25th de February de 2021
OPINIóN Pandemia por coronavirus
21-05-2020 12:05

Entender la evolución del COVID-19 es clave para controlar su propagación

A lo largo del tiempo ocurren cambios en el material genético de los virus, mutan. Profundizar en su estudio nos llevaría a entender cómo funcionan sus genes, algo de gran ayuda para los organismos sanitarios.

21-05-2020 12:05

Existe una frase en biología que dice: “Nada en biología tiene sentido, excepto a la luz de la evolución”. Uno podría estudiar la evolución del COVID-19 para entender cómo los genes del virus funcionan.

¿Cómo evolucionan los virus? Los virus evolucionan por mutación. Es decir, ocurren cambios en su material genético a lo largo del tiempo. Para entender la manera en la que esto sucede, veamos el juego del teléfono descompuesto. Darío, el primer jugador, dice la palabra FOCA a Nicolás. Nicolás interpreta la palabra FOSA y se la dice a Marina quien interpretó la palabra TOSA. A medida que continúa el juego, la palabra “FOCA” se transforma y se vuelve completamente distinta de lo que era originalmente.

Podemos pensar en el material genético como una secuencia de letras. Sólo que el material genético del coronavirus está formado por cuatro letras (A, C, G y U). Así, por ejemplo, una parte de secuencia podría ser: ACUGAAGUU. Estas secuencias pueden mutar a lo largo del tiempo. La mutación implica que alguna de esas letras en la secuencia cambie por alguna de las otras tres letras permitidas. Es decir, por ejemplo, si la primera A de la secuencia cambiara por una U, o una G o una C, se produciría una mutación. Todo el material genético está formado por una secuencia de esas cuatro letras.

La OMS incorporó dos nuevos síntomas para detectar el coronavirus

¿Cómo podemos aplicar este conocimiento al coronavirus? El coronavirus es un virus con genoma de ARN. El ARN está formado por una secuencia de cuatro nucleótidos, que se representan con las letras A, U, C y G.

Para replicarse el virus debe copiar su material genético. De esta tarea, se encargan unas enzimas denominadas polimerasas. La enzima encargada de copiar es una ARN polimerasa ARN dependiente, es decir la enzima copia ARN a partir de un molde de ARN. Estas enzimas trabajan de la siguiente manera: van leyendo el molde y colocan la letra complementaria a la que se encuentra en el molde. Las enzimas siguen unas reglas de complementariedad: A es complementaria a U y C es complementaria a G. Con un ejemplo se comprenderá fácilmente. Suponga Ud. que la enzima lee el siguiente molde de ARN: ACGU, entonces cuando comienza a copiar lee una “A” por lo tanto en la copia pone una “U”, luego lee una “C” en la copia colocará una “G”. Cuando termine de copiar el molde, la copia de ARN resultante será: UGCA.