lunes 13 de julio de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Pandemia por coronavirus
martes 2 junio, 2020

La aviación civil semiparalizada

Profesionales, técnicos y aeronaves a punto de perder sus certificaciones.

Avión Foto: Free-Photos / Pixabay
martes 2 junio, 2020

La aviación civil está integrada por varias categorías: el transporte, el trabajo aéreo, la aviación general y el aerodeporte.

Se sabe que el transporte aéreo está en una crisis histórica, pero muchos ignoran que las otras actividades aeronáuticas que se desarrollan en nuestro país están en una situación similar o peor.

No se abordarán aquí las políticas sanitarias preventivas que ha decidido el gobierno nacional para la aviación civil, las cuales surgen o son impulsadas por la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), lo que sí se expondrá es que la autoridad aeronáutica ha hecho muy poco por la supervivencia de la aviación civil.

El plan de Puerto Madryn para anticipar ventas de turismo

El Gobierno Nacional decidió el 16 de marzo pasado el cierre de las fronteras (puertos, aeropuertos, pasos internacionales, etcétera), lo que dejó a las líneas aéreas sin la posibilidad de volar las rutas al país excepto, con bochornosas idas y venidas, la repatriación de ciudadanos y cierta carga aérea. Esto impulsó a que las aerolíneas y organizaciones como IATA (International Air Transport Association), JURCA (Cámara de Compañías Aéreas en Argentina) y regionalmente ALTA (Latin American and Caribbean Air Transport Association) apelaran a las autoridades para su atenuación, además de solicitar alivio fiscal y ayuda para sostenerse, lo cual, a juzgar por los resultados, no fue considerado. Es más, la ANAC, poco después de una reunión a la que convocó a diversos sectores de la aviación comercial y hasta el propio Ministerio de Turismo y Deportes para interiorizarse de la situación del sector, dictó dos resoluciones, la Nº 143 y su rectificatoria Nº144/2020 que prohibían la venta de pasajes aéreos hasta el 1º de septiembre, algo que afecta directamente las previsiones a futuro y agrava la situación al punto que ya se confirmó que varias aerolíneas extranjeras cancelarán definitivamente sus rutas hacia el país. Cabe destacar aquí que, respecto del resto del continente americano, la Argentina es el país más cerrado al tráfico aéreo.

Viajes de egresados post cuarentena: evalúan si se podrán hacer antes de fin de año

Al comienzo del aislamiento social preventivo y obligatorio la ANAC dejó inmovilizadas en tierra actividades de trabajo aéreo (aeroaplicación, talleres de mantenimiento, la aviación ejecutiva y escuelas de vuelo y entrenamiento de pilotos) y los aeroclubes, sin advertir que, por ejemplo la pulverización aérea, forma parte del sistema agroalimentario y de control de plagas justo en plena faena contra el mosquito transmisor del dengue, por lo que a las corridas, tuvo que exceptuar a esta actividad de su sorda decisión.

Hasta comienzos de esta semana, gran parte del trabajo aéreo estaba por quedar inmovilizado porque la autoridad aeronáutica no permitía tareas de mantenimiento de aeronaves que, por su propia disposición y normas de sus fabricantes, requieren inspecciones programadas de control y recambios de componentes. Sobre el particular, el propio CPIAyE (Colegio Profesional de Ingeniería Aeronáutica y Espacial), elevó una nota a la titular de la ANAC, licenciada Paola V. Tamburelli, detallándole las graves consecuencias que la falta de flexibilización para el mantenimiento y la recertificación periódica de técnicos tendría sobre la actividad aeronáutica. No fue la única institución que alertó a la autoridad, también lo hizo el CONAV (Consejo Nacional de Aviación Civil) y diversas federaciones.

Barato y sostenible: cómo será el mercado turístico post pandemia

Con fecha 15 de mayo, surgió una cierta atenuación al problema gracias a una decisión de la Jefatura de Gabinete (DECAD-2020-810-APN-JGM), sin embargo, la flexibilización dejó afuera a una parte importante de las tareas de mantenimiento altamente especializado que se realizan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con lo cual un enorme porcentaje de las aeronaves seguirán en la situación en que se encontraban.

Otra crítica situación es la del entrenamiento de los pilotos en el AMBA, porque miles de ellos –de hecho la mayoría de los profesionales que vuelan en la Argentina– perderán sus habilitaciones.

No se devolvería el dinero de los pasajes aéreos cancelados

Habría mucho para agregar, pero la sensación de quienes conocen el sector es que la ANAC como organismo rector de la aviación civil parece no haber expuesto adecuadamente ante el propio gobierno –y eventualmente los que integran el AMBA– la grave situación por la que atraviesa el sector al que le debe sus mejores esfuerzos.

 

* Luis Alberto Franco es director de Aeromarket, piloto militar y comercial, licenciado en Ciencia Política y master en Economía y Ciencias Políticas.

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5055

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.