miércoles 30 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA EL SALTO DE LA PANTALLA

Ana Laura Deluso: "Los personajes desquiciados que antes llamaban la atención, hoy integran una parte importante de la política"

La ex productora del reality más famoso lo comparó con ediciones anteriores. "Gran Hermano era una muestra sociológica, sus ganadores representaban algo, y hoy es sólo un programa de televisión", afirmó. Además, la farandulización como fin y el nuevo contexto social pospandémico para un formato de encierro.

20-10-2022 13:14

La periodista, Ana Laura Deluso analizó el reflejo social de Gran Hermano y su vinculo con la política: "hoy la sociedad está mucho más desquiciada que hace 20 años, porque vivimos en una impredecibilidad muchísimo mayor", sostuvo en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

A su vez, trazó un paralelismo con el encierro social por la pandemia con respecto a este formato televisivo. "Recién con la pandemia, entendí en qué proyecto había estado trabajando todos estos años", concluyó. 

Vos hiciste una analogía entre el encierro que vivimos en la pandemia y el que están viviendo en Gran Hermano, ¿podrías profundizar el concepto?

Me acordaba de un participante del primer Gran Hermano que, cuando le pregunté porqué se había anotado, me contestó que era "una vuelta al útero, porque necesitaba salir de una situación de mi vida y lo único que me podía ayudar era volver a un lugar controlado donde me cuidaran".

Pero, más allá del encierro en sí mismo, hay una gran diferencia con el programa que surgió a fines de los ´90 con el de ahora: en ese momento era una especie de muestra de la globalización. Había participantes de todo el mundo sometidos a las mismas reglas, siendo diferentes.

Todos los productores de GH del mundo nos juntábamos una vez al año en Holanda e intercambiamos experiencias. Y yo sentía cómo las mismas condiciones aplicaban en distintas civilizaciones. Cuando llega la pandemia, entendí en qué proyecto había estado. Allí se veía la reacción de un individuo cuando se lo privaba de estímulos que estaba acostumbrado.

Gabriela Cerruti vs. Gran Hermano: "No se puede decir cualquier cosa, con el Presidente decidimos intervenir"

Durante las primeras ediciones analizábamos mucho el encierro con diversos profesionales. Me acuerdo que una chica se puso a llorar porque extrañaba llevar las llaves de su casa en el bolsillo.

¿Es decir que estaríamos hablando del cambio de hábitos?

Sí, pero también es el privarse de los estímulos desde un lugar más profundo, en donde se despiertan ciertas capacidades, cuando generalmente estamos adormecidos.

Cambio de paradigma social: un camino hacia la farandulización

El pudor fue cambiando a medido que pasa el tiempo, antes era la desnudez y hoy tal vez sea el no adaptarse a las nuevas tecnologías ¿Ese pudor habrá cambiado al punto de que antes el tema en agenda para estos programas era el sexo y ahora es la política?

Lo que pasa es que hay una diferencia: cuando surgió este proyecto era una ambiente controlado, los productores no podíamos hacer absolutamente nada si no consultábamos a Holanda. El aislamiento era real, más allá de lo que la gente pudiera creer o no. Y eso fue cambiando. En el 2010 hubo un quiebre. Ya no es el mismo efecto.

GH
Ganadores de las ediciones pasadas de Gran Hermano

Acordate que GH surge antes incluso que la crisis del 2001 en Argentina y en la crisis global del 2008, el mundo cambiaba y el ser humano se empezó a preocupar por otros estímulos. Esos personajes desquiciados que antes llamaban la atención, hoy integran una parte importante de la política.

Lo que se trataba encontrar en el casting era la mejor muestra, a criterio de los realizadores. Por eso los ganadores representaban algo: en el 2001 gana un chico huérfano que había entrado 45 días después que el resto. Es decir era una Argentina políticamente correcta, pese a que las consecuencias eran injustas.

Macho Alfa: ¿impunidad o libertad de expresión?

En el 2002, en plena crisis, gana una chica que se había prostituido para alimentar a su hijo. Mientras que en el 2007 triunfa una chica que fue atacada por todos los integrantes, salvo por un ex convicto al que termina traicionando para ganar. O sea, había un reflejo de lo que era la coyuntura. 

Por otro lado hubo un cambio social enorme, hoy la sociedad está mucho más desquiciada que hace 20 años. Vivimos en una impredecibilidad muchísimo mayor.

Cuando no hacés un casting tan cerrado, lo que elegís como representantes sean personajes televisivamente atractivos. Antes, Gran Hermano era una muestra sociológica y hoy es sólo un programa de televisión. Y esto pasa en todos los campos: desde el análisis político, incluso en el mismo periodismo ha cambiado: hay un gran atractivo para la farandulización.

AO PAR