domingo 04 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA JUICIO A LAS JUNTAS

Alejandra Flechner: "Ver 'Argentina, 1985' es comprometerse"

La reconocida actriz, que interpreta a la esposa del fiscal Julio César Strassera en la película, contó los detalles sobre el gran estreno nacional. "Marcó un momento importante de nuestra historia, pero también dialoga con el presente", destacó en Modo Fontevecchia.

06-10-2022 13:43

La actriz de teatro, cine y televisión Alejandra Flechner reveló cómo vivió su trabajo en la película Argentina, 1985, interpretando a la pareja de Julio César Strassera, uno de los fiscales del Juicio a las Juntas Militares. A su vez, destacó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9) que "ver Argentina, 1985 es comprometerse" porque "se trató de un hito para nuestro país y a nivel internacional".

Si bien eras muy joven cuando ocurrió el Juicio a las Juntas, ¿cómo lo viviste?

Era joven y lo viví como pude porque no se televisaba en ese momento. Ahora naturalizamos cómo consumimos la información y esto se puede ver en Argentina, 1985. Es uno de los grandes valores. Es poder ver la época, de algún modo.

Los periodistas que escribían sobre eso presenciaban los juicios sin poder grabar ni tomar fotos. A la salida iban a la cabina de un teléfono público y llamaban a la redacción para pasar la información. Sí se transmitían por radio, pero uno conocía la información a través de los diarios. La presencia mediática hubiese sido diferente.

Argentina 1985: ¿Cuándo será posible verla online?

Tengo entendido que estás elegida para otro proyecto que narra la crisis del 2001, interpretando a la esposa de Eduardo Duhalde, Chiche. ¿Por qué creés que te tocan papales tan importantes de momentos históricos del país?

Esa serie ya se filmó y fue casi en simultáneo con Argentina, 1985. La hicimos a partir del libro El palacio y la calle, de Miguel Bonasso. Fue una adaptación con un guión muy bueno y la convocatoria para ese rol me pareció un desafío fuerte, teniendo en cuenta que se trata de una persona real de nuestra política.

Pero hice muchos trabajos en mi carrera y no siempre estuve en proyectos que hablaron sobre hechos de nuestra historia. Sí me pueden interesar porque me interrogo al respecto. Por ejemplo, en el caso de Argentina, 1985, me gustaría destacar que se trató de un hito para nuestro país y a nivel internacional.

Fue el primer juicio civil contra los militares y eso solo se puede comparar con el de Núremberg. Marcó un momento importante de nuestra historia, pero también dialoga con el presente. Me parece interesante que la gente joven vea esta película, las cosas que sucedieron, y lo que sí se pudo hacer.

Juani Fernández Juvé (JFJ): Tuve la posibilidad de ver la película y quiero destacar que no sos la mal llamada "mujer de Strassera", sino su gran compañera, y una persona clave para el fiscal.

El libro de la película es de una inteligencia absoluta porque, basándose en un hecho histórico, relata algo desde el punto de vista humano de quienes transitaron eso. En ese momento, no sabían que estaban viviendo un hecho histórico y tampoco lo esperaban.

A Julio César Strassera le cayó la papa caliente en la mano y no podía decir que no, pero tampoco era una persona que se había preparado toda su vida para eso. Por eso el papel que juega la familia de Strassera en la película es muy importante.

Ricardo Darín: “Me emocioné todo el tiempo”

Lo acompañaron en la tarea de asumir que tenía que ser el fiscal del Juicio a las Juntas, con todos los peligros, las presiones y los miedos que podía llegar a tener. Y con todas las luces y sombras de las contradicciones de un ser humano frente a semejante hecho.

En mi rol, como compañera de vida, lo empujo y lo desafío a correr algún límite personal. Ella es una mujer autónoma, con sus propias ideas, no es una acompañante. Eso entra por un lado muy natural en la película y escuchás a la gente reírse, aplaudir y emocionarse.

Cierto humor que tiene le quita la solemnidad al caso. Mucha gente no sabía que la gente que convocaron Strassera y Luis Moreno Ocampo tenían menos de 30 años. Muchos fiscales no querían meterse y no lo sabía. Por eso, ver Argentina, 1985 es comprometerse, sabiendo que se pueden hacer cosas, aunque parezcan imposibles. Además, artísticamente me parece una gran película, en todos sus rubros.

JL PAR