MODO FONTEVECCHIA
Alerta en el sector agropecuario

Chicharrita: estimaron las pérdidas por la plaga: "El daño reportado es final, ya no puede recuperarse"

El 26% de los productores tuvo pérdidas en su producción. “Por la chicharrita se demoró la siembra y la venta de semillas está prácticamente paralizada”, señaló Dante Romano, investigador de la Universidad Austral.

Una plaga que azota la producción agropecuaria.
Una plaga que azota la producción agropecuaria. | Twitter

No fueron las siete plagas juntas, pero el impacto arrollador que tuvo “la chicharrita” para el campo se presentó con la fuerza que ahora deja empezar a ver los daños. En ese sentido, se publicó el resultado de la encuesta bimestral del Índice Ag Barometer Austral elaborado por la Universidad Austral, que incluyó una consulta sobre los daños ocasionados por la devastadora plaga que golpeó los cultivos en el campo argentino. A su vez, relevó las expectativas de los productores frente a la próxima campaña y los efectos sobre la confianza para apostar a nuevas inversiones que impulsen el ciclo productivo futuro.

Se trata del último sondeo, en base a registros de mayo y junio, con la participación de más 270 productores maiceros. El informe arrojó resultados importantes respecto de los daños estimados de la plaga que azotó principalmente al maíz. Según reveló el Índice de confianza del productor agropecuario de maíz, al ser encuestados sobre el impacto que tuvo en su producción maicera el Spiroplasma kunkelii, comúnmente conocida como “la chicharrita”, resultó que el promedio ponderado por cantidad de menciones de pérdida que un 26% sufrió pérdidas significativas

“Los productores estiman que la aparición de ‘la chicharrita’ les ha causado pérdidas del orden del 26% de la producción de maíz. Por esa razón, un 35% de los productores van a sembrar menos maíz, reasignando la superficie de cultivo volcándose principalmente a la soja (46%) y a sorgo (31%)”, detalló el estudio. Asimismo, otros productores decidieron reasignar los campos en un 9% al cultivo de girasol mientras un 13% respondió que lo hará hacia otros cultivos.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Las becas Austral promueven oportunidades de educación con una visión de futuro | Perfil

“Daño final” irrecuperable

Dante Romano, investigador del Ag Barometer Austral, en diálogo con Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1), señaló que “el informe fue confeccionado en el mes de mayo, cuando ya la cosecha de maíz temprano estaba terminada, y la de maíz tardío comenzaba, pero ya con los cultivos definidos en su rendimiento. La respuesta que encontramos es que en promedio tenemos un 26% de pérdidas en la producción por spiroplasma ‘chicharrita’”.

“El daño reportado es final, el maíz ya no puede recuperarse como podría ocurrir en el caso de un faltante de humedad, exceso de calor o heladas en alguna región en particular. En ocasiones la menor producción viene acompañada de un mayor precio, pero en este sentido las mermas productivas no son tan grandes, y se encuentran en el contexto de stocks abultados en el mundo, al tiempo que ingresa una cosecha de maíz safrinha muy importante en Brasil”, precisó el experto”, agregó.

“Otra compensación que podemos encontrar a nivel de resultados del productor, son los buenos rendimientos de soja, que junto a precios, hacen que el impacto no sea mayor. Quizás por estas cuestiones, el índice de condiciones presentes que relevamos en el Ag Barometer se encuentra en un índice de 90 (100 es neutralidad), pero mejoró 11 puntos respecto al mes pasado, y viene mejorando desde el piso de 31 puntos hace un año”, señaló Romano a este medio.

La mejor cosecha de soja argentina en años beneficiaría a Milei | Perfil 

Impacto de dimensiones notables

Romano, uno de los autores del informe puntualmente señaló, que el avance e impacto de la plaga de “la chicharrita” se diferenció de otras campañas. “Es la primera vez que esta enfermedad transmitida por la chicharrita toma una dimensión tan notable en Argentina. En Brasil está presente desde el 2021, pero con diversas iniciativas se pudo controlar. En nuestro país se reportaba cierta presencia en el extremo norte de la zona productiva, pero con grados de impacto muy menores”, enfatizó.

“La preocupación es que por una combinación de factores, en esta oportunidad la presencia del vector (la chicharrita) llegó hasta el centro de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, las zonas en las que impactó en rendimientos fueron para el centro y norte del país, podríamos decir de la altura de la ruta 9 en su tramo Rosario – Córdoba hacia el norte”, destacó.

Respecto de la migración de cultivos a la que se volcaron los productores afectados Romano explicó a Modo Fontevecchia: “Del relevamiento realizado surge que 35% de los productores harían una reasignación de área, bajando superficie de maíz y pasándola en casi 50% a soja. Pero resulta muy temprano todavía para definir cuánto podría caer el área de maíz”. No obstante, puntualizó que “las estimaciones que los privados están haciendo hablan inicialmente de un millón de hectáreas de merma (15%), pero podría ser incluso mayor”.

“La caída de maíz será perjudicado en área sembrada, inversión y producción, mientras que esos recursos pasarán fundamentalmente a soja”, remarcó el experto, concepto que se desprende como cruda conclusión sobre las proyecciones para la cadena triguera.

Campo: aseguran que la próxima campaña de maíz "está en jaque" | Canal E 

Expectativas a futuro

“En el norte del país, donde la decisión es sembrar maíz en fechas tardías o no hacerlo, se espera una baja muy fuerte de siembra, con paso fundamentalmente a soja. Las rotaciones se harían introduciendo en donde sea posible, trigo previamente a la soja. Pero en el extremo norte la producción de trigo es muy baja por cuestiones climáticas”, advirtió sobre las proyecciones para el próximo ciclo productivo.

“En las zonas donde es posible sembrar en fechas tempranas, pero en los últimos años se ha dividido la implantación entre temprano y tardío, especialmente volcándose a tardío en contextos secos, se prevé que si el clima permite, se siembre mucho más temprano. Pero la duda es cuanta presión de insectos se tendrá al momento de la implantación (octubre) y la humedad disponible, dado que se espera un año Niña (seco)”, remarcó el autor del informe. Y agregó: “En el sur de Córdoba y la mayor parte de Buenos Aires el impacto fue muy menor, y las decisiones de siembra se mantendrían”, agregó el autor del informe a Modo Fontevecchia.

Fue muy preciso al explicar: “Si el cambio es de la magnitud que se estima (1 mill.ha.), los niveles de producción de maíz y soja variarían pero sin generar un impacto elevado en la disponibilidad de esos cultivos. En el caso que fuera de 2 mill.ha., podríamos ver una producción de soja cercana a las 60 mill.tt. con una de maíz en la zona de los 40 mill.tt. lo cual podría generar impactos gravitantes. Pero aún está todo por definirse”.

“Es difícil asociar la baja intención de inversión en maquinaria por ejemplo con los daños por spiroplasma (chicharrita). La pregunta que apunta a esto sigue en la zona de los 50 puntos que implica un desánimo importante a la hora de invertir (100 es el punto de break even entre pesimismo y optimismo). Pero en esto influyen muchos elementos más además de esto, y venía en estos niveles desde antes”, señala Romano. 

La Niña llega con un 70% de probabilidades de impactar en los próximos tres meses | Modo Fontevecchia 

La venta de semillas está paralizada 

“Normalmente ya en marzo con las promociones que las semilleras lanzan en expoagro suele comenzar la venta de semillas de maíz, y los productores de punta suelen comprar temprano para asegurarse la mejor tecnología. Sin embargo, la chicharrita demoró las decisiones de siembra. La comercialización de semillas está prácticamente paralizada. Los productores están evaluando si sembrar o no, dependiendo de si las heladas del invierno bajan la presencia del insecto que transmite la enfermedad, y de los rindes de las diferentes variedades”, señaló Romano en diálogo con este medio.

Una advertencia que pone foco en los impactos varios que generó y sigue ocasionando la plaga queda en evidencia en las palabras del especialista: “Ya que hay algunas con mayor resistencia que otras, pero ‘no hay historia’ para este tipo de eventos”, remarcó el analista. “También se están generando redes que tomando la experiencia de cómo Brasil controló esta enfermedad, van dando líneas guía para la decisión de esta campaña, pero hay más dudas que certezas”, explicó Romano a Modo Fontevecchia, dejando en claro la gravedad del avance de la plaga.

Desde el agro estiman una buena siembra de trigo debido a la cantidad de agua acumulada en el suelo | Canal E 

Confianza pero con cautela

Sin embargo, surge del informe que los datos se dan en un contexto de cierto optimismo generalizado para el sector agropecuario. El informe destaca que “la confianza de los productores está en máximos históricos, pero aún sin realizar inversiones en activos fijos, también el índice de condiciones financieras presentes en máximos históricos”. 

“Sin duda, los resultados de la campaña 2023/24, comparados con la dramática situación vivida en la campaña 2022/23, han cambiado totalmente el ánimo de los productores, aunque aún son muy cautelosos a la hora de realizar inversiones en activos fijos y eso se nota en la caída de ventas de maquinarias agrícolas”, indica el informe. El 73% de los productores considera que aún no es un buen momento para invertir en activos fijos”, puntualiza el reporte. 

TV