domingo 02 de octubre de 2022
OPINIóN Ruiz Guiñazú, legado de una pionera sin techo de cristal

Magdalena, mucha mujer

Esta página de género y diversidad homenajea a Magdalena Ruiz Guiñazú desde la mirada de dos personalidades de la radio que la secundaron en momentos claves de su carrera. Dos productores sobre los que se respaldó en momentos importantes de su carrera radial y de la historia argentina. Para el periodismo y las mujeres periodistas, en particular, fue pionera, y otras profesionales sumaron sus miradas femeninas en redacciones de diferentes soportes. Sin embargo, como ocurre en otros sectores, aún falta que eso se derrame fuertemente en más puestos directivos.

18-09-2022 00:33

Me tomo la libertad de parafrasear el título de un libro de Martha Mercader, que también usó Alfredo Leuco en su columna el día en que Magdalena se nos fue.

Y digo mucha mujer, no mujer a secas, porque en épocas en las que todavía seguimos cuestionando las diferencias que aún existen entre los derechos de los sexos, recordamos que ella, sin pensar en rótulos, tomó su máquina de escribir y su pequeña filmadora y salió a la calle a registrar la realidad. No encontró obstáculos basados en su género; su vocación periodística iba más allá de esa polémica.

Su inquietud por saber, cultivada en los libros que a hurtadillas sacaba de la biblioteca de sus hermanos mayores, la llevó desde chica a recorrer los mundos imaginarios de la pluma de Salgari y otros autores. Más tarde ella misma incursionaría en la escritura con varias obras de gran repercusión, también reflejando la realidad a través de su óptica y su imaginación.

Como periodista viajó por el mundo buscando testimonios en directo con los grandes protagonistas de la historia reciente. Investigó la posible existencia de vida en otros planetas, con la misma curiosidad y la esperanza de llegar a descubrirlo algún día.

Mientras tanto crió a su numerosa familia, logrando que sus cinco hijos se convirtieran en profesionales exitosos.

Se embarcó en la defensa de los derechos humanos poniendo en peligro su propia vida y la de su familia, sometida a amenazas y persecuciones. Su esfuerzo sirvió para que por primera vez se pudiera juzgar a los militares que habían perpetrado el peor genocidio en nuestro país. El juicio a las juntas, ejemplo en el mundo, se basó en el Nunca Más, informe hecho con el absoluto compromiso de sus integrantes que cumplieron con el penoso deber de registrar las atrocidades entonces cometidas.

No descuidó su exitosa carrera profesional en televisión, radio y gráfica, destacándose en todas con gran repercusión en audiencia.

Por eso digo mucha mujer, nunca pensó en diferencias, se allanó a todas las situaciones, desde su femineidad avanzó por el mundo, quizás con sufrimiento, tal vez con frustraciones, pero siempre avanzó por el camino que ella misma se había trazado, siempre transparente, siempre luminosa.

Queda su estela para que las futuras generaciones la sigan y mantengan su luz siempre encendida.

*Emblemática productora de Radio Mitre. Trabajó con ella desde 1975.

En esta Nota