lunes 26 de septiembre de 2022
OPINIóN Situación política

No quiero ser un argentino idiota

Claramente, Argentina entró en un nuevo tipo de tensión, ¡dónde todo está destinado a estar mal!

03-09-2022 17:10

Podría tomar cualquier estrofa de la canción “American Idiot”, de la banda de rock estadounidense Green Day, para describir a la perfección la actual centralidad de hechos y noticias que atraviesa a la Argentina. Claramente Argentina entró en un nuevo tipo de tensión, ¡dónde todo está destinado a estar mal!.

Mientras los incidentes ocurridos en el barrio de la Recoleta entre militantes y funcionarios que apoyaban a Cristina Kirchner con la Policía de la Ciudad de Buenos Aires eclipsaban el recorte presupuestarios en diversas áreas del Poder Ejecutivo por un total de $210.000 millones, que ordenaba el nuevo súper ministro de Economía, Sergio Massa, junto con el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y, cuando la lamentable noticia de la internación de Esteban Bullrich desplazaba del centro de la agenda, a las manifestaciones que ocurrían en la esquina de Juncal y Uruguay del barrio más paquetes del territorio porteño. Sucedió uno de esos hechos impensados que vuelven a colocar en el foco de las noticias a Cristina Fernández de Kirchner.

El jueves a la noche un hombre evadió toda la seguridad de la Policía Federal y los custodios de la vicepresidenta y le gatilló a escasos centímetros, sin que salga el proyectil del arma, quedando la imagen grabada en un video que inmediatamente se virilizó y ocupó todos los medios de noticias. A las pocas horas y en cadena nacional el presidente Alberto Fernández, en una perfecta coordinación con las agrupaciones y sindicatos afines, anunciaba un feriado nacional para el día viernes, que se dio con movilizaciones a plaza de mayo de militantes y movimientos del mismo color político que el gobierno.

Cristina Kirchner 20220901
El atentado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Nuevamente, el presidente volvió a querer rendir pleitesía a su vicepresidente calificando el hecho como “el más grave que ha sucedido desde que hemos recuperado la democracia”, este intento de reverencia ya había tenido lugar, unos días antes cuando realizó una advertencia cuasi mafiosa al sostener: “Hasta acá, Nisman se suicidó; espero que no haga algo así el fiscal Luciani”. Alberto mostro su ineptitud discursiva, desconociendo los atentados sufridos por Alfonsín, la misma muerte dudosa –según su madre - de Carlos Menen Jr., los atentados a la Embajada de Israel, a la AMIA, el asesinato del fiscal Nisman, y las amenazas de muerte sufrida por dirigentes y ex funcionarios que denunciaron la matriz de corrupción del Kirchnerismo, como la Dra. Elisa Carrió, Mariana Zuvic, Paula Oliveto y Javier Iguacel.

El oficialismo junto con las movilizaciones salió de manera articulada a llamar a sesiones extraordinarias en el Congreso nacional, en las legislaturas provinciales y en los concejos deliberantes de los municipios de todo el país, para acaparar la escena política con repudios al atentado. Del lado de Juntos por el Cambio, varios dirigentes tardaron en reaccionar y se mostraron dubitativos, seguramente esperando los resultados de los focus group, para ver qué piensa su electorado y no decir frases, que pueden llegar a sentir, pero que no le pueden gustar a su electorado. Otros que lo hicieron rápidamente volvieron a equivocarse por su afán de obtener pantalla realizando una mala lectura, solo algunos pocos llamaron a la paz social ya tratar de ni tirar más nafta al fuego.

Sin el PRO en el recinto, los diputados expresaron su repudio al ataque contra Cristina Kirchner

Tal vez lo más preocupante de esta oposición, es la falta de lectura de varios dirigentes de la realidad, lo que demuestra que, pocos tienen determinación y están convencidos de los cambios que hay que hacer y que exige la ciudadanía, otros siguen rehenes de las encuestas y temerarios por perder los privilegios otorgados por el sistema político, sin entender que esa falta de determinación para realizar cambios y marcar lo que está mal, tal vez los condene nuevamente al fracaso.

Es manifiesto el repudio del hecho y que la Argentina no soporta una muerte más; por eso, es el momento en donde más se debe reforzar la custodia del fiscal Luciani y su equipo, como el de los jueces que deben dictar sentencia en la causa de Vialidad, hoy está claro que cualquiera puede sacar un arma y matar. No podemos depender de la suerte de si sale la bala o no.

*ABOGADO
Jefe de Despacho del Dip. Luciano Bugallo
Referente de la Coalición Cívica ARI de Luján