jueves 01 de diciembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA Elecciones de medio término

La ola roja republicana, ausente en los comicios de Estados Unidos

Leandro Dario, economista y editor en Forbes Argentina, analizó algunos de los datos relevantes. “Surgió un gran rival para Donald Trump en la interna republicana, el gobernador de Florida, Ron DeSantis”, expresó en Modo Fontevecchia.

09-11-2022 12:31

El economista y editor de la revista Forbes Argentina, Leandro Dario, opinó sobre el triunfo demócrata en las elecciones estadounidenses del día de ayer. “A los demócratas les fue bien a pesar de Biden, que tiene un nivel de aprobación muy bajo, de apenas el 41%, y a pesar de la economía”, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Nuria Am (NA): ¿Sorprende el resultado de ayer en las elecciones de Estados Unidos?

Sorprende, porque se esperaba una gran victoria republicana. En Estados Unidos, históricamente, siempre el oficialismo pierde las elecciones de medio término. Se esperaba ese resultado, no sólo por la tradición, sino también porque están viviendo la mayor inflación en las últimas cuatro décadas y están por entrar en recesión.

El primer dato es que no hubo una gran ola roja republicana. Según las tendencias, aparentemente van a controlar la cámara de representantes, pero los demócratas están muy cerca de quedarse con la mayoría en el Senado para seguir controlando la cámara alta. En el Senado son cien senadores, se renovó, en esta elección, un tercio de la cámara, 35 bancas.

Los demócratas ganaron una banca en disputa en Pensilvania, tradicionalmente republicana. Eso los dejó muy cerca de tener esos 50 senadores mínimos que les permitirían tener el control de la cámara alta.

Sin "marea roja" pero con signos de agotamiento de Joe Biden: las claves de la elección en EEUU

El segundo dato es cómo queda la interna republicana de cara a 2024. Donald Trump no fue candidato en estas elecciones, pero sí apoyó a algunos candidatos a los que no les fue bien. En estas elecciones surgió un gran rival para Donald Trump en la interna republicana, el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Ron DeSantis fue por la reelección y la ganó ampliamente. Quedó posicionado como el hombre que le puede disputar la interna republicana a Trump en 2024.

NA: ¿Esto complicaría las posibilidades de Donald Trump en caso de que quiera lanzarse a una nueva campaña?

Sí, aunque en las bases republicanas Donald Trump sigue siendo el gran favorito. Pero el hecho de que haya surgido una figura de peso es relevante. 

DeSantis logró algo que no es menor. Florida era tradicionalmente un estado pendular, que oscilaba elección tras elección entre republicanos y demócratas. DeSantis logró que Florida se convirtiera en Estado republicano. Hace diez años que no gana un demócrata en ese Estado.

Es probable que muchos de los empresarios que apoyan la campaña republicana empiecen a darle dinero a Ron DeSantis para que pueda desafiar a Donald Trump.

Donald Trump: las elecciones estadounidenses prueban que su poder mengua

NA: En el mundo están perdiendo los oficialismos por las consecuencias del desgaste de sus gestiones durante la pandemia. El gobierno de Trump tuvo algunos avances en materia económica pero una gestión olvidable, sobre todo en lo relacionado a derechos humanos y demás, ¿creés que eso pesó al momento de elegir?

Los republicanos quizás equivocaron el foco en la campaña. El foco debería haber sido nacionalizarla y centrarse en lo mal que está la economía. Los republicanos hicieron campaña basadas en que “les robaron la elección” en 2020, en resistir el avance en el derecho al aborto Estado por Estado.

Esas cuestiones más identitarias vinculadas a las políticas identitarias, de género, etc, movilizaron a las bases demócratas, que salieron a votar para defender esos derechos. En realidad, antes de que la Corte Suprema derogara el fallo Roe vs Wade que facilitaba el aborto, las bases electorales demócratas estaban desanimadas, no tenían ganas de ir a votar. Recordemos que en Estados Unidos el voto no es obligatorio.

Te diría que a los demócratas les fue bien a pesar de Biden, que tiene un nivel de aprobación muy bajo, de apenas el 41%, y a pesar de la economía.

Elecciones en Estados Unidos: ganadores, perdedores y las peleas que faltan definir

Fernando Meaños (FM): En Estados Unidos suele hablarse del “pato rengo” refiriéndose al presidente que no tiene posibilidad de reelección pero todavía tiene mandato por delante. ¿Qué pasa, en base a estos resultados, con Joe Biden?

En estos dos años, lo interesante es que los republicanos, al controlar la cámara de representantes, van a bloquear mucho la agenda legislativa de Biden. Biden va a quedar con poco margen de maniobra para impulsar sus promesas de campaña del 2020.

Lo que puede decir Biden es que a él, en la elección de medio término, le fue mucho mejor que a Obama en 2010 y que a Trump en 2018. Pero dentro de la interna del Partido Demócrata, puede haber un ala más progresista que le pida que no vaya por la reelección. Que es un presidente débil, que está teniendo problemas en sus apariciones públicas, que este año cumple 80 años, etc. 

Sin embargo, si Biden decide ir por la reelección, no creo que haya mucha interna en el partido, porque los demócratas también saben que están muy frágiles a nivel político y económico, y que no les conviene hacer cosas que dañen aún más un liderazgo que está tan dañado.

FM PAR