sábado 28 de mayo de 2022
OPINIóN
11-03-2022 18:14

Guerra Rusia-Ucrania: No es no

En estos momentos en que Rusia está invadiendo a Ucrania, no debe, ni puede haber ambigüedades. La ambigüedad es siempre apoyar al agresor. Hay que saber de qué manera queremos vivir y qué elegimos. De qué lado uno se posiciona respecto a la guerra y a los derechos humanos.

La guerra hay que denunciarla a gritos sin titubeos ni dudas.

En estos momentos en que Rusia está invadiendo a Ucrania, no debe, ni puede haber ambigüedades. La ambigüedad es siempre apoyar al agresor.

Es el momento de poner sobre la mesa lo que uno piensa, lo que uno siente y ser coherente con ello.

Hay que saber de qué manera queremos vivir y qué elegimos. De qué lado uno se posiciona respecto a la guerra y a los derechos humanos.

Guerra Rusia-Ucrania: cuáles son los cinco errores que le costaron caro al ejército ruso

La guerra es inaceptable e incomprensible.

He participado en grandes discusiones sobre el tema. Generalmente de parte de los intelectuales escucho varias veces la frase: “hay que pensarlo, es un tema complejo”.

Creo que pensar los temas es interesante y aclara muchas situaciones, pero no en cuanto a que si la guerra sí o si la guerra no. En este caso no hay tiempo para pensar. Pensar se puede dejar para después.

Es un no rotundo a la guerra.

Es también sorprendente como los que deciden la guerra no son los que van al frente.

Decir No a la guerra es como cuando se le dice a un niño: no toques la electricidad. No se les da un curso de electricidad seles dice un no imperativo.

El idealismo liberal bajo fuego en Ucrania

Hoy nadie puede, ni debe hacerse el distraído con la guerra.

Primo Levi decía que había gente que no sabia del nazismo, otros que no querían saber y los que por falta de comunicación y de información no lo sabían. Como creo que hoy sucede con la mayoría del pueblo ruso.

HOY TODOS SOMOS UCRANIANOS.

No a la guerra.

Rusia-Ucrania: la demostración de ir por todos los recursos naturales

Hoy todos y cada uno de nosotros debemos comprometernos y ser solidarios.

Ilustro con el poema de Martín Niemöller: “Guardé silencio”, del pastor alemán luterano (1892-1984). El poema trata sobre la cobardía de los intelectuales alemanes, la persecución, la culpa y la responsabilidad.

 

«Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
ya que no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
ya que no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
ya que no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
ya que no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar».

 

NO ES NO.