miércoles 08 de febrero de 2023
OPINIóN nuevos métodos

Educación: el placer para optimizar el aprendizaje

28-12-2022 15:08

Pancoe ha sido pensado como un método pedagógico alternativo que centraliza sus esfuerzos en potenciar las habilidades cognitivas naturales en estudiantes universitarios de grado de las Licenciatura en Turismo, Comunicación, Gastronomía y Periodismo. Es un método que fue desarrollado en Argentina por el Laboratorio del Disfrute (Joy Labs) con sede en la Universidad de Palermo y aplicado en la Universidad del Salvador (USAL) en el seminario “El corazón del negocio”. 

Pancoe tiene dos objetivos centrales. El primero y más importante, es reducir la tasa de deserción de estudiantes universitarios en constante aumento, tema que preocupa no sólo a la educación argentina sino a otros países. Con el fin de reducir esa deserción, el método  utiliza el sentido positivo del placer (goce),  asociado al disfrute, potenciando las endorfinas que ayudan a que se manifiesten las habilidades naturales de estudiantes, muchos de ellos sometidos a grandes niveles de estrés y frustración.

En segundo lugar, el método refuerza la memoria como así también la performance académica de los estudiantes involucrados. El experimento Pancoe se puso en marcha antes y después de la pandemia de COVID-19, utilizando no solo la gamification theory o teoría de la competencia, sino el acceso de los estudiantes a la tecnología digital, herramienta fundamental para la formación universitaria.

La mejora educativa, un compromiso de todos
 

Se formaron dos grupos bien definidos de hasta veinte estudiantes cada uno. La muestra “A” estuvo compuesta por estudiantes de Turismo que habían sido parte de forma activa de la experiencia Pancoe mientras que los del “B” fueron estudiantes que habían sido excluidos de esa experiencia. El grupo “A” celebró dieciocho encuentros en los que se motivó a los estudiantes a preparar trabajos especiales. Cada uno de ellos puso en la tarea su propia impronta cultural del país o lugar de donde nacieron. Abrieron una cuenta de twitter invitando a 60 seguidores a opinar e intercambiar información sobre lo realizado. La competencia de los estudiantes por captar una mayor cantidad de seguidores generó un clima de empatía y colaboración que se complementó con diferentes experiencias positivas donde los estudiantes, cantaron, tocaron instrumentos, escucharon música y amasaron pan.

En una última etapa, los estudiantes fueron evaluados con la mayor rigurosidad académica posible según los reglamentos de las Universidad, en sus diferentes carreras. Cabe aclarar que estos métodos de evaluación son métodos avalados y legalizados por el Ministerio de Educación de la Nación para la educación universitaria superior. Aun cuando la muestra no es estadísticamente representativa y no puede extrapolarse a otros universos, científicamente hablando los resultados son apabullantes: en 2015, el 82% de estudiantes que tomaron la experiencia Pancoe (grupo “A”) pasó el año aprobando todos los exámenes mientras que solo el 68% (del grupo “B”) obtuvo igual condición. En 2021, se volvió a repetir el experimento en condiciones de encierro por la pandemia. El 75% de estudiantes pasó el año electivo del grupo “A” y sólo el 67% para el grupo “B”. En términos de deserción universitaria, 40% de quienes formaron parte de Pancoe durante más de cinco años lograron exitosamente su graduación mientras que ese porcentaje bajó a 28% en el grupo “B”. 

Debe destacarse que Pancoe no sólo llego a la final del Reimagina Education: 2015, una competencia global organizada por el Wharton College (EEUU), sino que ha sido publicado en diversos artículos científicos y plasmado en un nuevo libro titulado The Role of pleasure to improve tourism Education.

Para lograr este camino es necesario activar las endorfinas, este narcótico natural que espera por nosotros como recompensa de la acción. Es tan simple como decidir, hacer y celebrar.  El objetivo es encontrar ese formato donde la educación se vuelva la contención del estudiante y así se encienda la experiencia para iniciar el camino. En esa tarea aparecieron las endorfinas y pronto la ciencia reconoció su importancia. Se supo que su estímulo permite descubrir nuestro propio potencial, el disfrute como una forma de combustible motor para alcanzar objetivos con confianza. Pancoe basa esta estructura donde la alegría y la colaboración es el método educativo disponible para descubrir el talento individual y el del equipo de estudio. Si la ciencia y las evidencias nos hablan de la potencia de la alegría del conocimiento, podemos de forma urgente activar ese mecanismo. Pancoe dio el primer paso en este sentido con resultados ciertamente alentadores. Sigamos juntos este destino donde transitar la Educación Disfrutable desde el aprendizaje conectado y en libertad.
 

*Alejandra Zuccoli profesora del Seminario “El Corazón del Negocio”, NeuroMarketing desarrollado desde la comunicación integral humana. Universidad del Salvador (USAL)  Creadora del JoyLab.