MODO FONTEVECCHIA
10 AÑOS DEL PAPA FRANCISCO

Victor Bugge: "Cuando Bergoglio pueda caminar bien va a volver a ser el mismo"

El fotógrafo presidencial contó su experiencia con el sumo pontífice en el Vaticano y aseguró que lo notó rejuvenecido respecto a sus años como cardenal. "Siempre digo que vi una luz en el momento en el que lo encontré", afirmó. 

Victor Bugge
Victor Bugge | Perfil

Víctor Bugge afirma que el Papa Francisco se encuentra en un gran momento físico tras sus 10 años de papado: “lo veo igual que en mi primera vez en el Vaticano”  contó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9) el fotógrafo presidencial que retrató a las figuras más importantes de la política, el deporte y el espectáculo.

¿Cómo lo ves a Francisco tras sus 10 años de papado?

En la última etapa de Bergoglio, antes de ser Papa, lo notaba avejentado, como un hombre mayor. Pero en mi primer encuentro en el Vaticano lo vi distinto, iluminado. Siempre digo que vi una luz en el momento en el que lo encontré.  Era un hombre que había cambiado y no hace falta que yo lo cuente, basta con ver una foto de Bergoglio y otra de Francisco para notar la diferencia. Hoy, más allá del problema que tiene en la rodilla, lo veo igual que en mi primera vez en el Vaticano. El día que pueda volver a caminar va a ser el mismo. 

¿Cómo fue el momento en el que te conociste con él?

Yo voy al Vaticano junto a todos los presidentes desde la época de Alfonsín. Viví el papado de Juan Pablo II, el de Benedicto XVI y después cuando apareció Francisco lo primero que hice fue pedir un encuentro para fotografiarlo. Esa idea se terminó plasmando en la Semana Santa del 2014 y para mí fue tremendo. Cuando entré a la Plaza San Pedro, sabiendo que iba a tener la libertad de moverme a la par de él, empecé a temblar. También estuve presente en la santificación de Juan Pablo II y de Juan XXIII y tuve la suerte de estar en ese balcón inmenso. Siempre pensé que el balcón de la Casa Rosada era importante, pero evidentemente hay uno que lo supera. Poder fotografiarlo de espaldas y con la plaza llena fue una emoción profesional

Papa Francisco: "Se puede dialogar muy bien con la economía, no se puede dialogar con las finanzas"

Como fotógrafo presidencial, ¿intentás disimular alguna mala mirada entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

No, eso lo hacen ellos. Yo tengo que hacer la foto, porque de lo contrario no estaría mostrando la realidad. Toda mi vida fue así, más allá de algún conflicto que pude haber tenido alguna vez. Uno tiene que estar informado a través de los medios de comunicación, sumarle el microclima, escuchar, observar y todo eso va a la cabeza para luego generar la imagen

Alejandro Gomel: ¿Cuál es la foto que elegís tras 45 años de profesión?

Si eligiera una, sentiría que fracasé. Lo mío es un relato que va juntando una foto con otra. Pero, para contestar la pregunta, me quedo con una del velorio de Diego Maradona. Fotografíe el cajón en el patio, desde arriba. Había estado tres o cuatro meses antes con él repitiendo el beso a la copa en el 86. Le había comprado una réplica por $150 y cuando la vio me dijo "¿qué me trajiste?", pero igual lo hizo. Encontrarme fotografiando su cajón y haberlo visto descubierto en un momento de intimidad es algo que sigue en mi memoria. Después están las fotos políticas, pero me cuesta definir mi trayectoria en una o dos imágenes, es un conjunto.

Andrea Bisso: ¿Cómo surgió tu pasión por la fotografía?

Mi viejo fue el reportero gráfico número 15. Yo me crié entre cubetas y ampliadoras en casa y él era un monstruo con la cámara, de esos que ya no se repiten, al igual que tantos otros de su generación. Un día me colgó la cámara y me dijo "sacá". A veces le preguntaba algunos detalles profesionales, pero él me decía "vos dejate de joder y apretá". La primera foto que me indicó que tenía que seguir en esto fue una en la que retraté a Videla mirando por la ventana, previo a una audiencia. Yo estaba sólo en el despacho y en esa época no era nada fácil poder obturar sin que la persona se diera cuenta

ADP