viernes 30 de julio de 2021
JUEGOS Lexicón
12-06-2021 10:01

Mamut

No siempre estuvo dentro del hielo

12-06-2021 10:01

Imaginamos al mamut con cuernos enormes y retorcidos; lo imaginamos peludo, lleno de barro, harto del invierno perpetuo; lo imaginamos luchando contra los homúnculos primitivos que intentaban cazarlo con palos y piedras; pero sobre todo lo imaginamos suspendido dentro de un gigantesco cubito de hielo, congelado para toda la eternidad. Los mamuts se extinguieron hace cuatro o cinco mil años; habitaban las llanuras frías de Asia y el norte de América. Los sufridos nativos que mucho tiempo después poblaron esas tierras no tenían el concepto de «extinción» dentro de su cosmovisión, por lo que al encontrar sus huesos y colmillos descomunales bajo tierra pensaron lo más obvio: eran los esqueletos de gigantescos topos subterráneos que rehuían de la luz del sol. Por ese motivo jamás los veían sobre la superficie: se trata, como se puede comprobar, de una demostración irrefutable. No hay consenso acerca de la exacta etimología de la palabra, pero todas las versiones coinciden en remontarse a algún áspero idioma del norte de Asia. Para algunos tenía el significado de «cuerno subterráneo», para otros de «topo de la tierra». De allí pasaría al ruso antiguo, y de allí a los idiomas de aquellos viajeros occidentales que decidieron explorar y cartografiar la tundra hace cuatrocientos años. Nuestra lengua lo recibe del francés. Durante un breve período el mamut se confunde con el mastodonte, otra bestia también parecida al elefante y también prehistórica, pero pronto los hombres de ciencia pusieron a cada especie en su lugar dentro de la rigurosa taxonomía animal.  

 

(En la imagen, un joven cazador prehistórico escapa de un mamut. En 10.000 AC, de Roland Emmerich, 2008.)

En esta Nota