la zona, para prevenir que vuelva a ocurrir un hecho similar.

Cómo fue el ataque del tiburón

Durante la tarde del miércoles, varias personas que se encontraban en la playa y jugaban al golf en un campo cercano a la orilla pudieron ver como el tiburón atacaba a un bañista y la sangre comenzaba a teñir las aguas de Sidney.

De inmediato, se puso en marcha un plan de rescate, por lo que un helicóptero y cuatro ambulancias se encargaron de iniciar el protocolo de correspondiente. El brutal ataque terminó con la vida del buzo, cuyos restos y piezas del traje que llevaba fueron encontrados en el agua una hora después del suceso.

Este fue la primera agresión cometida por un tiburón en las costas de Sidney en 50 años, ya que el último suceso mortal similar tuvo lugar en 1963.

RdC / ED