jueves 18 de agosto de 2022

Del Código de Hammurabi a los ciberataques: la mutación de las aseguradoras

A lo largo de los años, el mercado asegurador se ha transformado tantas veces como los comportamientos de las sociedades.

21-12-2021 07:20

Hace 4 mil años en Babilonia los comerciantes emprendían peligrosas excursiones de ultramar. Conociendo los riesgos que su trabajo implicaba, establecieron los primeros seguros de la historia: algunos para proteger la pérdida de mercadería y otros para indemnizar a las esposas e hijos en caso de muerte. Quedaron registrados para siempre en el icónico Código de Hammurabi.

Con el mismo criterio, en China intercambiaban bienes entre los barcos de manera que si uno naufragaba, todos salvaban, al menos, una parte de la mercadería. Esa garantía primitiva funcionaba como un salvoconducto para los intercambios comerciales de la época.

La próxima guerra mundial comenzaría con un ciberataque

A lo largo de los años, el mercado asegurador se ha transformado tantas veces como los comportamientos de las sociedades. La cronología podría ser extensa y ocupar demasiadas páginas, pero se pueden mencionar hitos extraordinarios -que hoy parecen habituales- que derivaron en la creación de los seguros de vida, la asistencia al viajero, la obligatoriedad para los autos y hasta el “contra todo riesgo”.

El escenario laboral, modificado a raíz de la pandemia, empieza a llevar a las aseguradoras a una nueva etapa de su mutación. Desde el punto de vista de las personas, el trabajo remoto podría ser el impulsor de las coberturas transfronterizas. Pero eso no es todo. Teniendo en cuenta que según estimaciones de IDC el 65% del PBI estará digitalizado en 2022, las organizaciones deben asegurar sus activos digitales.

A principios de año, el Foro Económico Mundial advirtió que 2021 podría ser el año de los ciberataques y que es una de las amenazas para el crecimiento a nivel mundial. Actualmente, hay un ataque a consumidores o dispositivos cada 11 segundos y para 2031 podrían ser cada 2 segundos, según un estudio de Cybersecurity Ventures.

Los ciberataques llegan al mundo físico

En Estados Unidos, las primas de ciberseguro alcanzaron los 7,5 mil millones de dólares en 2020, tres veces más de lo que era hace seis años, reportó Allianz. A nivel mundial, el mercado podría representar US$ 20.600 millones en 2025, estimó la consultora inglesa Global Data. En Latinoamérica, el avance es mucho más lento y son pocas las organizaciones cubiertas ante los ciberriesgos. Si bien en Argentina no hay un dato de cuántas son las empresas, en México, que concentró más de la mitad de los ataques de la región, sólo el 5% están aseguradas, de acuerdo con un relevamiento de la compañía Sekura.

A los perjuicios económicos por la pérdida de información en algunos países también se suman las multas de los organismos controladores. En Europa, el Reglamento General de Protección de Datos contempla multas de hasta 20 millones de euros en casos de violación a la información, filtración de terceros o ataques de ransomware. ¿Qué pasaría si se aplicara lo mismo en nuestro país?

Claves para evitar los ciberataques

Las pólizas de ciber riesgo pueden cubrir gastos para los daños generados, la extorsión, los daños a terceros, la interrupción de la operación y hasta la recuperación de los datos. No será la primera vez que las aseguradoras deben brindar respuestas: desde los barcos de Babilonia hasta estos tiempos, las soluciones siempre se actualizaron al ritmo de las amenazas.

 

* David Rey Goitía. Lic. en Administración de Empresas. Presidente de Intēgrity Seguros.

 

En esta Nota