3rd de March de 2021
OPINIóN Coronavirus
06-05-2020 14:47

Singularidad para flexibilizar la cuarentena

La pandemia es la síntesis entre los rasgos y complejidad propia del Covid-19 y la realidad tanto geográfica, cultural y de salud pública de cada Nación.

06-05-2020 14:47

El desenvolvimiento de la pandemia destaca por su complejidad y es la síntesis entre rasgos propios del Covid-19, y los modos en que se relaciona con la organización social, la realidad geográfica, demográfica, cultural y política, así como de la robustez de la salud pública de cada nación. Resiste el modelo clásico en el que se encuadran los conflictos entre la sociedad y el ambiente en el que los países en desarrollo se llevan la peor parte. A pesar de que los pobres cargan los costos de la crisis, en esta instancia la selectividad de la tasa de mortalidad del virus es más territorial y generacional que social.

La excepción es USA. La sobrerepresentación de los afroamericanos en la mortalidad con alta comorbilidad, se debe a una menor calidad de vida que un acceso segmentado a la salud reproduce. Que el hecho no se replique en España e Italia habla bien de su sanidad antes del Covid-19. Sin embargo, a recortes presupuestarios que debilitaron la respuesta -a un desafío que de no abordarse de cuajo pone patas arriba al mejor sistema- se sumaron errores graves de gestión.

Con la curva de contagios ya en modo exponencial en la comunidad de Madrid, España decreta muy tarde el estado de alarma que permite toda actividad económica excepto el comercio no esencial. Tardó otra semana en disponer el confinamiento total que avala solo la vinculada a la producción y distribución de esenciales.

Los 7 países que mejor enfrentan el coronavirus son gobernados por mujeres

Demora también letal en Italia Francia y UK. La pandemia golpea territorios y elude otros, Baviera, y Nord-Westfalia en Alemania, Lombardía, Véneto, Emilia Romania en Italia, Wuhan en China etc. Su geografía evolutiva es radial desde la metrópolis hacia su horizonte de movilidad diaria o área de influencia a través del transporte público. Un abordaje desde la pluralidad territorial refleja lo descripto, mientras países exitosos delegaron, en España, el eterno encono metió la cola.

El gobierno recentralizó la sanidad de manos de las autonomías, cortando el vínculo entre éstas y sus proveedores. La adquisición por Moncloa de material defectuoso en un mercado arrasado por la especulación fue un efecto menor a la negativa al ruego del presidente Torra de confinamiento para Cataluña, una semana antes del estado de alarma, error que devino en horror. Ignoto en la costa este de USA, California ya registraba casos que luego estabilizaba. Los Angeles, comparable en tamaño a Nueva York pero menos densa, se expande en suburbios extensos que favorecen distanciamiento en el espacio vecinal y de circulación, en auto. El grueso de la “Gran manzana” se mueve en transporte público y vive en departamentos, lo que sumado a la reacción lenta de un Cuomo llamado a suplir un presidente ausente, produjo el escenario bélico al este de los Apalaches. San Francisco y su temido China Town dan el ejemplo. Clave: cercanía cultural y física con vuelos directos a Wuhan intercambio de médicos y habitantes familiarizados con el SARS que llevaron su experiencia a las calles y hospitales.

Por qué Bélgica tiene la mayor tasa de mortalidad del mundo por Covid-19

Con una esperanza de vida 7 años más baja que la española, una sanidad buena en relación a sus vecinos pero ineficaz frente a la alta informalidad y segregación socioterritorial en el acceso a la salud que entorpecen el control y seguimiento, Argentina se confinó a tiempo. Una Buenos Aires macrocéfala con millones que se mueven diariamente a CABA forma una unidad de gestión sanitaria a pesar de la Gral Paz . El porcentaje de casos contra el total nacional y el uso intensivo de transporte público la asimila más a Nueva York que a Los Angeles. Desde el 10, con la curva ya amesetada, el Ejecutivo ha de encontrar alternativas en base a dichas singularidades mientras intenta capear la impaciencia frente a una crisis económica tan inminente como el invierno austral, atizada por un conflicto de escalas en el que la decisión de un médico en una UCI o la un político de confinar, ocurren en un tiempo distinto, desfasado al de la búsqueda y distribución de un tratamiento antiviral o una vacuna, en un mundo desigual.

En esta Nota